Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

4/27/2017

Jesus Marti

Dementia aka Daughter of horror (1955)

Dementia 1955, una película arriesgada y surrealista donde el terror se funde con el cine negroDementia 1955, una película arriesgada y surrealista donde el terror se funde con el cine negro

"una película arriesgada y surrealista donde el terror se funde con el cine negro"

Hay films que pulverizan la definición de “película de culto” y sin duda Dementia esta por derecho propio entre las escogidas. Arriesgada, surrealista y abstracta esta  desconocida producción reúne en su corta duración toda clase de componentes y elementos, que conforman un “rara avis” dentro de la producción cinematográfica, coronándola como una joya oscura y remota a la cual muchos aficionados no habíamos tenido acceso. Sorpresivamente la película ha sido editada en nuestro país en DVD, de vez en cuando se producen milagros, y a pesar de que la edición es un pelin más corta que la versión estrenada (56'. contra los 61'. originales), no deja de ser una alegría y una sorpresa para todos los sufridos aficionados patrios.
Adrienne Barrett en una secuencia de 'Dementia'
Dementia nos presenta una historia, simple y llana (en apariencia), en la cual se narra, sin ningún tipo de dialogo (una voz en off aparece de vez en cuando), la historia de una mujer (Adrienne Barrett) con graves trastornos y traumas psicológicos derivados de su pasado, que la convierten en una asesina en serie que, navaja en mano, va cercenando las vidas de los hombres que se cruzan en su camino. Esta débil trama, desde luego, no es el punto más importante del film, mucho más importante es la mirada arriesgada y elaborada que deviene en un análisis de las miserias del alma humana, de la locura y del sadismo implícito en el ser humano, en ese aspecto la película es un amplio catálogo de perversiones y vicios; el maltrato, el alcohol, la prepotencia o la violencia son mostrados en toda su crudeza, convirtiéndose en un vehiculo ideal para mostrar la atormentada y traumatizada psique de la protagonista, y su distorsionada visión de la realidad que la envuelve. Rodada en un sobrio blanco y negro, que regala un importante tono expresionista a la par que un aire muy irreal, la película transcurre como un ejercicio de cine negro, destrozando, de paso, algunos de sus tópicos y líneas maestras habituales, con incursiones en el cine de terror más enfermizo. La influencia de Edgar G. Ulmer y su Detour (1945) es patente, pero también la influencia de Buñuel o de Georg Wilhelm Pabst, se notan durante el desarrollo del film; tal cúmulo de influencias lejos de lastrar el resultado, ofrecen un espectacular crisol en el cual su realizador se mueve libremente, en busca de los resortes necesarios para atrapar y angustiar al espectador, una telaraña de imágenes y sensaciones que anticipan los mecanismos utilizados por Herk Harvey en su majestuosa El carnaval de las almas (Carnival of souls, 1962). Es curioso ver como dos géneros tan, en teoría, alejados estilísticamente se mezclan y se conjuntan de manera tan soberbia, difuminando las líneas que los separan y anticipando lo que con el tiempo se convertiría en los thrillers que hoy conocemos. 
Una secuencia onirica de 'Dementia'
 Como ya he comentado la película es un esforzado estudio sobre la locura y la esquizofrenia, por lo tanto el terror siempre esta presente en la acción, ya sea sugerido o directamente mostrado (espectacular la escena donde se explica el pasado de la chica), el terror se erige como el protagonista absoluto, logrando que siempre se tenga una sensación de opresión, angustia y claustrofobia que, por momentos, es realmente contundente (especial atención a la parte final de la película).   
Fue dirigida y escrita por John Parker, en su primera y única incursión en el mundo del cine, ayudado en la producción por el gran Bruno VeSota que también ejerce de actor, por William C. Thompson (habitual colaborador de Ed Wood) en las labores fotográficas y por una serie de actores habituales en la serie B más oscura del cine de género americano; entre los que destaca, a parte de Bruno VeSota, Angelo Rossitto, conocido por todos los fans por su participación en películas tan emblemáticas como La parada de los monstruos (Freaks, 1932) o La nave de Satán (Dante’s Inferno, 1935). 
Bruno VeSota en una secuencia 'Dementia'
Por último un par de comentarios, no os asustéis por la singularidad de la propuesta; que la película no tenga diálogos, que se base en los gestos de los actores para remarcar las secuencias, en los efectos y sombras que surgen de la utilización del blanco y negro y que presuma de un concepto visual y artístico no demasiado explorado, no son impedimentos para visionarla. Es un film que anticipa muchos de los conceptos que años después muchos directores utilizarían, y que sufrió en sus propias carnes esa misma anticipación, siempre quedara la duda de los que podría haber realizado este director, pero visto lo visto estoy seguro de que no habría defraudado.
Totalmente recomendada, creo que esta película tiene que tener un sitio de honor en cualquier colección que se precie.
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma.  
Si os apetece ver el tráiler podéis ir a nuestro canal de Youtube:
https://youtu.be/BmgeRVpMWlU           

Ficha Técnica
Año: 1955 / Director: John Parker / Productor: John Parker, Bruno VeSota, Ben Roseman / Guión: John Parker / Fotografía: William C. Thompson / Música: George Antheil / Diseño de producción: Ben Roseman / Efectos visuales: Albert Simpson / País: USA / Duración: 61m. (dvd 56m.) / Formato: 35mm  / Proporción: 1.37: 1 / B/N, Muda (voz en off)
Ficha Artística
Adrienne Barrett, Bruno VeSota, Ben Roseman, Richard Barron, Ed Hinkle, Lucille Rowland, Jebbie VeSota, Faith Parker, Gayne Sullivan, Shorty Rogers, Ed McMahon (narrador). Sin Acreditar: Shelley Berman, Jonathan Haze, Angelo Rossitto.








Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »