Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

24 julio 2016

Jesus Marti

SATANÁS / THE BLACK CAT (1934)

The black cat, 1934
Hoy vamos a ocuparnos de un director maldito (Edgar G. Ulmer) y de una de sus películas más extrañas y enfermas de toda su carrera. Si os parece, vamos a sumergirnos en The Black Cat, una de las pocas películas góticas sin castillos polvorientos de por medio y con una gran dosis de perversión insana. Vamos a ello.   
Sinopsis: Peter Alison (David Manners) y su joven esposa Joan Alison (Julie Bishop) emprenden un viaje por tren con destino a Hungria para celebrar su luna de miel. Durante el trayecto conocen a un misterioso personaje llamado Vitus Vendergast (Bela Lugosi), que se dirige a visitar a Hjalmar Poezig (Boris Karloff), un viejo “amigo” con el que tiene unas cuentas pendientes. Una vez en su destino el coche que los transporta al hotel tiene un accidente y el chofer muere, Joan resulta herida y Vendergast les propone alojarse en la mansión de su amigo. A partir de ese momento, se ven inmersos en una pesadilla de venganza, satanismo y muerte.
Edgar G. Ulmer, de origen austríaco y con un currículum que ya quisieran algunos para sí (había trabajado con F.W. Murnau y Fritz Lang entre otros), dirigió en el 1934 The Black Cat o Satanás, como se la conoce por éstos lares. Con un resultado un poco irregular pero, no obstante, atractivo, une en sus escasos 65 minutos diversas influencias  patentes en toda la carrera del realizador. Por éste motivo en el largometraje las imágenes y secuencias que recuerdan al expresionismo, con sus constantes juegos de luces y sombras, dominan buena parte del metraje dándole un aire muy original y bastante malsano al resultado final.
Basada en el relato de Edgar Allan Poe de mismo título, aunque lo de basada es bastante generoso, ya que el guión fue reescrito unas cuantas veces y al final poco o nada quedó del cuento. De todas maneras éste detalle es poco importante, lo normal por esa época era realizar adaptaciones que se alejaban mucho del original, lo que verdaderamente importaba era el resultado y, en este caso, es una gratificante serie b con muy buenas intenciones y algunas escenas verdaderamente conseguidas.

Karloff y Lugosi en The Black Cat
     
Antes de que se me olvide conviene mencionar que, como el mismo Ulmer dijo, el film era un homenaje a Poe, pero que realmente la figura que inspiró toda la trama fue la de Alesteir Crowley (famoso satanista) que vivió una vida digna de un serial televisivo. 
The Black Cat, reúne por primera vez delante de las cámaras a dos de los actores por excelencia del cine de terror de los años ’30. Karloff y Lugosi, ofrecen todo un recital de interpretación (muy sobrio Karloff, bastante sobreactuado Lugosi) y que pasan sin contemplaciones por encima (como un tren de carga a toda velocidad) de la pareja protagonista (el matrimonio Alison), bastante insulsa e inocua. Por supuesto Ulmer explota sabiamente la química entre los dos grandes, se entretiene con sus aviesas miradas, se recrea con la emotividad de los rostros, juega con las luces y las sombras para lograr la máxima inquietud posible en el espectador, carga las tintas y explora sin miedos las mentes depravadas de los protagonistas, en las que el juego de la venganza (Lugosi) se convierte en el eje  y principal motivación en su vida.
Mención aparte merece el amplio repertorio de maldades presentadas; desollamiento, necrofilia, parafilias y obsesiones varias, satanismo y sexualidad malsana, como podéis ver todo un catálogo de perversiones que provocó a Ulmer no pocos quebraderos de cabeza para esquivar la alargada sombra de la censura.
impresionante secuencia de The Black Cat
Otra de las características principales de Satanás es la sabia utilización por parte del realizador de los pocos recursos que tenía entre sus manos, un arte en el que Ulmer era un absoluto maestro. El escaso presupuesto (sobre los 90.000$) es utilizado hasta sus últimas consecuencias, un par de decorados, mucha imaginación y un especial amor por los detalles nimios pero escalofriantes, dotan al film de una atmósfera peculiar, consiguiendo convencer plenamente a los aficionados que se acercan a la película dispuestos a disfrutar sin complejos de este tipo de propuestas. Los dos decorados mencionados se dividen en el diseño y la arquitectura (totalmente Bauhaus) de la casa donde habita Karloff, que a pesar de ser geométricamente perfectos y modernos (o tal vez por eso) provocan mucho desasosiego e intranquilidad; por otra parte el sótano y la escalera que conduce a él, rodados por el cineasta a partir de los trazos marcados por el expresionismo, dan fe del tipo de película que estamos viendo. Satanás es un film de contrastes continuos, una pesadilla en un ambiente normal o un sueño dentro de una pesadilla, sea como sea, Ulmer se empeña en destacar los componentes del relato más macabros enmarcados dentro de una metáfora sobre la capacidad del ser humano para generar maldad, odio y violencia, consiguiendo crear lo que en su tiempo se denomino “la primera película norteamericana de terror psicológico”.
the black cat reune a unos excepcionales Karloff y Lugosi
En fin, una de esas joyas semi olvidadas que ofrecen muchas cosas al amante del género fantástico. Gótica, perversa y malsana se ha convertido con el paso del tiempo en un clásico único en su género y a pesar de algunos tropiezos en el ritmo y el guión la función es plenamente aconsejable. Una peli y un director a recuperar a la voz de ya!
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma.


FICHA TÉCNICA
Título V.O.:  THE BLACK CAT (1934 / USA / 65' / Blanco y Negro)
Título: SATANÁS
Director: Edgar G. Ulmer
Guión: Peter Ruric / Edgar G. Ulmer / Tom Kilpatrick
Basada: Relato de Edgar Allan Poe.
Música: Heinz Roemheld
Edición: Ray Curtiss
Dirección Artística: Charles D. Hall
Departamento Artístico: Edgar G. Ulmer
Efectos Visuales: Jack Cosgrove / John P. Fulton / David S. Horsley / Russell Lawson
Maquillaje: Jack Pierce
FICHA  ARTÍSTICA
Boris Karloff, Bela Lugosi, David Manners, Julie Bishop, Lucille Lund, Henry Armetta, Egon Brecher, Albert Conti, John Carradine (sin acreditar), Anna Duncan (sin acreditar)

 

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!!