Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

31 enero 2011

Jesus Marti

Fuerza vital / Lifeforce (1985)

Lifeforce 1985, una película de Tobe Hooper

"Una película brillante pero fallida en el planteamiento argumental"

Dios y ayuda le ha costado a Tobe Hooper asimilar el éxito y posterior influencia que su segunda incursión en el largometraje, The Texas chainsaw massacre, película que originó en la historia del moderno cine de terror, un cambio radical de planteamientos y conceptos, que todavía a día de hoy provocan no poca controversia. La calidad e intensidad del film, su crudo toque realista y la particular visión del terror extremo que en ella hacía gala, han ensombrecido (y en algunos momentos hundido totalmente) la posterior carrera del director. Difícil, muy difícil superar, igualar o ni siquiera acercarse a lo conseguido en ese film. Todas las obras posteriores han sido desmenuzadas, analizadas y comparadas con la  obra inicial, así películas como Trampa mortal / Eaten alive (1977), Phantasma II / Salem´s Lot (1979) o La casa de los horrores / The funhouse (1981) fueron despreciadas y arrinconadas como meros productos sin ningún tipo de interés. Personalmente yo no apoyo esas opiniones, supongo que muchos aficionados estarán de acuerdo conmigo, si digo que estos films, reconociendo que no llegan al nivel de su obra más importante, sí que tienen suficientes puntos de interés para justificar su visionado. A mediados de los ochenta, después de haber filmado Poltergeist (1982), Hooper firmó un contrato para rodar tres películas con la productora Golan Globus. Los tres proyectos fueron: Fuerza vital / Lifeforce (1985), Invasores de Marte / Invaders from Mars (1986) y La matanza de Texas 2 / The Texas chainsaw massacre 2 (1986). Todas ellas fueron un fracaso en taquilla, las inversiones fueron abultadas y la recuperación, en el mejor de los casos, lenta, provocando el cierre de la productora y condicionando la carrera profesional de Hooper, casi en su totalidad, al formato televisivo. La pregunta es obvia ¿tan malas eran?, yo creo que no, simplemente las expectativas puestas en el realizador eran tan elevadas que los espectadores se sintieron defraudados por lo visto en pantalla.
Hoy vamos a comentar la primera de esas obras creadas para Globus y nada mejor que una pequeña sinopsis para ponernos en situación: Churchill es el nombre de un transbordador espacial encargado de interceptar y estudiar el cometa Halley, la misión es una operación conjunta entre Inglaterra y Estados Unidos. Escondida en la cola del cometa encuentran una misteriosa nave extraterrestre. Una vez investigada encuentran los esqueletos completamente deshidratados de varios alienígenas y unos extraños cubículos que contienen unos cuerpos humanos (dos hombres y una mujer) en suspensión animada. El coronel Tom Carlsen (Steve Railsback) ordena a su equipo llevar a la nave uno de los esqueletos y los tres cuerpos encontrados. 30 días después la nave entra en la órbita terrestre, desde la base de control intentan ponerse en contacto con el transbordador, nadie contesta, así que deciden enviar una misión de rescate. Al llegar a la nave encuentran todo su interior completamente calcinado, sin embargo los extraños cubículos están intactos y deciden llevárselos a la tierra para ser investigados. Los misteriosos cuerpos reviven de repente y la mujer consigue escapar del centro de investigación. A partir de ese momento el terror se desata por todo Londres, pues el ser que ha escapado es una vampira que necesita la energía vital de los seres humanos para sobrevivir.   
Lifeforce, está basada en la novela The space vampires de Colin Wilson. Desde el punto de vista cinematográfico podría decirse que sus influencias son múltiples y variadas, personalmente a mí me resuenan ecos de El experimento del Doctor Quatermass / The Quatersmass Xperiment (1955), Planeta sangriento / Queen of blood (1966), Alien (1979) y un pastiche de diferentes películas de vampiros y unas cuantas de zombis, una acumulación de referencias, guiños o homenajes que más que ayudar, enturbian, en según qué momentos, el ritmo de la narración. Fue una producción muy cara, alrededor de 25.000.000 $ y en ella estuvieron involucrados nombres tan importantes como Dan O’Bannon, John Dykstra (FX) o la música de Henry Mancini
Lifeforce transita por las turbulentas aguas de la indefinición, eso no quiere decir que la película sea mala, simplemente que podía haber sido bastante mejor, pues podría decirse que Hooper jugaba con bastantes cartas a su favor como para haber hecho alguna jugada un poco más redonda.
La primera parte del film, la que transcurre en el espacio, es la más atmosférica y opresiva de todo el metraje. A partir de ese momento, cuando llegan a la tierra, la acumulación de ideas, muchas de ellas sin respuesta, deja a la película un poco coja e incoherente. De todas maneras Lifeforce se deja ver, tiene un buen impacto visual y algunas secuencias muy conseguidas, por ejemplo, la creación de la imagen de la vampira a partir de la sangre de dos de sus victimas o todas las escenas finales con Londres convertido en un campo de batalla apocalíptico, mientras la nave alienígena chupa toda la energía vital de la población.
En el apartado de los efectos visuales y los maquillajes estamos hablando de palabras mayores, a pesar de que algunos de los efectos (los animatronics principalmente) puedan haber quedado algo obsoletos, no dejan por ello de tener encanto visual. El resto de efectos, la nave alienígena, los maquillajes de los zombies / vampiros y la secuencia de la sangre mencionada anteriormente, entre otros, proporcionan mucha fuerza a la narración y están muy bien llevados.
Queen of Blood, uno de los referentes claros de Lifeforce
Como conclusión, se puede decir que la película a pesar de no ser, ni mucho menos, redonda, sí que consigue entretener. Sus más de 100 minutos pasan rápidamente, hay buenos efectos visuales, un buen puñado de ideas atractivas (aunque muchas se queden en la nada y sea el espectador el que tenga que sacarles el jugo), sangre, algo de gore y bastantes desnudos femeninos. La mayor decepción del film para el aficionado es sin lugar a dudas la labor detrás de las cámaras de Tobe Hooper, quizás superado por el presupuesto, quizás desorientado por el argumento o simplemente poco motivado por la historia, lo cierto es que su labor pasa discretamente a segundo plano, se nota a faltar nervio y pasión (dos de sus principales bazas en La matanza de Texas) y llega, por momentos, a lograr que el espectador se olvide completamente de su vinculación a este trabajo.
Película recomendada para un amplio sector de aficionados al género, sobre todo por su impactante aspecto visual. Una película brillante pero fallida en el planteamiento argumental y que ha envejecido considerablemente con el tiempo.
Bueno nada más por hoy. Un saludo.
Tráiler: Lifeforce
    
Ficha Técnica
Año: 1985 / Director: Tobe Hooper / Productor:  Yoram Globus, Menahem Golan, / Guión: Dan O’Bannon, Don Jakoby / Música: Henry Mancini / Fotografía: Alan Hume / Maquillaje: Nick Maley, Richard Mills, Michael Morris / FX: John Gant, Kevin Welch, Steve Crawley / E. Visuales: John Dykstra, Andrew Coupe, Jim Machin / País: UK / Duración: 116 m. / Formato: 35mm  / Proporción: 2.20: 1 / Color
Ficha Artística
Steve Railsback, Peter Firth, Frank Finlay, Mathilda May, Patrick Stewart, Michael Gothard, Nicholas Ball, Aubrey Morris, Nancy Paul, John Hallam, John Keegan, Chris Jagger, Bill Malin, Jerome Willis, Derek Benfield, Peter Porteus, Owen Holder, Jamie Roberts, Russell Sommers, Patrick Connor

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »