ÚLTIMOS ARTÍCULOS

24/3/17

La Torre Oscura / Primer Poster



La Torre Oscura / Primer poster
Entre los años 1982 / 2004 Stephen King publico una saga de ocho novelas bajo el título de La Torre Oscura, en dicha saga se nos explicaba las aventuras de Roland Deschain y su épica búsqueda de la Torre Oscura, un lugar que se supone es el centro de convergencia de todos los universos, para intentar recuperar el orden pre-establecido entre los diferentes mundos y evitar su total destrucción. No hace falta decir que la importancia de esta obra dentro de la trayectoria literaria del bueno de King es inmensa, ya que la saga también se interrelaciona con diferentes novelas y cuentos del autor, creando un complejo entramado que hace las delicias de todos los entusiastas seguidores.
Idris Elba como Roland Deschain / La Torre Oscura 2017
Desde el año 2007 han habido insistentes rumores sobre la adaptación cinematográfica de la saga (en tres entregas) y una posible serie televisiva producida por la HBO, no sé si estas intenciones llegaran a buen puerto (me parece muy poco probable), lo que sí puedo confirmar es que el próximo 4 de agosto se estrena en España La Torre Oscura, y teniendo en cuenta las palabras de Stephen King más que una adaptación es una secuela-reboot, cuya acción transcurre a continuación de los libros, eso sí manteniendo la esencia de original de la saga. Sea como sea me apetece ver en pantalla grande las aventuras del pistolero Roland, a pesar de que este universo creado por el escritor de Maine no es de fácil plasmación visual, veremos en que acaba la cosa; por el momento os traigo el primer poster oficial y algunas imágenes. Esperemos su estreno y en ese momento ya realizare un post completo sobre la saga literaria y su primera aproximación cinematográfica.
Matthew McConaughey como el Hombre Negro / La Torre Oscura 2017
Bueno amigos de El Terror Tiene Forma, por hoy ya está bien, sed buenos y pasad un agradable fin de semana. Saludos!
FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA

FICHA TÉCNICA
Título: LA TORRE OSCURA / THE DARK TOWER (2017 / Usa / Color)
Director: Nikolaj Arcel      
Segunda Unidad: Brett Hodgkinson / Hercules Malan / Isabel Martens / Lynette Mitchell / J.J. Perry / George Marshall / John Silvestri / Shamiel Soni / Christian Vendetti / David H. Venghaus 
Productor: Stephen King / Ron Howard
Diseño de Producción: Christopher Glass
Guión: Nikolaj Arcel / Akiva Goldsman / Anders Thomas / Jeff Pinkner / Stephen King
Edición: Alan Edward Bell / Dan Zimmerman
Fotografía: Rasmus Videback
Dirección Artística: Audra Avery / Yuri Bartoli / Patrick O'Connor / Catherine Palmer / Guy Potgieter.
Música: Junkie XL
Maquillaje: Marika Weber / Nadine Prigge / Megan Tanner / Clinton Aiden Smith / Felicity Bowring / Ruth G. Carsch / Jennifer Jefferson / Kerry Skelton 
FX: Lise-Marie Bothma / Cory Candrilli / Pete Kelley / Kerry Skelton
      
FICHA ARTÍSTICA
Katheryn Winnick, Matthew McConaughey, Idris Elba, Abbey Lee, Jackie Earle Haley, Nicholas Hamilton, Claudia Kim, Fran Kranz, Alex McGregor, José Zúñiga, Tom Taylor, Paul Riley Fox, Karl Thaning, Ella Gabriel.

22/3/17

Malpertuis (1971)

Malpertuis / Jean Ray / Portada libro
No es fácil escribir sobre esta adaptación cinematográfica de la excelente novela del escritor belga Jean Ray. Como cualquier propuesta que se salga de los cánones normales, Malpertuis, crea un universo propio y particular que no es del gusto de todos los aficionados, como es normal las opiniones vertidas sobre ella tienen su hábitat en los extremos más alejados, para unos es una obra maestra, para otros una bazofia de proporciones épicas; lo cierto es que no deja indiferente a nadie y por ese motivo ha sido maltratada y ninguneada durante bastantes años.
El film nos cuenta la siguiente historia: Un barco llega a una pequeña ciudad holandesa, Jan (Mathieu Carrière), embarcado como marinero en el navío, decide buscar la casa donde nació, sin embargo pronto descubre que la casa fue demolida años atrás. Poco después descubre a lo lejos una figura femenina que le recuerda a su hermana Nancy (Susan Hampshire) y decide seguirla, la persecución acaba en un extraño burdel donde se desencadena una brutal pelea, en la que toma parte, y como consecuencia de un golpe pierde el conocimiento. Al despertarse, se encuentra en el interior de Malpertuis, una mansión dominada de forma despótica por su tío Cassavius (Orson Welles), que, gravemente enfermo, se encuentra a las puertas de la muerte. Poco antes de fallecer Cassavius convoca a toda la familia que vive entre los muros de la casa, comunicándoles que si quieren su parte de la fortuna, deben vivir recluidos en la casa hasta que sólo uno de ellos quede vivo.
Secuencia de Malpertuis (1971) / Harry Kumel
El film fue dirigido por el realizador de origen belga Harry Kümel, recién salido del rodaje de El rojo en los labios (Les lévres rouges aka Daughters of darkness, 1971), una singular película sobre el tema del vampirismo, afrontó casi sin tiempo para respirar el difícil reto de llevar Malpertuis a la pantalla grande; cualquiera que conozca la novela comprenderá la dificultad de esta adaptación, la estructura narrativa de la misma y la singularidad de la propuesta no ofrecen un camino claro, con lo cual el trabajo de todo el equipo involucrado en la producción no fue nada sencillo.
Secuencia de Malpertuis (1971) / Harry Kumel
Ya desde los primeros minutos el film presenta un claro componente onírico, no en vano Kümel es un experto creador de densas atmósferas, la ciudad aparece distorsionada con una ambientación sucia, decadente y sombría que contrasta con el estallido de color de la escena del burdel, los personajes son exagerados y las interpretaciones algo teatralizadas; todo ello advierte al espectador de que se encuentra ante un producto único, que antepone las sensaciones y sacude con guante de seda la realidad, para introducirnos en un sueño circular donde nada es lo que parece. El film pronto encuentra su estado natural, la mansión, su dueño y los peculiares personajes que por ella pululan, se erigen en la primera mitad del film, como los principales elementos narrativos, y el realizador se entretiene en explorar todos los recovecos y situaciones para dotar, todavía más, de un aura irreal a todo el conjunto. La presentación de Cassavius, bramando como un ogro desde sus aposentos pidiendo comida, y la sucesión de flashes que nos enseñan los múltiples recovecos y la disposición laberíntica de la mansión, forma y desarrolla un escenario perfecto para el resto de película. La casa tiene un peso específico en la película, y se convierte rápidamente en el eje principal de los acontecimientos, un personaje importante dentro del argumento principal. La casa respira y repele, asumiendo su función de receptáculo y a la vez de prisión, escondiendo secretos y arropando conjuras entre sus lúgubres pasillos.
Secuencia de Malpertuis (1971) / Harry Kumel / Orson Wells
A partir de ese momento la historia tiene más dinamismo, pero paralelamente también adquiere mucha más incoherencia, dando la impresión de que Kümel no sabía bien qué camino adoptar y, por momentos, la desorientación del realizador cala también en el espectador. La reclusión obligada de todos los personajes, permite que el protagonista explore toda la mansión, encontrando en su periplo más incógnitas que respuestas a sus preguntas, la sucesión de turbios personajes y la cada vez más ostensible sensación de locura y muerte no tiene un estallido digno de tanta planificación, diluyéndose en la parte final del film debido, en buena parte, a los intentos de dotar a la historia de algo de estabilidad, siendo el compendio de lo escrito la sucesión de sueños entrelazados que lleva a la resolución de la historia.
Secuencia de Malpertuis (1971) / Harry Kumel
Mención especial merece la actuación de Susan Hampshire, que interpreta a tres personajes distintos a lo largo de la película, y, cómo no, la siempre impactante presencia de Orson Wells, que a pesar de aparecer pocos minutos en la película, consigue que su aura permanezca inalterable durante todo el metraje.
Malpertuis es una película extraña, que necesita de la paciencia y complicidad del aficionado para ser visionada; su aura de irrealidad y locura, sus referencias a la mitología griega, su desconcertante montaje, sus múltiples incoherencias y sus innumerables y diferentes estratos de lectura o comprensión, componen un global apetecible pero de difícil asimilación. De notable alto, según mi humilde opinión, es sin embargo una joya cinematográfica que debe ser asimilada en pequeñas dosis, pues no siempre se tienen las ganas y el ánimo para embarcarse y sumergirse en semejante propuesta.
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma.  

FICHA TÉCNICA / ARTÍSTICA / TRAILER
Ficha Técnica
Año: 1971 / Director: Harry Kümel / Productor: Paul Laffargue, Ritta Laffargue, Pierre Levie / Guión: Jean Ferry / Fotografía: Gerry Fisher / Música: Georges Delerue / Maquillaje: John O’Gorman, Claudine Thyrion, Odette Van Der Greyn / FX: Michel Bernard, Jean Pecriaux / País: Bélgica, Francia, Alemania / Duración: 125m. / Formato: 35mm / Títulos alternativos: The legend of doom house / Color
Ficha Artística
Orson Wells, Susan Hampshire, Michel Bouquet, Mathieu Carrière, Jean-Pierre Cassel, Daniel Pilon, Walter Rilla, Dora van der Groen, Charles Janssens, Sylvie Vartan, Jet Naessens, Cara Van Wersch, Jenny Van Santvoort, Fanny Winkler, Robert Lussac, Edouard Ravais, Gella Allaert, Hugo Dellas, Cyriel Van Gent, Mariette Van Arkkels, Rosemarie Bergmans, Marc Didden, Ward de Ravet, Johan Troch, Johnny Hallyday.     



17/3/17

Maléfique (2002)

Malefique, Portada DVD edición española

"Maléfique, un efectivo uso del imaginario Lovecraftiano"

Maléfique, fue el bautizo en pantalla grande de Eric Valette, director que unos años después nos entregaría el inútil remake de Llamada perdida. La película es una propuesta de precario equilibrio, que si bien tiene grandes aciertos también tiene grandes errores, con lo que su visionado se antoja, todavía hoy en día, como un ejercicio de abstracción donde el aficionado debe realizar algún que otro esfuerzo, para integrarse en el argumento e imbuirse de la pesada y, a veces malsana, atmósfera que propone el realizador.
La historia no tiene demasiada complicación: Carrère (Gérald Laroche) es un empresario que ha sido condenado a la cárcel, acusado de ser el cerebro de un fraude económico realizado en su empresa. Una vez en la celda se encuentra con un variopinto grupo de prisioneros, a cada cual más peculiar: Marcus (Clovis Cornillac), un transexual bastante violento, Lassalle (Phillippe Laudenbach), un asesino obsesionado con los libros y Pâquerette (Dimitri Rataud) un ser algo retrasado con tendencias al canibalismo (bueno en realidad come todo lo que encuentra a su paso) y a la auto mutilación. Transcurridos unos días, Carrère, encuentra escondido en uno de los muros de la celda, lo que parece ser un diario escrito por un antiguo preso, sus páginas están llenas de fórmulas y sortilegios de magia negra, también se entera de que ese diario perteneció a Charles Danvers (Geoffrey Carey), un brutal asesino que desapareció sin dejar rastro de la celda donde estaba confinado. Casi por casualidad descubren que los hechizos funcionan y los presos deciden utilizarlo para escapar de la prisión. Como es normal, nada es lo que parece y la tan ansiada liberación tiene un alto precio, que deberán pagar. 
Maléfique / escena de la película
Muy a menudo descrita como un cruce entre The Cube y Hellraiser (algo tiene de eso), Maléfique es ante todo, una película que necesita de la interpretación, siendo esta su principal baza; tenemos cuatro presos, una celda y un libro de ocultismo, por lo que el ritmo lo tienen que marcar los actores, y este es uno de sus principales inconvenientes; las personalidades de los personajes (y por consiguiente algunas de las secuencias) están muy exageradas, rozando, y a menudo sobrepasando, los límites lógicos donde tendría que potenciarse el argumento, logrando que la necesaria credibilidad para dar vida a la trama se vea muy mermada y diluida. Prescindiendo de este hecho, el film busca el equilibrio entre el poco presupuesto y la arriesgada historia que pretenden contarnos, en este sentido el realizador sabe manejar el limitado espacio, creando una telaraña bastante consistente donde la atmósfera lograda es su bien más preciado, a parte de este acierto también es loable el efectivo uso del imaginario Lovecraftiano, haciendo que esa influencia, o veladas referencias, no queden falsas ni ridículas, adaptando la esencia del escritor de Providence con mucho acierto.
Maléfique / escena de la película
Maléfique / escena de la película
La duración de la película (90 minutos) está acorde con el planteamiento argumental, si bien no puede evitar caer en uno de los errores más habituales de una ópera prima, que no es otro que el desarrollo lineal de la historia en sí; se pierde demasiado tiempo en presentar a los personajes, dilatando en exceso todo lo que rodea a la vida que llevan en prisión y a los diferentes motivos que los han conducido allí; la película se anima un poco cuando aparece el grimorio, los primeros encantamientos y las consecuencias de los mismos, siendo aquí cuando el film alcanza más intensidad y poder visual, sin embargo el film ya lleva más de una hora, el “the end” está cerca y al director no le queda otra salida más que acelerar los acontecimientos, llevándonos a un final algo caótico y apresurado, que desvirtúa el global del film. Un poco más de síntesis en la primera parte y algo más de profundidad y tensión en la segunda, son los elementos que más se encuentran a faltar.
En cuanto a los efectos visuales y especiales, nada que decir, correctos en su concepción visual y efectivos en su crudeza, en especial una de las muertes; van relacionados directamente con el magro presupuesto del que disponían, por lo tanto un buen trabajo en este apartado.
Maléfique fue muy sobrevalorada en su momento, el tiempo, como es normal, la ha dimensionado en su justa medida, dando como resultado una película que, si bien, es apreciable en su contexto general sí que tiene algunas carencias que lastran considerablemente el resultado final. El film tiene tantos detractores como admiradores y ambos bandos tienen su parte de razón; para el aficionado al género que se acerque a ella por primara vez, sólo recomendarle que no se asuste por el ritmo más bien lento de los acontecimientos, Maléfique necesita algo de paciencia y también de complicidad, si se consigue eso, la película depara buenos momentos de terror, sangre y rollo malsano.
Bueno, por hoy ya está bien, mañana más. Saludos amigos/as de El Terror Tiene Forma.    

FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA
Ficha Técnica
Año: 2002 / Director: Eric Valette / Productor: Olivier Delbosc, Marc Missonnier, Franck Ribière / Guión: Alexandre Charlot, Franck Magnier, François Cognard / Fotografía: Jean-Marc Bouzou / Música: Eric Sampieri / Diseño de Producción: Olivier Raoux / Maquillaje: Mélanie Gerbeaux, Sébastien Imart, Annabelle Petit, Michel Vautier / Efectos Visuales: Matthieu Chatelier / FX: Guillaume Castagné, Nicolas Darrot, Pierre-Paul Jayne, Jacques-Olivier Molon, Perrine Poirier, Antoine Rivière, Jean-Claude Schifrine / País: Francia / Duración: 90m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.85: 1 / Color / Presupuesto: 1.000.000 €
Ficha Artística
Gérald Laroche, Philippe Laudenbach, Clovis Cornillac, Dimitri Bénureau, Félicia Massoni, Geoffrey Carey, Paul-Alexandre Bardela, Boris Lutz, Nelson Jourdan, César Castagné-Favali, Yves Arnault, Benjamin Haddad, Thierry Cazal, Olivier Bouana, Pascal André, Tayeb-Akim Boudina, Jean-Marc Capo, Yasmina Zekkour-Ferhat, Alain Bouzigues.