Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

15 enero 2011

Jesus Marti

Una rata en la oscuridad (1979)

Josefina (Ana Luisa Peluffo) y Sonia (Anaís de Melo) son dos hermanas que han adquirido, a un precio muy asequible, una vieja mansión. Poco después de instalarse, ocurren una serie de sucesos inexplicables que les hacen la vida imposible. Paralelamente la hermana menor (Sonia) comienza a comportarse de manera extraña. Josefina, muy preocupada, intenta por todos los medios ayudarla, pero la presencia “maligna” que habita en la casa es muy poderosa.   
Curiosidad tenía yo por ver esta película Mexicana del año 1979, había escuchado de todo, desde que era un bodrio infumable hasta que tenia una atmósfera muy conseguida y un final sorprendente, bueno pues ya la he podido ver y la sensación que me ha quedado en el cuerpo es el de haber visto un quiero y no puedo, me explico, el film no es más que una película de presumible casa encantada con rata incluida (no sé qué demonios pinta el bichejo en la historia, pero bueno..), con algunos desnudos femeninos por el medio, con un final, como mínimo, delirante (que no voy a desvelar) y con una alarmante carencia de recursos dramáticos que ayuden a tragar el brebaje; detalles, todos ellos, que consiguen que los ochenta y pico minutos que dura se hagan, en muchos momentos, bastante duros de soportar.
El film está plagado de momentos intrascendentes, silencios inacabables, diálogos poco interesantes, situaciones nada atractivas y efectos visuales de los años sesenta, dejando en el sufrido espectador la sensación de tomadura de pelo elevada a la enésima potencia. El quiero y no puedo mencionado anteriormente es fácilmente defendible, la idea original no está mal, pero lo que está muy claro es que los responsables de trasladarla al celuloide no utilizaron o no supieron encontrar los resortes narrativos necesarios para llevarla a buen puerto.
Dicho lo dicho y buscando puntos positivos para no tener la sensación de haber perdido totalmente el tiempo, es justo mencionar que la película transcurre casi toda ella en un único escenario (la casa) y que, por momentos, el realizador consigue crear una sensación opresiva y algo malsana, por otro lado el esforzado trabajo interpretativo de las dos protagonistas es digno de agradecer. También podemos salvar algún momento puntual como las primeras apariciones del (en un principio) fantasma o el asesinato final de una de las hermanas. 
Poca cosa para poder defender esta producción, una verdadera lástima ya que la cinematografía mexicana esta llena de verdaderas joyas dignas de elogio y reconocimiento.
Fue dirigida por Afredo Salazar, realizador con pocas películas en su haber (El charro de las calaveras (1965) quizás sea la más conocida) pero con muchos trabajos en su faceta como guionista, sorprende aquí por la poca imaginación y la falta de recursos narrativos mostrados.
Bueno, poca cosa más, un film aconsejado para los adictos curtidos en mil batallas psicotrónicas y con la piel dura. ¿Queréis una puntuación?, pues vale, con un 2 sobre 10 vamos encaminados.
Un saludo.

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »