Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

24 septiembre 2011

Jesus Marti

La bestia con cinco dedos / The beast with five fingers (1946)

Creada y concebida a partir de un relato de William F. Harvey (pronto le dedicaremos un artículo a este excelente escritor), levemente inspirada en la novela Las manos de Orlac de Maurice Renard, y adaptada por Curt Siodmak al formato cinematográfico, La bestia con cinco dedos, es una película producida por Warner en el año 1946. Contemporánea de algunos de los clásicos producidos por Val Lewton y de la lenta decadencia de la Universal, que por esos años se limitaba a producir como churros secuelas de sus grandes éxitos, esta película de Robert Florey es un claro ejemplo de la desorientación y decadencia que el cine fantástico estaba viviendo en esos momentos. Esta aseveración no quiere decir que el film no sea interesante o que no contenga momentos adecuadamente atmosféricos, es más bien la sensación de que tanto el director como el equipo, no tenían nada claro hacia donde querían llevar la producción, por este motivo la mezcla de diferentes géneros no acaba de cuajar, desaprovechando o ignorando premeditadamente el componente más terrorífico o sobrenatural de la historia. 
El argumento es el siguiente: Francis Ingram (Victor Francen), un famoso pianista que tiene paralizada una parte de su cuerpo por una terrible enfermedad, la joven enfermera Julie Holden (Andrea King) que lo cuida y Hilary Cummins (Peter Lorre) residen en una mansión situada en un pequeño pueblecito Italiano. Conrad Ryler (Robert Alda), un músico en horas bajas que sobrevive estafando a los turistas que visitan la localidad, visita asiduamente a Ingram, pues tiene un romance con la enfermera, con la cual tiene el proyecto de abandonar Italia definitivamente. Esta situación altera considerablemente al anciano artista, ya que considera que la presencia de la joven ha contribuido notablemente a su mejoría, paralelamente Cummins tampoco se muestra muy receptivo hacía ese proyecto, ya que la presencia de la enfermera le ha aliviado de sus obligaciones con el enfermo, consiguiendo de esta manera tiempo para su verdadera afición, que no es otra que investigar la biblioteca de la mansión, sumergiéndose en libros de cábala y astronomía en busca de las claves para predecir el futuro. Poco después de firmar su testamento Ingram encuentra la muerte pues cae por unas escaleras montado en su silla de ruedas. Después del entierro el abogado del difunto es estrangulado, las posteriores investigaciones revelaran que una de las manos del fallecido pianista a desaparecido; pronto extraños acontecimientos y supersticiones envolverán a los protagonistas, poniendo en peligro sus vidas.
Tenemos pues una historia que juega con bazas perfectas para crear una película donde el misterio y lo sobrenatural se conviertan en sus principales elementos; lastimosamente el director no esta por la labor de crear una historia de terror, ya desde los minutos iniciales, un tono de farsa con toques de comedia se apodera de la historia, diluyendo la posibilidad de crear una atmosfera consistente. No se si este tono ligero era premeditado o inconsciente, lo cierto es que lastra considerablemente el desarrollo de la película y, a pesar, del que el film contiene escenas con un marcado (y logrado) suspense, adquiriendo, por momentos, fuerza y espíritu terrorífico, no consigue en ningún momento superar totalmente ese hándicap. Por otro lado, Florey, juega constantemente con el engaño y la manipulación, esa manera de enfocar la historia, a pesar de estar realizada con habilidad, conduce al espectador, en muchos momentos, a un leve distanciamiento de los acontecimientos narrados, pecado mortal para una producción de estas características.
La bestia con cinco dedos tiene sus puntos buenos, entre los que cabe destacar la soberbia interpretación de Peter Lorre, que ofrece otro de esos papeles turbios, que mezclan a partes iguales vulnerabilidad y locura, que tan bien se le daban. Lorre acapara toda la atención en el film, suyas son las escenas más impactantes e intensas y es el vehiculo principal para el desarrollo de la trama. Otro de los puntos fuertes del film son sus efectos especiales, a pesar de los años transcurridos los trucos para dar vida a la mano asesina son verdaderamente asombrosos, un trabajo artesanal pero brillante en su resultado.
En definitiva, una película que se queda a medias, pero que aun así es digna de visionarse; La bestia con cinco dedos puede ser tomada como un canto de cisne fallido, que anunciaba el fin del fantástico con tintes góticos y mórbidos, por lo tanto anticipaba también los cambios que pronto sacudirían a la industria cinematográfica.    
Recomendada para todos los aficionados al cine fantástico de esa década y, por supuesto, para los fans del magnifico Peter Lorre.   
Hasta pronto, amigos/as de El Terror Tiene Forma.
Saludos.   

Ficha Técnica
Año: 1946 / Director: Robert Florey / Productor: William Jacobs, Jack L. Warner / Guión: Curt Siodmak, William Fryer Harvey (Historia) / Fotografía: Wesley Anderson / Música: Max Steiner / Dirección Artística: Stanley Fleischer / Maquillaje: Perc Westmore, George Bau / FX: Hans F. Koenekamp, William C. McGann / País: USA / Duración: 88m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.37: 1 / B/N
Ficha Artística
Peter Lorre, Robert Alda, Andrea King, Victor Francen, J. Carrol Naish, Charles Dingle, John Alvin, David Hoffman, Barbara Brown, Patricia Barry, William Edmunds, Belle Mitchell, Ray Walker, Pedro de Cordoba. Sin Acreditar: Simona Boniface, Gino Corrado, Franco Corsaro, Antonio Filauri, Joseph Marievsky, Edna Morris, Count Stefenelli, Ellinor Vanderveer, Catherine Wallace, Lottie Williams. 
  

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »