Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

26 noviembre 2010

Jesus Marti

WEIRD TALES

La mítica revista 'pulp' Weird tales
Corría el año 1929 y Estados Unidos se ve envuelto en el principio de una gran crisis financiera conocida como La Gran Depresión que se extendería durante casi una década provocando una devastación económica y social sin precedentes. Miles de estadounidenses hambrientos y sin trabajo recorrían todo el país en busca de, simplemente, algo que llevarse a la boca, siendo sus fuentes de información y entretenimiento básicamente la radio y unas sencillas revistas editadas con papel barato, con portadas muy llamativas y con un precio muy popular (entre 10 y 20 centavos). Los llamados Pulp Magazines llenaban sus páginas de relatos divididos en sucesivas partes (serializado) que tocaban todos los temas que pudieran distraer y llevar la imaginación de sus lectores lejos de las penurias diarias que tenían que vivir. De esta manera los relatos de viajes exóticos, detectives, gángsters, mujeres fatales, ciencia ficción o terror tenían un vehículo ideal para darse a conocer y crearon con el tiempo un culto que perdura hasta nuestros días.
A principios del año 1923, una revista llamada Weird Tales, ve la luz. El primer número fue financiado del propio bolsillo por un veterano periodista, a partir de ese momento y durante catorce entregas el responsable del magazine fue Edwin Baird, posteriormente fue sustituido por Farsnworth Wrigth que a la postre fue quien consiguió que la publicación se convirtiera en una de las más importantes (sino la más) del sector.
Por las páginas de Weird Tales desfilaron los mejores escritores de la época y también algunos clásicos. H.P. Lovecraft, Edgar Allan Poe, Robert E. Howard, Clark Ashton Smith, Robert Bloch, Sax Rohmer, Seabury Quinn, Ray Bradbury, Richard Matheson o Fritz Lieber entre otros; dieron calidad a cambio de unos pocos dólares (centavo por palabra) y consiguieron que la revista entrara en su edad de oro.
Weird Tales Marzo 1924
No sería justo olvidarnos de los artistas que se encargaron de esas magníficas portadas, geniales ilustraciones que dieron a la revista  un sello distintivo y una marca de fábrica inconfundible. Gente como Virgin Finlay (autor de la cubierta del número dedicado a Poe, que con el paso del tiempo se ha convertido en una de las más famosas de Weird Tales), Ray Quigley, Matt Fox (inconfundible estilo), Hannes Bok o Margaret Brundage, entre otros muchos, pusieron cara y ojos a los terrores surgidos de la imaginación de los escritores y deleitaron a los lectores con dibujos que ya son parte del panteón del género fantástico por derecho propio.        
Como se puede ver Wright, como director de la revista, dio la oportunidad a muchos jóvenes escritores e ilustradores de batirse el cobre por primera vez en su vida y, desde luego, no se le puede acusar de falta de visión comercial.
Con la muerte de Lovecraft y Howard la revista inició un lento declive, los tiempos cambiaban y la irrupción de nuevos medios de comunicación la fueron arrinconando lentamente. En junio de 1940 Wright fallecía, catorce años más tarde (septiembre de 1954) la revista cerraba sus puertas definitivamente, dejaba para la posteridad 279 números y una legión de fans desconsolados.
Portada de Weird Tales
Desde la década de los setenta hasta nuestros días ha habido sucesivos intentos de resucitarla, pero ya sea por la poca calidad esgrimida, por políticas editoriales absurdas o, simplemente porque el mercado ya no entendía ni acogía éste tipo de publicación, la resurrección a quedado en el más absoluto de los olvidos. Quizá sea mejor de esta manera, no se puede recuperar el esplendor perdido y la época que estamos viviendo no creo que sea la idónea para una propuesta de éstas características.   
La influencia de la revista original ha sido y es notoria, los números se cotizan a precios muy elevados en el mercado del coleccionismo actual y grandes autores contemporáneos se confiesan fans acérrimos. Lo que es indudable es que la apuesta de Weird Tales fue valiente, no exenta de motivación económica, pero valiente de todas maneras, pues sin ésta publicación muchos de los escritores que son actualmente considerados maestros, a lo mejor, no hubieran podido publicar ni un mísero relato, con el consiguiente perjuicio para la humanidad.
Os dejo un enlace con una cojonuda página que recoge toda la producción de Weird Tales, sus portadas y los relatos publicados en cada número ¡una gozada vamos!, que aproveche!! Pincha aquí.
Por hoy ya está bien, próximamente más, o eso espero.
Un saludo

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »