Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

22 marzo 2011

Jesus Marti

LA LEGIÓN DE LOS HOMBRES SIN ALMA / WHITE ZOMBIE (1932)

White Zombie 1932
Muchos años antes de que Romero trasmutara la figura del zombie y lo convirtiera en un monstruo de dominio público a la par que paradigma del terror más extremo, la película que hoy nos ocupa ya se había encargado de grabar a fuego la imagen de los no muertos en nuestras retinas. White Zombie, conocida en nuestro país como La legión de los hombres sin alma, ostenta el título de ser la primera película de zombies de la historia del cine. Basada, aunque sin acreditar, en la novela The Magic Island (1929) de William Seabrock, el film deviene para el aficionado en una experiencia casi hipnótica, atmosférica y muy ajustada al lenguaje cinematográfico de la época. Haciendo gala de una dirección soberbia, unas interpretaciones sólidas (en especial Lugosi) y un aspecto visual, en la caracterización de los zombies, que todavía se puede rastrear hoy en día en multitud de producciones, White Zombie se erige como piedra angular de éste subgénero, sin olvidar a Yo anduve con un Zombie (I walked with a zombie, 1943) de Tourneur, tan en boga actualmente.
La película se nutre de la leyenda, mito o folclore del zombie antillano, o sea muertos que por medio del vudú han sido resucitados y convertidos en esclavos, meras carcasas sin alma, que son explotados sin miramientos como esclavos para los trabajos más pesados y que están dominados por la mente de quien les ha inducido semejante trance.
White Zombie una gran película de zombies clásicos
El film juega con diversos factores que lo favorecen aunque en determinados momentos lo lastran un poco, tanto el tratamiento dado al blanco y negro, la fotografía, como determinados gestos y sobreactuaciones de los actores principales recuerdan la poderosa influencia del, todavía, cercano en el tiempo cine mudo; por el contrario el guión, la puesta en escena y la absoluta seriedad en el tratamiento dado a la historia ayudan al desarrollo y visionado de la película. Es éste último elemento el que mejor ha envejecido, la narración nos ofrece todos los elementos necesarios perfectamente ensamblados en el metraje, de esta manera la historia de un amor imposible, la absoluta maldad de sus villanos, unos decorados tenebrosos, el trasfondo del vudú y sus rituales y la presencia ominosa de la selva guardando entres sus sombras terribles secretos sobre la vida y la muerte, se erigen como perfectos y engrasados engranajes, que Victor Halperin, su director, sabe manejar con absoluta precisión.
Es especialmente remarcable el trabajo de Halperin, su labor resulta brillante e ingeniosa, busca en todo momento sintetizar la esencia del guión y realiza un alarde técnico, que le permite experimentar con muchos elementos diferentes; de esta manera los primeros planos y contrapicados son utilizados para resaltar al personaje de Lugosi, la superposición casi constante de interiores (la seguridad) y exteriores (la amenaza) logra crear la atmósfera adecuada de inquietud, se saca de la manga la división de la pantalla para acentuar el dramatismo de ciertas secuencias, distorsiona las imágenes en el proceso de zombificación de la protagonista. En fin todo un trabajo pensado por y para favorecer el desarrollo de la historia, un tour de force del cual Halperin sale inmaculado.
White ZombieLa fantasía es desbordante durante toda la película, con un presupuesto ajustado (50.000 $) y con pocos días de rodaje (once días concretamente), White Zombie es una experiencia absolutamente fascinante del cine de terror, donde la mixtura del cine gótico se funde a la perfección con  lo sobrenatural, desarrollando una película pletórica, original y por qué no, majestuosa, que funciona con la precisión de un reloj suizo y que logra inquietar y aterrorizar rozando con dedos gélidos nuestros miedos más oscuros.     
Como no podía ser de otra manera, la presencia de Bela Lugosi aumenta varios enteros la calidad del film. Desarrollando su personaje (“Murder” Legendre) hasta límites insospechados, su repertorio de miradas y gestos es digno de estudiarse en cualquier academia de cine, su sola presencia llena la pantalla de un aura amenazante, maligna, realmente luciferina, consiguiendo que todos los acontecimientos se centren en su persona, incluso por encima de la amenazante presencia de los terroríficos zombies. Y es que, amigos, Lugosi sólo hay uno y en ésta película está perfecto. Uno de sus mejores trabajos sin lugar a dudas. 
Habréis observado que no inserto ninguna sinopsis ni explicación de lo que ocurre en el film, no es un descuido, los que la hayan visto seguro que no la han olvidado, para el resto prefiero ofrecerles la oportunidad de no ir sobre aviso, para que de ésta manera puedan disfrutar y maravillarse con ésta fenomenal película.
En definitiva, una producción independiente de bajo presupuesto que, no obstante, deviene en una perfecta joya del cine fantástico, que marco el camino a seguir para futuras producciones y que invento muchas de las esencias del zombie moderno, incluido su clásico lento caminar. No se puede pedir más, una película fascinante y referencia ineludible para cualquier aficionado al cine de terror.
Bueno amigos/as, nada más por hoy, un saludo y hasta la próxima. 



Ficha Técnica
Año: 1932 / Director: Victor Halperin / Productor: Edward Halperin, Phil Goldstone / Guión: Garnett Weston / Fotografía: Arthur Miller / Música: Xavier Cugat / Maquillaje: Carl Axzelle, Jack P. Pierce / FX: Howard A. Anderson / País: USA / Duración: 69m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.37: 1 / B/N
Ficha Artística
Bela Lugosi, Madge Bellamy, Joseph Cawthorn, Robert Frazer, John Harron, Brandon Hurst, George Burr Macannan, Frederick Peters, Annette Stone, John Printz, Dan Crimmins, Claude Morgan, John Fergusson, Velma Gressham, Clarence Muse  

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »