Últimos Artículos

05 junio 2017

Jesus Marti

La niña / The child (1977)

La Niña, carátula del DVD de esta extraña película dirigida por Robert Voskanian
Hoy recuperamos un post publicado hace bastante tiempo, os dejo con el. 
Experiencia extraña visionar la película que hoy nos ocupa, condenada al ostracismo y completamente olvidada, no sé si justa o injustamente, por el público, La niña, conocida fuera de nuestras fronteras como The Child, es la primera y única película que dirigió (es un decir) Robert Voskanian. No sé bien cómo explicar que una película bastante lenta, con un guión y una dirección incoherentes, con un presupuesto limitadísimo, con una música horripilante, con intérpretes poco conocidos y que por no tener, no tiene ni exceso de sangre, puede, aún con éstos inconvenientes, reservar alguna virtud que justifique invertir 85 minutos de tu vida y encima acabar con la sensación de no haberlos perdido completamente. Sin embargo esta última afirmación es cierta, y si es cierta es gracias a que la película consigue tener momentos realmente atmosféricos y terroríficos, que ninguna de las contras enumeradas anteriormente consiguen eclipsar y que, en ciertos momentos, parecen incluso favorecer. Curiosa y extraña, nada mejor para entrar en materia que una pequeña sinopsis que nos sitúe en la acción: 
La niña nos presenta la historia de Alicianne (Laurel Barnett) , una joven institutriz que llega a una apartada casa para hacerse cargo de Rosalie (Rosalie Cole), una niña bastante extraña, con unas aficiones peculiares, entre ellas alimentar con lindos gatitos a unos extraños seres que pueblan el cementerio donde está enterrada su madre, que parece tener poderes telekinéticos y que, para colmo de males, culpa de la muerte de su madre a todos los que la rodean, incluidos su padre y hermano. Alicianne pronto se da cuenta de que el extraño comportamiento y costumbres de la niña, tienen funestos resultados para todos los que la rodean
Así de simple y llano es el argumento, una niña con poderes y extraños amigos (zombies) que quiere vengarse (y lo consigue) de todos los que ella considera culpables de la muerte de su madre, pero esta simpleza argumental es uno de los puntos fuertes del film y esto es así, porque al no tener un guión mínimamente coherente del cual preocuparse, la única motivación e intención del realizador se limita a aprovechar los pocos medios que tiene a su alcance para crear una atmósfera ominosa, que sirva como escenario creíble para las correrías de la encantadora chiquilla. Así pues el cementerio, siempre cubierto con una espesa e inquietante niebla consigue crear buenos momentos de inquietud, por otro lado las apariciones de los zombies, es el elemento primordial que permite que avance con un mínimo de garantías para el aficionado y, sobre todo, en sus veinte minutos finales, dan bastante brillo y ritmo al resultado final. Por lo demás, a lo largo del metraje hay momentos que provocan bastante desasosiego, por ejemplo la celebración de la noche de los difuntos con calabaza terrorífica incluida o los macabros dibujos de la niña, que dan cierta relevancia a las intenciones del director de crear, una película más ambiental que explícita, supongo que por las limitaciones presupuestarias, y que honran el esfuerzo realizado en ese sentido. 
El cúmulo de situaciones y secuencias previsibles o que recuerdan a otras producciones es amplio, por lo que el aficionado con memoria no tendrá ningún problema en buscar mentalmente referencias que le permitan satisfacer su cinefilia.    
La labor de realizador, no sé si lastrado por su incompetencia o por el bajo presupuesto, es casi nula y sólo en ciertos momentos puntuales, parece que se suelte algo y busque planos y ángulos extraños para conseguir un poco de brío y tensión.
Los efectos especiales y maquillajes están en consonancia con el escaso dinero invertido, aún así los zombies son efectivos y las contadas escenas gore (sobre todo en los minutos finales) son resueltas dignamente.
La cacofonía musical que taladra nuestros pobres conductos auditivos fue obra de Rob Wallace, compositor que solo tiene tres bandas sonoras (una de ellas para un videojuego) en su haber, supongo que no hace falta decir el motivo de tan pobre carrera, solo mencionar que pocas veces una música me ha llegado a irritar tanto. 

Por último destacar el trabajo de Rosalie Cole, que da vida a la niña, ofreciendo buenos, y adecuadamente terroríficos, momentos de tensión. El resto de actores cumple sin más, pero se puede destacar el trabajo de Frank Janson, que interpreta al padre de la niña, y Ruth Ballan.
En definitiva, una producción fallida e irregular que tiene, no obstante, algunas buenas secuencias que aligeran el regusto amargo que deja en el paladar. Recomendada para todos los fanáticos, me incluyo en el paquete, del cine de terror setentero, tan dado a productos de estas características y que ha legado al cine grandes obras maestras, aunque La niña precisamente, no sea el caso.
Un saludo.

Ficha Técnica
Año: 1977 / Director: Robert Voskanian / Productor: Robert Dadashian, Harry H. Novack / Guión: Ralph Lucas / Fotografía: Mori Alavi / Música: Rob Wallace / Dirección Artística: Mori Alavi / Maquillaje: Francine Cornfield, Jay Owens / FX: Jay Owens / País: USA / Duración: 82m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.85: 1 / Color
Ficha Artística
Laurel Barnett, Rosalie Cole, Frank Janson, Richard Hanners, Ruth Ballan, Rod Medigovich, Slosson Bing Jong, Wendell Hudiburg, Ralph Lucas, Chris Tieken, Jim Dickson, Anoosh Avan, Chick Cavanaugh.  


Siguiente>
« Prev Post
Siguiente Artículo
Next Post »