Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

03 noviembre 2010

Jesus Marti

William Hope Hodgson (Parte 1)

Hodgson, uno de los maestros de la literatura fantástica
Con el escritor William Hope Hodgson doy inicio a una serie de artículos en El Terror Tiene Forma dedicados a los escritores del fantástico y del terror más importantes e influyentes de la historia. Escritores como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft, Arthur Manchen, Robert E. Howard o el mencionado Hodgson, entre otros muchos, crearon con sus relatos y novelas la base del terror y la fantasía actual, su influencia es notable en todos los ámbitos artísticos actuales y curiosamente muchos de ellos nunca conocieron las mieles del éxito. Los artículos contendrán una breve biografía, comentarios de sus mejores obras y las adaptaciones al cine (en caso de que las halla).
Hodgson es considerado uno de los padres de la literatura sobrenatural, el mismo Lovecraft lo tenía por una referencia indiscutible, su maestría en aunar el ambiente marino y las atmósferas sobrecogedoras no tiene parangón, la mar, para el autor, siempre era una vasta inmensidad llena de horrores inimaginables, presencias fantasmales que conducían a sus personajes a situaciones límite que siempre los empequeñecían y desbordaban quedando abrumados por la grandeza de los sucesos a los que tenían que enfrentarse. Pero no sólo de la mar escribe el hombre, siendo también del agrado del autor embarcarse en los horrores que habitan en los abismos del espacio-tiempo siempre vigilados por seres terroríficos y custodiados por deidades colosales e inhumanas. Nada mejor para iniciar éste artículo que unas frases escritas por el propio Lovecraft en su ensayo "El horror en la literatura" acerca de la novela “The Night Land”: “…formas y entidades de una especie inconcebible y absolutamente inhumanas - merodeadoras del mundo negro, abandonado e inexplorado por los hombres, al exterior de la pirámide- están sugeridas y parcialmente descritas con fuerza impresionante; mientras que el paisaje de la tierra nocturna, con sus abismos y laderas y volcanes agónicos, alcanza un terror casi palpable bajo el trazo del autor…”    

Biografía
William H. Hodgson, vio la luz en el año 1877 (dato no muy fiable) en Blackmore End, Essex (Gran Bretaña), hijo de un sacerdote anglicano de nombre Samuel Hodgson y de Lissie Sarah Brown, fue el segundo vástago de un total de doce. El padre de Hodgson, debido a su profesión, cambiaba constantemente de lugar de residencia, por lo que la educación del niño fue, en muchos casos, casi privada. A la edad de 13 años se escapa del colegio con el fin de convertirse en marinero, es descubierto y devuelto al hogar donde su padre intenta convencerle de lo descabellado de su idea, el joven no da su brazo a torcer y su padre se ve obligado a concederle el permiso para embarcarse en un navío mercante, así es como a los 14 años Hodgson surca los mares de todo el planeta durante un periodo de ocho años. Paralelamente su padre fallece y su familia se ve obligada a vivir de la caridad. El joven vuelve y durante dos años cursa estudios en una escuela especializada de Liverpool para finalmente aprobar los exámenes de oficial. Pronto vuelve a la mar y se aficiona a la fotografía convirtiéndose en un experto en ese arte. Vuelve a tierra firme cansado de lo que él denominaba “una vida de perros”, aprovechando su buena forma física decide abrir un gimnasio y  dar clases en este. A la vez también se dedica a dar conferencias acompañado de las fotografías que había tomado en sus viajes. En esa época inicia colaboraciones con algunas revistas literarias y algunos de sus textos (cultura física o temas de marinería principalmente) son publicados.
En el año 1904 publica en el Royal Magazine su primera historia de ficción (The Goddess of Death) y este hecho provoca que su carrera como escritor se confirme. A partir de ese momento no cesó en su actividad literaria, vendiendo sus relatos cortos a ambos lados del charco en revistas pulp de la época y editando personalmente sus cuatro novelas y un libro de poemas.
En el año 1913 conoce a Betty Farnworth que se convertirá, pocos meses después en su esposa. De mutuo acuerdo deciden residir en Paris, desde esa ciudad Hodgson continúa su actividad literaria hasta que el estallido de la Primera Guerra Mundial interrumpe todas sus actividades, Hodgson vuelve a Inglaterra y se alista en el Cuerpo de Caballería. En 1916 es herido en combate y deja el servicio activo durante un tiempo aprovechando para volver a escribir. A finales del año 1917 se incorpora otra vez a filas, entrando en acción rápidamente, pocos meses después, concretamente el 19 de abril 1918, encuentra la muerte por la detonación de una granada, su cuerpo nunca fue encontrado. El 2 de Mayo del mismo año el periódico The Times notificó su muerte oficialmente.
Obra / Novelas
Hodgson descubrio en la mar un oceano de inspiración
En el año 1907 se publica su primera novela Los botes del “Glen Carrig” / The boats of the Glen Carrig, en él se nos narra la odisea, después de un naufragio, de unos marineros a bordo de los botes de salvamento del navío Glen Carrig. Navegando a través de una interminable extensión de agua completamente cubierta de algas, bajo la cual habitan horripilantes monstruos marinos que intentan acabar con sus vidas. Esta es a grandes rasgos la historia, no voy a desvelar más, pues es un libro que hay que leer, hay que sumergirse en sus páginas y  dejarse llevar sin titubeos al escalofriante mundo que su autor nos propone. Muy recomendable.   
En 1909 se publica la que es su obra maestra, House on the borderland / La casa en el confín de la tierra, en esta novela Hodgson ya es un especialista consumado en crear atmósferas oprimentes y terroríficas, con una imaginación desbordante nos sumerge  en una pesadilla llena de elementos extraños y antinaturales, que transporta al lector a un sorprendente y alucinógeno viaje en el espacio-tiempo. La trama no es demasiado complicada, dos amigos se dirigen a una remota aldea situada al oeste de Irlanda con el ánimo de pasar una amena jornada de pesca en un río descubierto por uno de ellos anteriormente. Descendiendo río abajo descubren unas lóbregas e inhóspitas ruinas de una antigua mansión y encuentran un antiguo manuscrito medio hundido en el fango, el manuscrito resulta ser el diario de alguien que vivió en esa mansión durante mucho tiempo. A partir de ese momento descubren asombrados una terrorífica historia.
Realmente una obra maestra. Por el año 2003 se publicó una versión en cómic de esta novela dibujada por Richard Corben y con guión de Simon Revelstroke y el mismo Corben. Os sugiero que si tenéis oportunidad os la miréis pues la esencia y atmósfera de la obra original están muy bien conseguidas.   
Su tercera novela vio la luz en el año 1909, titulada Los Piratas Fantasmas / The Ghost Pirates, es otro muestrario completo de los horrores y atmósferas oprimentes tan del gusto del autor y se erige por derecho propio en la novela cumbre de las historias de fantasmas que tienen por escenario la mar.
La novela narra la historia del Mortzestus, un navío que jamás ha completado dos navegaciones con la misma tripulación y que tiene una reputación de barco maldito. El narrador es Jessop, un marinero que cuenta los avatares del último, trágico e inquietante viaje del barco. 
Esta novela, según el mismo autor, cierra una trilogía con las dos anteriormente mencionadas, en éstas se juntan todas las obsesiones y temáticas propias de Hodgson: la aventura, el misterio, los horrores abisales, las sombras fantasmales y los terrores primigenios, logrando cerrar un círculo perfecto de gran literatura sobrenatural.
Esta trilogía está editada en nuestro país por Valdemar en su colección Valdemar Gótica en un soberbio tomo titulado Trilogía del Abismo, (un día de éstos tengo que hacer un artículo sobre esta gente ya que su labor editorial habría que ponerla en un altar).
Su cuarta novela vio la luz en el año 1912. The Night Land / El País de la Noche es la obra de Hodgson más extensa y barroca, en ella se desborda toda la imaginería habitual del escritor, poblando sus páginas de un mundo extraño con seres indescriptibles como telón de fondo para desarrollar una historia de amor, una historia de amor que es el factor determinante para no poder decir que es una novela perfecta, porque los párrafos dedicados al romanticismo son demasiado extensos, empalagosos y quitan toda la fuerza a los elementos sobrenaturales de la narración. De todas maneras una lectura muy disfrutable para los incondicionales de este escritor, pues difícilmente se pueden superar las descripciones, los sucesos narrados y la prosa imaginativa de esta gran obra.
Hasta aquí la primera parte, en el siguiente artículo comentare los relatos cortos y la conexión con el mundo del cine.
Un saludo y hasta la próxima.


Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Demente
AUTHOR
7 de enero de 2011, 2:03 delete

Leí La casa en el confín de la tierra hace unos diez años y aún no he encontrado un escritor que me produzca más inquietud... Enhorabuena por el blog.
Saludos!
Zeta Ibarzo

Reply
avatar
J. Martí
AUTHOR
7 de enero de 2011, 8:30 delete

Tienes toda la razón, Hodgson es uno de los escritores más grandes de la literatura fantástica. Un placer tenerte por esta páginas. Un saludo

Reply
avatar