Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

15 junio 2014

Jesus Marti

El carnaval de las almas / Carnival of Souls (1962)

Fenomenal edición en dvd de Criterion para esta extraña película.
Mary Henry (Candace Hilligoss) sobrevive a un terrible accidente de coche, pero el milagroso acontecimiento viene acompañado de un cambio notable en la actitud de la chica. Mary deambula abstraída, con una actitud sumamente pasiva con todo su entorno. En un intento de recuperar su anterior vida, acepta un empleo en una iglesia como encargada de la música que acompañara a las ceremonias. Sin embargo el intento de llevar una vida normal pronto es sacudido por una serie de alucinaciones, que tienen como protagonista a un misterioso y aterrador sujeto (Herk Harvey). Acosada y atemorizada, sus intentos para liberarse de las pesadillas la conducen a una feria abandonada que se encuentra cerca del pueblo. Allí descubrirá, asombrada, que la línea que separa el mundo de los vivos y los muertos es muy delgada, estando ella misma en medio de los dos mundos.
Carnival of Souls 1962
Herk Harvey, realizador con bastante experiencia en el campo de los cortos y los documentales, tenía ganas de llevar sus ideas visuales a la gran pantalla, la idea que se le había ocurrido para conseguir este objetivo era muy minimalista: unos fantasmas que surgen del agua para realizar un extraño baile. Ni corto ni perezoso se pone en contacto con un buen amigo suyo (John Clifford), que también ejercía de guionista, y le pide que desarrolle una historia de unos ochenta minutos a partir de tan exigua propuesta. Una vez concluido el guión y con un presupuesto tan corto como la idea original (30.000 $), se embarca en el proyecto.
No es exagerado decir que El carnaval de las almas es una de las películas más influyentes, a la par que desconocida, del moderno cine de terror en general y del sub género con fantasmas de protagonistas en particular. Contemporánea en el tiempo de films como Suspense! (The innocents, 1961) y Psicosis (Psycho, 1960), la película no tuvo la misma suerte en taquilla y reconocimiento popular que ellas, sin embargo, después de años desaparecida de cualquier circuito comercial, tuvo un resurgimiento imparable gracias, primero, a la televisión y posteriormente a su lanzamiento, en una cuidada edición, en DVD llevada a cabo por Criterion Collection en el año 2000.
Carnival of souls 1962
La primera palabra que me viene a la mente para definir ésta película es: fascinante. El film, sin ser perfecto, tiene muchas virtudes que son convenientes señalar, vayamos por partes; la primera impresión que se tiene al ver la película es de que estamos delante de una historia sobrenatural al uso pero, sorprendentemente, la historia no está limitada y ubicada en un escenario cerrado (mansión encantada, por ejemplo), sino que transcurre paralela al mundo real, en escenarios abiertos, interactuando ambos mundos con naturalidad y provocando, por este motivo, una sensación creciente en el espectador de angustia y opresión. Da igual que sea de noche o de día, en un escenario lóbrego (la feria abandonada) o en pleno centro comercial, la irrupción de los elementos sobrenaturales es perturbadora y angustiosa llevando a la protagonista al miedo más absoluto. Otro elemento a tener en cuenta es el tratamiento y la apariencia de los “aparecidos”, lejos de la apariencia visual más inocente habitual en esos años, estos fantasmas son presencias sumamente inquietantes y terroríficas, caras pálidas y ajadas, ojeras marcadas, aspecto enfermizo, movimientos extraños que logran una atmósfera enrarecida, también onírica, que enriquece las imágenes del film, dotándolo de una personalidad única y anticipando la imaginería visual de, por ejemplo, los famosos Zombis de Romero. 
Carnival of Souls 1962
El tratamiento en blanco y negro ayuda mucho a que la película mantenga esa sensación palpable (casi orgánica) de inquietud durante todo el metraje. La fotografía, a cargo de Maurice Prather, es plena en contrastes y efectos de luz que le dan un aspecto clásico al film, pero que sin duda mantienen la plasticidad de ciertas secuencias como, por ejemplo, el baile irreal efectuado en la feria o en la famosa escena de los fantasmas / zombis surgiendo de las aguas. Un festín de puro cine en el cual, al igual que en las películas alemanas expresionistas, una imagen vale más que mil palabras. Otro elemento a favor es la fenomenal banda sonora compuesta por Gene Moore, una música interpretada al órgano que incide directamente en los diferentes momentos presentados a los largo del film, de esta manera la música se convierte en parte sustancial e importante en el desarrollo de los acontecimientos, remarcando los estados de ánimo de la protagonista y llegando a momentos de verdadero paroxismo en determinados puntos clave de la narración.
Candance Hilligoss acosada por sus pesadillas
Como último punto a remarcar, me gustaría incidir en el soberbio trabajo realizado por Candace Hilligoss, su apática y fría recreación de Mary consigue un aura de irrealidad que enriquece considerablemente los acontecimientos que estamos viendo, reforzando la sensación de soledad, locura y la presencia constante y palpable de la muerte a  lo largo del metraje. Un gran trabajo de interpretación a cargo de una actriz con sólo dos largometrajes a sus espaldas, curiosamente los dos de terror, que creo merecía haber tenido más continuidad en el medio cinematográfico. 
Carnival of Souls, una película increíble y fascinante
Como reflexión final es conveniente comentar la imperfección del film, no es una película lineal y fácil de seguir, más bien es una sucesión de imágenes, decorados y sensaciones que en ciertos momentos abruman con su tenebrosidad. Se podría decir que lo que menos importaba al realizador era dar una coherencia total a la película, ya fuera porque el guión no daba más de sí o por una elección consciente en ese tipo de planteamiento, la película transcurre como una ensoñación terrorífica, que en la mejor tradición de los cuentos clásicos, asusta y absorbe al espectador a partes iguales y convierte a El carnaval de las almas en un clásico, imperfecto, pero clásico al fin y al cabo, pues una película que ha tenido una influencia tan grande en otros directores (Romero, Shyamalan o el mismísimo Lynch), no se puede catalogar de otra manera. Una experiencia que estoy seguro sorprenderá y fascinara a partes iguales a todos los aficionados al cine fantástico.
Un saludo desde el otro lado. 


Ficha Técnica
Año: 1962 / Director: Herk Harvey / Productor: Herk Harvey / Guión: John Clifford, Herk Harvey  / Fotografía: Maurice Prather / Música: Gene Moore / Maquillaje: George Corn / País: USA / Duración: 78m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.37: 1 / B/N
Ficha Artística
Candace Hilligoss, Frances Feist, Sidney Berger, Art Ellison, Stan Levitt, Tom McGinnis, Forbes Caldwell, Dan Palmquist, Bill de Jarnette, Steve Boozer, Pamela Ballard, Larry Sneegas, Cari Conboy, Karen Pyles, T.C. Adams. Sin acreditar: Reza Badiyi, Ed Down, Herk Harvey, Wayne Shmille 


Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
MoRgAn
AUTHOR
10 de mayo de 2011, 7:30 delete

¡Hace años que buscaba el nombre de esta película! La antecesora de Los Otros y un peliculón; mejor que muchos bodrios que filman ahora. Desde que la vi, escucho un órgano y me da miedo.

Salu2

Reply
avatar
J. Martí
AUTHOR
10 de mayo de 2011, 16:38 delete

Pues sí, una película brutal que influenció a muchas producciones posteriores. Todo un clásico de terror sobrenatural.
Un placer tenerte por estas páginas.
Un saludo

Reply
avatar