Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

06 agosto 2017

Jesus Marti

El ESQUELETO DE LA SEÑORA MORALES (1960)

Poster original de El esqueleto de la señora morales
Como ya he comentado en más de una ocasión, la producción cinematográfica mexicana es, para mí, una fuente inagotable de películas y fantásticos descubrimientos, que conforme las voy visionando se convierten, muchas de ellas, en parte de mis referentes más acusados e inamovibles. El cine Mexicano alimenta fantasías que anidan en el subconsciente de todos; desarrolla, partiendo de premisas estereotipadas y presupuestos muy ajustados, historias francamente interesantes que consiguen, sin lugar a dudas, crear un sustrato primordial para el desarrollo de las aficiones: la curiosidad.
La película que hoy ocupa el post de El Terror Tiene Forma fue producida en el año 1960 y, creo no exagerar ni un ápice, al decir que es una autentica joya cinematográfica y un clásico indiscutible del cine mexicano.
El film parte del relato El misterio de Islington (1927) de Arthur Machen, adaptándolo más o menos libremente, para dar forma a una comedia negra como el carbón, que se sustenta en una crítica social con muy mala idea para explicarnos una historia de hipocresía, maldad, venganza y asesinato.
La historia es la siguiente: el Dr. Morales (Arturo de Córdova) es un taxidermista de carácter alegre que sólo aspira a tener un poco de paz en su vida. Como contrapunto a esa ambición, en las antípodas de su carácter, tenemos a su mujer, la señora Morales (Amparo Rivelles), una “santa” mujer que, acomplejada por un defecto físico, se ha recluido en sí misma y se agarra con fuerza a la religión más extrema para conseguir llamar la atención de las fuerzas vivas de su entorno, creando un personaje torturado y torturador que hace la vida imposible a cualquiera que esté a su alrededor. Tras quince años de un matrimonio insalubre y mortificante el Doctor comienza a fantasear con la posibilidad de librarse de su esposa y ser, por fin, libre para vivir la vida.
Secuencia de El esqueleto de la señora morales
La película es un claro ejemplo de ese cine de carácter tan popular pero a la vez ácido y con mala idea que tan bien llevan a la pantalla ciertos directores, entre ellos el famoso Luis Buñuel, que convierte films, más bien pequeños en su premisa, en auténticas ceremonias cinematográficas.
Rogelio A. Gonzaléz dirige con talento e inspiración un trabajo que se sustenta en una sabia conjunción de elementos dispares, de ésta manera con un tono serio y un sentido del ritmo brutal, combina influencias post expresionistas muy cercanas al cine negro norteamericano con recursos puramente locales consiguiendo un resultado espectacular. También es conveniente resaltar que ese tono serio con el que se enfrenta a la historia, consigue acentuar de manera notoria el tono irónico y sardónico de las escenas más inclinadas a la comedia, logrando un resultado que muchas veces congela la sonrisa del espectador en un rictus de inquietud. Por otra parte el uso de la cámara y sus movimientos, siempre buscando ángulos, contraposiciones, travellings imaginativos, y aprovechando al máximo los claro / oscuros de la fotografía en blanco y negro, son verdaderamente magistrales, elevando considerablemente la calidad del producto final.
Arturo de Cordoba en una secuencia de la película El Esqueleto de la Señora Morales
El director fue secundado perfectamente por el guión de Luis Alcoriza, colaborador habitual de Luis Buñuel, que desarrolla un libreto cercano a la perfección gracias a la combinación de muchos elementos, tanto propios propios como ajenos, que consiguen que la química entre lo narrado y lo rodado pase con una transición natural, nada forzada, dando una fuerza inusitada a la historia expuesta. Saltando alegremente de un género a otro, muestra, que no copia, múltiples influencias y recursos, todos ellos introducidos con inteligencia y salpimentando convenientemente todo el metraje. Guiños al suspense (patente la influencia de Hitchcock) o a la comedia más inteligente a la par que negra, dan una muestra de la maestría y el dominio de los tempos de narración de este guionista.
En el aspecto de la interpretación, qué se puede decir, sus principales protagonistas están soberbios. Arturo con una recreación brutal en el papel de Doctor, navega entre la inocencia y la mala fe, consiguiendo hacernos partícipes, casi cómplices, de sus reacciones y sentimientos, logrando que sintamos pena y rabia por su injusta situación. Por otro lado Amparo Rivelles crea un personaje impresionante, la señora Morales es una manipuladora, hipócrita y mentirosa que se escuda en una falsa moralidad y que no duda en inventarse situaciones (maltrato físico y psicológico) para retener a su lado al pobre Doctor y poder seguir quejándose, torturando y destrozando sin escrúpulos cualquier atisbo de felicidad o naturalidad en su matrimonio. Descomunal el trabajo de Amparo, una recreación de auténtica hija de puta que pocas veces se ha visto reflejada tan bien en la historia del cine. Los dos personajes principales están muy bien acompañados por unos secundarios de lujo, el coro de beatas siempre prestas al cotilleo y a la difamación o el cura siempre agarrándose, según su conveniencia, a los designios de la más rancia e injusta religión son buenos ejemplos de ello. Personajes, todos ellos, caricaturescos pero no muy alejados de la realidad, sobre todo en los años en que transcurre toda la acción de la película. 
También es remarcable la pulsión sexual durante todo el film, nunca explicita pero sí patente, es fuente y origen de buena parte de los problemas que acosan al matrimonio y protagonista de uno de los momentos cumbres de la película.
El esqueleto de la señora Morales 1960
Poco más voy a explicar, porque lo conveniente y sensato frente a estas películas, es visionarlas y disfrutarlas en toda su extensión. El esqueleto de la señora Morales es una película a revindicar y descubrir, yo la recomiendo encarecidamente a cualquier aficionado que tenga un poco de curiosidad hacia está cinematografía tan injustamente olvidada. Brillante es decir poco, uno de los títulos más importantes dentro de la llamada “edad de oro del cine Mexicano”.
Amigos/as, por hoy ya está bien. 
Podéis ver el tráiler en nuestro canal de Youtube:
https://youtu.be/5OChwhqU808
Un saludo a todos/as.


FICHA TÉCNICA
Título: EL ESQUELETO DE LA SEÑORA MORALES (1960 / MÉXICO / 92' / Blanco y Negro)
Director: Rogelio A. Gonzalez
Productor: Armando Espinosa      
Guión: Luis Alcoriza
Música: Raúl Lavista         
Fotografía: Victor Herrera  
Maquillaje: Ana Guerra / Juanita Lepe
FX: Juan Muñoz Ravelo
      
FICHA ARTÍSTICA
Arturo de Córdova, Amparo Rivelles, Elda Peralta, Guillermo Orea, Rosenda Monteros, Luis Aragón, Mercedes Pascual, Antonio Bravo, Angelines Fernández, Armando Arriola, Paz Villegas, Pepita González, Roberto Meyer, León Barroso 
               

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »