Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

30 diciembre 2010

Jesus Marti

Puerta al infierno / Knocking on death’s door (1999)

Tan avispado como siempre, Roger Corman, produjo en el año 1999 esta película con el trasfondo de casa encantada y la esperanza de pillar parte del pastel económico que este sub-genero, en plena explosión de remakes en esos momentos, estaba generando.
La sinopsis del film es bastante sencilla: Brad y Danielle Gallagher (dos recién casados,  ambos especialistas en sucesos paranormales) reciben el encargo del profesor Ballard (John Doe), de adquirir y estudiar una antigua mansión que históricamente ha sido fuente de actividades paranormales. Una vez en el lugar, las manifestaciones no tardan en hacer acto de presencia. Poco a poco descubren, con la ayuda del medico del pueblo (David Carradine), que el fantasma de un niño autista puede ser el causante del problema sin darse cuenta que el verdadero enemigo esta más cerca de lo que creen.  
Como podéis ver Puerta al Infierno tiene todas las características de una serie B de bajo presupuesto que, a simple vista, no ofrece nada nuevo al espectador, así las referencias a anteriores películas de misma temática  es continua, la línea argumental no se separa de los parámetros ya marcados (prologo, acontecimientos extraños y clímax final con sorpresa incluida) y los mecanismos para provocar tensión son, también, los usuales. Para colmo de males el film contiene bastantes fallos en la narración secuencial de los acontecimientos y provoca no pocas dudas al espectador, que en ciertos momentos puede verse un poco perdido.
A pesar de lo anteriormente expuesto, el film no se convierte en un mero ejercicio de rutinaria explotación sin más, poco a poco la historia contada logra interesar al aficionado (tengo que reconocer que se tiene que estar un poco predispuesto) y marca algunas líneas de guión y dirección ciertamente interesantes. De esta manera nos encontramos con una dirección, a cargo de Mitch Marcus, muy clásica, de ritmo lento y pausado, siempre buscando crear la tensión necesaria en base al devenir de los acontecimientos y haciendo especial hincapié en la forzada relación entre los dos protagonistas, relación que, salpicada por un adulterio cometido por la protagonista con el jefe y mentor de ambos, provoca no pocas desavenencias y que parece ser la fuente de los sucesos paranormales que están viviendo. Las escenas de los ataques y apariciones del espíritu o fantasma están, en su gran mayoría, bien resueltas (a pesar del poco presupuesto) y en algún momento del film consiguen inquietar al espectador. Por otro lado los personajes secundarios (David Carradine y John Doe) crean el cemento necesario para que el encadenamiento de las situaciones sea justamente creíble.
La sensación final que queda es que el film navega entre varias aguas y no sabe decidirse por ninguna. Es cierto que el eje de la película es de temática sobrenatural, pero la tensión sexual implícita en todo el metraje y la incursión de una sub-trama, más propia de una película de misterio (o suspense), provocan una sensación de desorientación bastante palpable y son las principales culpables de que la película no acabe de arrancar en ningún momento.
En fin, un producto recomendado para fans de las casas encantadas y de las apariciones fantasmales, otro tipo de aficionado no creo que encuentre en ella muchos puntos de interés.
Algunas curiosidades:
-         John Doe (profesor Ballard en la película) fue miembro fundador de la influyente banda de punk rock X, También estuvo casado con la cantante de dicha banda: Exene Cervenka
-         Fue la última película del magnifico actor William Hickey, recordado por películas como El estrangulador de Boston (1968) o La centinela (1977), series de televisión como Historias de la cripta o Más allá del límite y que también puso la voz del Dr. Finklestein en la maravillosa película de animación Pesadilla antes de Navidad.  

Puerta al infierno fue editada en DVD en nuestro país por SAV, la edición es a palo seco.
Como siempre ficha técnica, artística y trailer.
Un saludo.

Ficha Técnica
Año: 1999 / Director: Mitch Marcus / Productor: Roger Corman   Guión: Craig J. Nevius / Música: Michael Portis / Fotografía: Harry C. Box / Maquillaje: Grainne Daly / FX: Ger Fannon, Mike Regan / País: USA (rodada en Irlanda) / Duración: 95m. / Formato: 35 mm. / Color
Ficha Artística
 Brian Bloom, Kimberly Rowe, John Doe, David Carradine, Caroline Rothwell, Stella Feehilly, Colm O’Maonlai, Freda Hand, William Hickey, Richard Farrell, Michael McCabe, Brian Glanney, Stuart Dunne, Brendan Costello, Philip Sweeney  

29 diciembre 2010

Jesus Marti

No abrir hasta Navidad / Don't open till Christmas (1984), Trailer de la semana

Inmersos en medio de estas “entrañables” fiestas, creo conveniente incluir hoy el trailer de la película No abrir hasta Navidad / Don’t open till Christmas (1984). Simpática y entrañable película producida por Dick Randall y Stephen Minasian (recién salidos de Mil gritos tiene la noche), dirigida por Edmund Purdom (en la que sería su única incursión como realizador en toda su carrera) y protagonizada por el mismo Purdom acompañado de Alan Lake, Belinda Mayne y Kevin Lloyd.   
Un saludo y ya sabéis, no es conveniente disfrazarse de Santa.


26 diciembre 2010

Jesus Marti

The Meteors y su Chainsaw Boogie (videoclip de la semana)


Liderados por Paul Fenech, The Meteors es una de esas bandas honestas que nunca defraudan. Como una cohabitación contra natura su particular mezcla de Rockabilly y Punk consiguió que un hijo bastardo, de nombre Psichobilly, se convirtiera en uno de los estilos musicales más salvajes en los, aburridamente insustanciales, años ochenta.  Sus letras están llenas de constantes referencias y homenajes a las películas de terror y de ciencia ficción, por ese motivo esta banda tiene un puesto asegurado en El Terror Tiene Forma. He escogido la canción Chainsaw Boogie… Hummmm!! La sierra mecánica, que recuerdos más agradables.
Un saludo.

25 diciembre 2010

Jesus Marti

ZONAS DVD Y BLURAY

22 diciembre 2010

Jesus Marti

Noche de paz, Noche de muerte (tráiler de la semana)

Como ya tenemos encima las navidades, fechas señaladas para casi todo el mundo, no he podido resistirme a incluir los trailers de las dos primeras entregas de la saga Noche de Paz, Noche de Muerte. Es un Santa Claus un poco especial, pero creo que está bastante bien para los seguidores de El Terror Tiene Forma.
Un saludo muy navideño.








21 diciembre 2010

Jesus Marti

La plaga de los zombies / The plague of the zombies (1966)

La Plaga de los Zombies / Carátula DVDHoy toca una de la Hammer y encima de Zombies. John Gilling (guionista de La carne y el demonio / The flesh and the fiends (1960) o La leyenda de Vandorf / The Gorgon (1964) entre otras muchas), es un director que no tiene tanta fama entre los aficionados como Terence Fisher, pero que sí fue importante para desarrollar (junto a Freddie Francis o Peter Sasdy, entre otros) las coordenadas estilísticas de la mítica productora. Este realizador dirigió en 1966 dos películas de bajo presupuesto (The Reptile y la que hoy nos ocupa) convertidas con el paso del tiempo en loables muestras del cine fantástico bajo el prisma Hammer. La plaga de los Zombies es un film de planteamiento clásico, muy atmosférico y pletórico en su desarrollo, que no aburre en ningún momento. Bebiendo de las fuentes clásicas de éste subgénero (Yo anduve con un zombie de Tourneur y La legión de los hombres sin alma de Halperin se erigen como influencias palpables) reinventa la apariencia visual de esos seres, rejuvenece considerablemente el mito del muerto viviente y plantea algunos novedosos recursos de narración, creando, todo ello, un punto de partida idóneo para La noche de los muertos vivientes (1968) de Romero y films posteriores.

'La plaga de los Zombies, un Hammer menor pero muy interesante'

La película se inicia con un breve crédito inicial, un oscuro ritual vudú con hombres de color tocando tambores, presididos por un hombre blanco (que dirige el ritual) con el rostro cubierto por una demoníaca máscara; ésta secuencia prepara al espectador para el desarrollo posterior de la película y sirve como introducción de ciertos elementos exóticos, que mezclan las raíces africanas con el vudú haitiano y los enquistan, en la sociedad moderna, como una cruel metáfora en la cual el progreso (encarnado por el moderno hombre blanco) se nutre (y necesita) de los antiguos ritos para poder mantener y erigir una posición social predominante sobre el sencillo hombre de a pie; como reflexión, antes de seguir con la sinopsis, creo que está bastante clara la crítica hacia el poder y la opresión, creando otro nexo de unión con la anteriormente mencionada película de Romero.
La plaga de los Zombies, los zombies según Hammer
Después de ésta introducción la película transcurre por senderos más convencionales; Sir James Forbes (André Morell), eminente doctor ya retirado, recibe una carta de Peter Thompson (Brook Williams), uno de sus mejores alumnos que ejerce de médico en una apartada aldea, en la cual muchas personas están falleciendo de manera misteriosa. Intrigado por la misiva, Sir James acompañado de su hija Sylvia (Diane Clare), se dispone a viajar hasta el remoto lugar. Una vez en la aldea, con un recibimiento por parte de los lugareños bastante agresivo, descubre que los cuerpos de los recientemente fallecidos nos están en sus tumbas; paralelamente la mujer de su alumno (Alice / Jacqueline Pearce) desaparece y posteriormente es encontrada asesinada en un solitario páramo. Ayudado por el vicario, descubren asombrados que todos los hechos sugieren que en la aldea alguien está practicando rituales paganos, con el objetivo de crear zombies. Las pruebas apuntan al terrateniente del lugar Clive Hamilton (John Carson) y hacia él dirigen sus investigaciones, encontrando en su camino el horror más absoluto.
La plaga de los Zombies, los zombies según Hammer
Alice convertida en Zombie
La película bascula entre diferentes propuestas, por un lado tenemos la ambientación, atmósfera y pulcritud técnica (características Hammer) muy bien remarcadas; por otro lado Gilling aborda el tema tratado con inusual energía y creatividad, consiguiendo una obra ambigua en muchos momentos (sobre todo en las referencias sexuales) y que emplea la sugestión (sugiere el horror antes que mostrarlo abiertamente) como una herramienta más de tensión, pero Gilling también muestra (cuando la narración lo permite) las escenas más malsanas y perturbadoras sin pestañear, de ésta manera la resurrección (convertida en zombie) de Alice y posterior decapitación; el sueño onírico y angustioso de Peter, que ve cómo los zombies le rodean y uno de ellos lo estrangula o la primera aparición de uno de los zombies, aportan al film unas puntas de emoción muy de agradecer y un ritmo ágil que no todas las películas de Hammer tienen.
La plaga de los Zombies, poster original
Otro punto a resaltar, que ya he mencionado brevemente antes, es la apariencia visual de los zombies, vestidos con sudarios, con un maquillaje bastante superior al utilizado en muchas producciones de la época y, sobre todo, con esas lentillas blancas que refuerzan una (ciega) mirada de tremenda malevolencia y que todavía provocan, hoy en día, algún que otro estremecimiento de terror.
Mención especial merecen André Morell y John Carson, uno en su papel de científico desbordado por los sucesos a los que tiene que enfrentarse, el otro por su maligna y poderosa recreación del malvado Sullivan. En sus respectivos roles ambos están absolutamente brillantes.
Es indudable que entre la filmografía de ésta productora, La Plaga de los Zombies es una obra menor, pero, a título personal, a mí me parece una gran película que curiosamente ha envejecido bastante mejor que algunos títulos contemporáneos bastante más reconocidos. Un título y un director a reivindicar a la voz de ya.
El film fue editado en nuestro país por Manga Video. Como extra, incluía un interesante documental titulado: World of Hammer: Mummies, Werewolves & The living dead.
Ficha técnica, artística y tráiler sirven para despedirme de vosotros.
Hasta la próxima, amigos/as.

Ficha Técnica
Año: 1966 / Director: John Gilling / Productor: Anthony Nelson Keys / Guión: Peter Bryan / Música: Philip Martell / Fotografía: Arthur Gran / Maquillaje: Roy Ashton / Fx: Les Bowie / País: UK / Duración: 90 m. / Formato: 35 mm. / Proporción: 1.85: 1 / Color
Ficha Artística
André Morell, John Carson, Diane Clare, Brook Williams, Jacqueline Pearce, Michael Ripper, Alexander Davion, Marcus Hammond, Dennis Chinnery, Louis Mahoney, Ben Aris, Roy Royston, Tim Condren, Bernard Egan, Norman Mann, Jerry Verno

18 diciembre 2010

Jesus Marti

El espejo de la Bruja / The Witch's mirror (1962)

Brujas, maleficios, asesinatos, fantasmas, venganza, locura, experimentos extraños, amputaciones en vida, ladrones de cadáveres, una mujer desfigurada por las llamas.... Aunque parezca mentira, lo anteriormente mencionado no forma parte del catálogo de horrores de cualquier película moderna, no, todo esto y alguna cosita más, podemos encontrarlo en una película del año 1962 y que hoy en El Terror Tiene Forma vamos, gustosamente, a comentar.
El cine de terror mexicano tiene en su haber grandes películas, semidesconocidas, que son un agradable descubrimiento para los aficionados sin complejos. La película que hoy nos ocupa resalta por varios conceptos, pero su gran característica es la asimilación de múltiples influencias, muy obvias las de Franju y su Les yeux sans visage / Los ojos sin rostro (1960) y de Mad Love / Las manos de Orlac (1935) de Karl Freund y menos obvia, pero también importante para el desarrollo del film, el gusto por el goticismo morboso y terrorífico de directores como Bava o Freda. Sorprendentemente, el film consigue una personalidad propia, que la aleja de producciones menos creativas. El espejo de la Bruja no es una película perfecta, pero contiene gran cantidad de escenas morbosas plasmadas con bastante mala leche, por lo que su visionado es perfectamente recomendable.
La sinopsis es la siguiente: Sara (Isabela Corona) es una bruja con extraordinarios poderes, gracias a un espejo embrujado ve que su ahijada Elena (Dina de Marco) será asesinada por su marido Eduardo (Armando Calvo), eminente doctor, que está enamorado de otra mujer. Incapaz de detener el suceso, verá impotente cómo Elena es envenenada, entonces jura que tomará justa venganza. Meses después Eduardo se presenta en la mansión con su nueva esposa Deborah (Rosita Arenas), a partir de ese momento una sucesión de misteriosos acontecimientos desembocan en un accidente que desfigura completamente el rostro y las manos de Deborah. Eduardo intentará por todos los medios devolver la belleza a su mujer, pero la venganza de Sara no ha llegado a su final.         
El espejo de la Bruja fue dirigida por Chano Urueta, experto realizador con muchos rodajes a sus espaldas y alguna que otra colaboración (años después y en forma de breve aparición) en películas tan importantes como The Wild Bunch / Grupo Salvaje (1969) o Bring me the head of Alfredo García / Quiero la cabeza de Alfredo García (1974) de su amigo Sam Peckinpah. El trabajo realizado demuestra su amor por lo efectos visuales (toda el film es un despliegue creativo en ese sentido) y las historias con toques  macabros.
Los actores responsables de dar vida a los personajes están correctos en su trabajo, en especial Armando Calvo que logra una brillante recreación de un científico obsesionado, a las puertas de la locura, que no duda en emplear cualquier método (por ilegal u horroroso que sea) para conseguir llevar a buen puerto sus experimentos.
Como he mencionado al principio del artículo, el film no ahorra escenas morbosas y es, para la época, bastante atrevido, eso sí, sin salir de los parámetros del gótico, pues toda la película, con un ritmo bastante rápido cosa que se agradece, se recrea en todos y cada uno de los clichés habituales de éste género, así los gatos negros, las sombras demoníacas, los búhos, el cementerio o las apariciones fantasmales son una constante en todo el metraje, aderezados en su justa medida con escenas más virulentas o malsanas (insisto, sin olvidarnos de la época en que está realizada) no exentas de un  encanto inocente.  
Al igual que La maldición de la Llorona (artículo en éste mismo blog), el film demuestra que el cine realizado en México contaba con directores muy interesantes, que, pese a los pocos medios con los que contaban, intentaban crear obras que rompieran los moldes de la cinematografía imperante y que, por supuesto, con el paso del tiempo han devenido en auténticas joyas del género fantástico. Si tengo que darle una puntuación, sería de un 6, ya que no es una obra redonda pero sí muy interesante.   
Curiosidades:
-         El productor Abel Salazar (también ejerciendo de actor en muchas de las producciones), tiene en su currículo muchas más películas de género fantástico entre las que resaltan: El Vampiro (1957), El Ataúd del Vampiro (1958), El Hombre y el Monstruo (1959), El Barón del Terror (1962) o La Maldición de la Llorona (1963).
-         El maquillaje corrió a cargo de María del Castillo, una experta en éstos menesteres que también estuvo involucrada en películas tan interesantes como Museo del Horror (1964), La Loba (1965) o Hasta el viento tiene Miedo (1968).    
Editada por Casa Negra, la calidad del DVD, normal en ésta empresa, es excelente. Remasterizada y restaurada a partir del negativo original (35 mm.) la edición de la película es íntegra. Como extras, a parte del boleto de lotería Casa Negra, tenemos un interesante ensayo sobre Chano Urueta. El audio está disponible en Castellano e Inglés (1.0 mono).
Como siempre, ficha técnica, artística y tráiler a continuación.
Un saludo 

Ficha Técnica
Año: 1962 / Director: Chano Urueta / Productor: Abel Salazar / Guión: Alfredo Ruanova, Carlos Enrique Taboada / Música: Gustavo César Carrión / Fotografía: Jorge Stalh Jr. / Maquillaje: María del Castillo / País: Mexico / Duración: 75 m. / Formato: 35 mm. / Proporción: 1.37: 1 / BN
Ficha Artística
Rosa Arenas, Armando Calvo, Dina de Marco, Isabela Corona, Carlos Nieto, Alfredo Wally Barrón   

17 diciembre 2010

Jesus Marti

Christopher Lee y El Cuervo de Poe


El otro día navegando por la red me encontré con este documento inusual. Rodado por Pere Portabella, en el vemos como Christopher Lee canta un par de fragmentos de dos operas (en concreto de El Holandés Errante de Wagner y Mephisto de Berlioz) y después recita con sentimiento un fragmento de Edgar Allan Poe correspondiente a su famoso poema “The Raven”.
Curioso, muy curioso, por supuesto no me he podido aguantar y lo he incluido en El Terror Tiene Forma como “post” del día.

Aparta tu pico de mi corazón
y tu figura del dintel de mi puerta.
Y el cuervo dijo: “Nunca más”
The Raven / Edgar Allan Poe

Un saludo desde el dintel de la puerta.

16 diciembre 2010

Jesus Marti

DOBLE ASESINATO EN LA CALLE MORGUE / MURDERS IN THE RUE MORGUE (1932)

Poe, Lugosi y un simio, ¿que más se puede pedir?
Siento especial debilidad por Bela Lugosi, no puedo sustraerme a su manera de actuar. Sus oscuras miradas, sus gestos teatralizados y su porte misterioso, terrorífico y también seductor son santo y seña del cine de terror y parte de la historia de este género. Supongo que todas esas películas que vi por televisión cuando era pequeño tenían que dejar su huella y Lugosi es el epítome de esa afición. Paralelamente los cuentos y relatos de Poe y Lovecraft llenaban mis horas muertas (¿muertas?), por lo que comprenderéis que una película que reúna esas dos fijaciones, es por mi parte muy bien recibida.
Murders in the Rue Morgue recrea el relato homónimo de Poe y lo adapta bastante libremente al lenguaje cinematográfico de la época. Robert Florey (experto realizador que acabó sus días en la televisión) fue el encargado de llevar a buen puerto la producción, junto a él, un experimentado equipo de artesanos del horror, encabezados por Karl Freund, Charles D. Hall y  Jack Pierce (el famoso maquillador), dieron forma a la historia, creando una película con todas las constantes habituales de esa época tan cercana en el tiempo al cine mudo.
París, año 1845. El Dr Mirakle (Bela Lugosi), un científico empeñado en confirmar sus teorías sobre la evolución del mono al hombre y su vínculo genético, secuestra bellas mujeres con el fin de someterlas a extraños experimentos que tienen por base el intercambio de sangre, desgraciadamente las mujeres no sobreviven a las pruebas y el doctor se ve obligado a capturar nuevas víctimas para seguir con sus experimentos. Una joven pareja, que conocieron al doctor en una de sus exhibiciones en una feria, se ven involucrados en la trama, ya que la hermosa chica es el próximo objetivo de Mirakle.
Murders in the rue morgue, 1932
La película contiene todos los tics habituales de las producciones de la Universal: en el aspecto positivo podemos mencionar las palpables influencias del cine expresionista alemán, la constante atmósfera neblinosa y opresiva, los espectaculares decorados, siniestros y amenazantes (en especial el sótano donde trabaja Mirakle) y el buen ritmo que consigue que el film sea muy entretenido de visionar; por el lado negativo se puede mencionar la presencia de algún momento pseudo cómico (siempre presente en las producciones de estos años), insertado con el objetivo de rebajar la tensión y morbidez de algunas escenas, porque aunque parezca mentira, éste film rozaba los límites permitidos en la época marcados por el famoso código Hays, ésta censura también provocó algún que otro corte en la sala de montaje, pasando de los 75 minutos previstos a los 61 m. que todos hemos podido disfrutar. También en la parte negativa se podría destacar las personalidades simplistas de los protagonistas, blanco o negro, bueno o malo, héroe o villano, no se profundiza, no hay matices, todo es muy primario y lineal. De todas maneras estas peculiaridades estaban presentes en muchas de las obras realizadas por esos años, y por lo menos a mí, no me molesta en exceso.
Murders in the rue morgue, 1932
Sobrebia recreación de Lugosi en la película Murders in the rue morgue

Como secuencias especialmente memorables mencionaré dos que, todavía hoy en día, me provocan algún leve escalofrío: la silueta de Lugosi (envuelto en la niebla) acercándose frontal y lentamente a la cámara con una expresión entre divertida y diabólica bailando en sus ojos. La otra escena es el experimento con la joven prostituta atada a una cruz en forma de equis, realmente perturbadora y cruel a la vez que onírica, la secuencia pasa por derecho propio a los anales del cine de terror.    
Curiosidades:
-  El traje de gorila (primorosamente construido por Jack Pierce) fue llevado con orgullo y profesionalidad por Charles Gemora (Carlos Cruz Gemora), un artesano del cine de origen filipino que se especializó en enfundarse trajes de monstruo (especialmente gorilas) para innumerables producciones. Pronto le dedicaremos un artículo, se lo merece.
- Los primeros problemas de Lugosi con la Universal se originaron con éste film, Lugosi cogió un cabreo de mucho cuidado cuando vio que en los carteles publicitarios y en los títulos de crédito el nombre de Sidney Fox había sido colocado por encima del suyo y bastante más resaltado.
-  El presupuesto rondó los 190.000 $.
-  La película en su estreno no gozó de muy buenas críticas, el paso de los años la ha puesto en su sitio.
Poco más voy a comentar, Doble asesinato en la Calle Morgue es una película menor dentro de la filmografía de la Universal, pero éste hecho no quita que sea perfectamente disfrutable y que algunas de sus secuencias hayan pasado a la posteridad.
El film fue editado en DVD en nuestro país por Universal en el año 2008, la edición es sencilla y supongo que todavía es posible encontrarla.
Como siempre os dejo con la ficha técnica, artística y el tráiler original.
Un saludo desde la Calle Morgue.



FICHA TÉCNICA
Título V.O.:  MURDERS IN THE RUE MORGUE (1932 / USA / 61' / Blanco y Negro)
Título: DOBLE ASESINATO EN LA CALLE MORGUE
Director: Robert Florey
Guión: Robert Florey / Tom Reed / Dale Van Every
Basada: Relato de Edgar Allan Poe de mismo título.
Música: Heinz Roemheld
Fotografía: Karl Freund
Edición: Milton Carruth
Dirección Artística: Charles D. Hall
FX: John P. Fulton
Maquillaje: Jack Pierce / Otto Lederer / Hazel Rogers
FICHA  ARTÍSTICA
Bela Lugosi, Leon Ames, Sidney fox, Bert Roach, Betty Ross Clarke, Noble Johnson, Brandon Hurst, D’Arcy Corrigan, Arlene Francis, Polly Ann Young, Ted Billings, Herman Bing, Edna Marion, Charles Gemora. 

15 diciembre 2010

Jesus Marti

Radio Birdman y el Descenso al Maelström / videoclip de la semana

El videoclip de la semana va dedicado a la gran banda de “High Energy” australiana Radio Birdman y al homenaje que realizaron a uno de los relatos de Edgar Allan Poe: Un descenso al Maelström.
Deniz Tek (guitarra de la banda) describía sus motivaciones para componer este pedazo de canción en la magnífica biografía escrita por Vivien Johnson (publicada en este país por Discos Crudos) titulada, como no, Radio Birdman:
…está basada en una historia de Edgar Allan Poe de mismo nombre. Es lo mejor que escribió. Pensé que sería una buena letra para una canción escribir sobre la experiencia de ese tío cuando paso por algo así y su pelo se volvió blanco en un día. Estaba hecha para ser una canción muy extrema…


Como no he encontrado el video subtitulado, reproduzco a continuación la letra del tema (el texto también ha sido extraído del libro mencionado anteriormente).

Me di una vuelta por el océano  
Empecé a nadar  
Perdí de vista la tierra  
El tiempo se acabó  
Los brazos se me hacían pesados  
Me estaba quedando exhausto
Las olas crecían
La vida empezaba a diluirse
Mi cerebro gritaba
Mi mente dijo no
Mi boca sangraba
Diciéndome te tienes que ir

Alcancé la cumbre
Ola monstruosa
Enterrado en el mar
En una temprana tumba
Caída libre buceando
Fosa de mil pies
Precipicios de agua girando
Dosis de Adrenocromo

Animales moribundos
La muerte de los esclavos
La muerte de los humanos
Siendo succionados
Barcos, camiones y aviones
Un millón de cabezas chillando
Gemidos agonizantes
Desde la isla de la muerte

Estoy cayendo
Hacia el Maelström
Cayendo
Me voy a ahogar

Vivo vivo vivo
Estoy vivo

Un saludo a todos/as

09 diciembre 2010

Jesus Marti

Bernie Wrightson, Maestro de lo macabro

Berni Wrightson
Escribir sobre Wrightson es un privilegio, pocas veces un dibujante ha alcanzado cotas tan altas de intensidad, humanidad, magia, terror y talento. Sus dibujos rebosan fuerza,  te transportan más allá de los límites establecidos. Dotado con una técnica increíble, sus dibujos (súper-detallados) son el paradigma de lo barroco, creando un universo propio y aterrador que se nutre de los sueños y pesadillas que a todos nos acosan en nuestro subconsciente, dotándolos de un aire muy real, tangible, casi palpable.
En su extensa carrera como profesional no ha habido tema que no halla tocado: superhéroes, ciencia ficción, humor; pero las historias, dibujos, ilustraciones y portadas que lo han colocado en la historia del cómic como maestro absoluto son por extensión de un género donde él siempre se ha movido con satisfacción: el terror. 
Berni Wrighston nació en Baltimore un 27 de octubre de 1948 (curioso, poco antes de Halloween), ya desde pequeño se mostró muy introvertido, carácter que le hizo interesarse muy pronto por el dibujo, ésta afición fue un sustitutivo de la inexistente vida social que tenía. A la edad de cuatro años, según cuenta él mismo, tuvo una serie de pesadillas (una mujer decapitada lo visitaba por las noches para enseñarle su mutilación y arrastrarlo fuera de la cama) que lo marcaron para siempre. Cursa estudios (durante veinte años) en escuelas católicas con una disciplina muy rígida, en medio de las clases se dedica a dibujar (monstruos y dinosaurios principalmente) lo cual le ocasiona bastantes problemas (y algún que otro castigo) con sus mentores. Paralelamente se apunta (sobre los 18 años) a un curso de dibujo por correspondencia y también se embarca en diferentes trabajos meramente alimenticios que, por supuesto, no le interesan para nada. El año 1967 marca lo que sería el principio de su carrera; en una convención de ciencia ficción (World Science Fiction Convention)  celebrada en New York, conoce a Frazetta y entabla amistad con dos valores emergentes de esa profesión: Jeff Jones y Mike Kaluta. De vuelta a su ciudad natal se centra en la creación de su primera historia (Uncle Bill’s Barrel / El barril del tio Bill), una copia de la misma llega a las manos de Carmine Infantino (editor de DC Comics) y éste decide contratarlo. El trabajo realizado para la editorial se concentra en dibujar historias de terror y algunas portadas para House of Mystery (ahora publicada en nuestro país por Planeta) y House of Secrets, a la par, también realiza algún trabajo para Marvel del cual no queda muy satisfecho.
The Black Cat de Poe adaptado por Bernie Wrightson
En el año 1971 Berni, un poco harto de su trabajo para DC crea sus primeras ilustraciones en color, poco después (concretamente en 1973) se embarca, junto a Len Wein, en la serie La Cosa del Pantano / Swamp Thing, obra que se convirtió en una de las más populares del autor.
Después de una entrevista con Jim Warren desarrolla para ésta editorial una serie de cuentos cortos de terror entre los que destacan sus adaptaciones de Lovecraft (Cool Air / Aire Frio) y Edgar Allan Poe (The Black Cat / El Gato Negro) y, por encima de todas, la historia titulada Jennifer, una obra maestra total y absoluta, de la que Dario Argento filmaría una adaptación para la primera temporada de Masters of  Horror.
En el año 1975 crea, junto a Jeff Jones, Barry Windsor Smith y Michael Kaluta, el mítico The Studio, siendo en este ambiente de trabajo donde realiza la famosa (y nunca superada) adaptación de Frankenstein, una obra total donde Berni desata toda su pasión y maestría. Años después éste trabajo junto a su famoso portafolio dedicado a Poe encumbrarían al autor para convertirlo en uno de los más cotizados profesionales del sector.
Los integrantes del mítico The Studio
A partir de ese momento los trabajos son cada vez más esporádicos (sobre todo portadas para Dc y Marvel) hasta que en el año 1981 vuelve a lo grande, junto a Bruce Jones publica Feria de Monstruos / Freak Show homenaje a la película Freaks / La Parada de los Monstruos de Tod Browning. Otro gran logro que cimienta todavía más su fama.
Portada de Feria de monstruos, un increíble trabajo de Bernie WrightsonEn el año 1982 se encarga de adaptar al cómic Creepshow, la famosa película de George A. Romero (escrita por Stephen King), el resultado, que por su naturaleza, podía haber sido meramente alimenticio deviene en un nuevo “tour de force” del autor. Otra nueva maravilla (y van…) a añadir a la colección. También supuso el inicio de una fructífera relación profesional con Stephen King, las ilustraciones para El Ciclo del Hombre Lobo / Cycle of the Werewolf, El Talisman / The Talisman (1984), Apocalipsis / The Stand (Versión ampliada) o La Torre Oscura V: Lobos del Calla / The Dark Tower V: The Volves of Calla dan fe de ello, incluso King se encargó del prólogo de la edición de lujo editada por Marvel en el año 1983 de Frankenstein. Los siguientes años son para Wrightson de reconocimiento masivo y de reedición de sus obras más emblemáticas. Pronto vuelve a trabajar, alejándose de sus coordenadas habituales, inicia una serie de colaboraciones con Jim Starlin y se adentra en el mundo de los superhéroes (otra vez con la editorial DC), su primera miniserie (cuatro números) es The Weird, poco después (también con Starlin) recrean a Batman en la saga The Cult. El dúo edita, ésta vez con Marvel, Hulk and the Thing: The Big Change y Wrightson en colaboración con Susan K. Putney le da una vuelta al mismísimo Spiderman en la novela gráfica Hooky.
A principios de los noventa, toma el personaje de Punisher y junto a Starlin se encargan de una miniserie titulada P.O.V. También por esos años trabaja en una curiosa obra que mezcla los personajes de Batman y Alien titulada, como no, Batman / Aliens.
A toda ésta actividad hay que añadirle sus colaboraciones en el mundo del cine con diferentes bocetos y diseños para producciones tan diversas como Los Cazafantasmas (1984), Space Truckers (1996), The Faculty (1998), Spiderman (2002), La tierra de los muertos vivientes (2005) o La Niebla (2007). Una sola vez ha actuado como actor y fue en el corto dirigido por Matt Rose y Chad Waters titulado When Zombies Attack (2001).
Actualmente con la colaboración de Steve Niles ha publicado varias series, títulos como City of Others (2007), Dead, She Said (2008) o la reciente The Ghoul (2009) demuestran que el que tuvo retuvo y a pesar de que muchos de sus trabajos desde mediados de los ochenta no tienen la calidad de sus primeros años, sí que es cierto que sigue destilando una calidad fuera de toda duda.
Wrightson, tanto en su faceta de dibujante como en la de ilustrador, es un maestro absoluto y tanto el como algunos de sus colegas escribieron páginas de oro para todos los amantes del fantástico y del cómic en general. Esperemos que siga durante muchos años deleitándonos con más maravillas.
Por hoy ya esta, os dejo con algunos enlaces de interés.
Página Oficial
Facebook Berni 
Un saludo.

06 diciembre 2010

Jesus Marti

La lluvia del Diablo / The Devil's Rain (1975)

La gran atracción que provoca el diablo acompañado de sus oscuras prácticas y sus misteriosas sectas siempre ha sido un vehículo útil para que el mundo del espectáculo generase numerosas y sucesivas explotaciones sobre el tema. Desde variados puntos de vista (con diferentes grados de acierto) Hollywood a abordado el tema del satanismo sin descanso (sólo hay que mirar los estrenos del último año para darse cuenta), la respuesta comercial es normalmente buena y constata la realidad de que el señor de las tinieblas sigue gozando de buena salud pública.
Anton LaVey, el autoproclamado Papa Negro, fundador en el año 1966 de la Iglesia de Satán y autor en el año 1968 de La Biblia Satánica coincidió en el espacio-tiempo con el estreno de La Semilla del Diablo, coincidencia que seguramente provocó un interés masivo en el público y  propició que la década de los setenta se convirtiera en un amplio y pródigo muestrario de terrores satánicos; El Exorcista / The Exorcist (1973), La Profecia / The Omen (1976) por mencionar las más conocidas, acompañadas de películas más oscuras y raras como Carrera con el Diablo / Race whit the Devil (1975), Holocausto 2000 / Holocaust 2000 (1977), The Brotherhood of Satan (1971), Simon, King of the Witches (1971), La Garra de Satán / Blood on Satan’s Claw (1970), Abby (1974), El Anticristo / L’anticristo (1974), La Centinela / The Sentinel (1977), La Lluvia del Diablo / The Devil’s Rain (1975) entre otras muchas, son prueba filmada del interés generado durante esos años por este subgénero llamado Terror Satánico.

La lluvia del Diablo es una peli oscura y en algunos momentos bastante barroca. 

La película que hoy nos ocupa fue dirigida por Robert Fuest (El Abominable Dr. Phibes /1971, El retorno del Dr. Phibes /1972) en el año 1975. Rondando por su cabeza el cuadro El Juicio Final (los títulos de crédito iniciales dan fe de ello) de Hieronymus Boscho  (más conocido como El Bosco) y con el asesoramiento del mismísimo Anton LaVey, se embarca en un proyecto que intenta desde el primer momento sumergir a espectador en una pesadilla satánica de tintes bastante realistas.
La película narra la historia de Jonathan Corbis (Ernest Borgnine), un brujo satanista con unos poderes tremendos surgidos del mismo averno. Traicionado por un miembro de su secta que le ha robado un libro, donde figuran todos los nombres y firmas (con su propia sangre) de los miembros de su congregación. Una horda enloquecida lo captura y el brujo es quemado vivo, antes de morir maldice a la familia que lo traicionó y jura que buscará el libro hasta el fin de los tiempos pues es la única herramienta que tiene para poder ofrecer todas las almas de sus feligreses  al diablo, por lo que su recuperación es prioritaria para sus intereses. 
Siglos después, unos descendientes directos de la familia que traicionó al brujo, son los encargados de custodiar y proteger el libro. Pronto son descubiertos y las huestes malignas se preparan para llevar a cabo su terrible y oscura venganza.
Como se puede ver la historia es más bien típica, pero ésta circunstancia no quita que el film (a pesar de innumerables errores y fallos de montaje) tenga su interés y sea un producto muy interesante para los aficionados al cine terror. 
el buenazo de Borgnine transformado en macho cabrío
La lluvia del Diablo es una peli oscura y en algunos momentos bastante barroca. Con un reparto de lo más variopinto, desde el magnifico Borgnine, pasando por William Shatner, Tom Skerritt, Ida Lupino, Claudio Brook (el mismo de Alucarda) o un jovencito y casi invisible John Travolta en su primer papel para la gran pantalla, la película y su director proponen un film que está a caballo de varios géneros, siendo en el terror y en la atmósfera que consiguen (no siempre efectiva) donde verdaderamente ganan la partida. La presencia del diablo es siempre constante, omnipresente, poderosa (supongo que Anton LaVey tuvo mucho que ver en esta apuesta) dando la sensación de que los antagonistas no tienen nada que hacer contra él y sus particulares deseos, siendo ésta propuesta una de los mayores aciertos del film.
El contenedror de almas de La lluvia del diablo
Diferentes secuencias son las que quedan grabadas en la mente del aficionado: la iglesia satanista enclavada en medio de la nada (el desierto) ¿una metáfora sobre la soledad del poder?, los acólitos de Corbis con sus ojos reemplazados por dos agujeros negros fruto de la venta de su alma al diablo y enfundados en oscuras capas y capuchas, la transformación del propio Corbis en un macho cabrío (un poco irrisoria vista hoy en día pero aun efectiva), las diferentes misas negras celebradas, el contenedor de almas (una cosa parecida a una TV incrustada en una especie de estatua con la cabeza de un carnero demoníaco, una gran idea pero una mala solución) o, por último, las muertes de los acólitos derritiéndose como muñecos de cera en la escena final (un estallido de color psicotrónico), donde el director plasma su particular visión del cuadro del Bosco (recordad, usado en los títulos de crédito iniciales) en el celuloide.
Como podéis ver la lista de aciertos es bastante grande, por lo que los errores de continuidad, guión o dirección no pesan demasiado en el resultado final. Una pequeña joya setentera, no redonda pero si muy aprovechable y que deja para la posteridad una antología de miradas y gestos absolutamente malignos por parte del gran Ernest Borgnine. Muy entretenida pero, por supuesto, sólo puedo recomendarla para amantes de los ’70, con especial debilidad por el cine con el diablo, las sectas y las misas negras en su punto de mira. Una puntuación de 7 sobre 10 le viene como anillo (satánico por supuesto) al dedo. Como siempre os dejo con la ficha técnica y artística, de propina el trailer en nuestro canal de Youtube: The Devil's Rain 
Un saludo               

Ficha Técnica
Año: 1975 / Director: Robert Fuest / Productor: James V. Cullen, Michael S. Glick / Guión: Gabe Essoe, James Ashton, Gerald Hopman / Música: Al de Lory / Fotografía: Álex Phillips Jr. / Maquillaje: Ellis Burman Jr. / FX: Federico Farfán, Thomas L. Fisher, Carol Wenger, Cliff Wenger / País: USA / Duración: 86 m. / Formato: 35 mm / Proporción: 2.35 : 1 / Color
Ficha Artística
Ernest Borgnine, Eddie Albert, William Shatner, Ida Lupino, Tom Skerritt, Keena Wynn, Joan Prather, Claudio Brook, Lisa Todd, John Travolta, George Sawaya, Tony Cortez, Anton LaVey