Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

21 septiembre 2011

Jesus Marti

Opstandelsen (2010)

Opstandelsen es un mediometraje (50 minutos escasos) de origen danés que recoge y continúa con la tradición, últimamente más que instaurada, de dar vida a los muertos. El film, sin salirse demasiado de los patrones habituales en este género, sí que sorprende por el tono y el desarrollo visual/argumental que su director Casper Haugegaard (también guionista y productor) ha sabido darle; un trabajo que asume con naturalidad los parámetros clásicos del género, redescubriendo la necesidad de crear atmósferas tensas, profundidad dramática en los personajes y un tempo más calmado, para lograr que la historia se sostenga y sea creíble de cara al espectador.
El argumento de Opstandelsen es el siguiente: una familia asiste a la misa por la muerte de uno de sus miembros; mientras el párroco exhorta a los asistentes a no dar la espalda a Dios, algo ocurre, pues los muertos de un cementerio cercano vuelven a la vida. El ataque de los zombies es devastador, y sólo sobreviven al mismo los tres hermanos del fallecido. A partir de ese momento la supervivencia se convierte en el objetivo prioritario, pero las rencillas y desavenencias entre dos de los hermanos son una traba, quizás más importante que los mismos zombies, para lograr escapar.
Desde los primeros minutos de metraje resalta el trabajo del director, valiéndose de un ritmo pausado y obsesión por los detalles, muestra con pericia el entorno y las características de cada uno de los protagonistas, este celo por asentar claramente sus relaciones y problemas familiares, sirve como puente de plata para encadenar las secuencias del ataque inicial y las posteriores reacciones de los supervivientes, es en este aspecto donde la película gana su primera batalla; los personajes no son meros pedazos de carne a despedazar, tampoco son héroes encubiertos que vayan a salvar la función, son personas reales, con sus traumas, aciertos y carencias que han de lidiar con una situación excepcional. Toda esta primera parte de la película se recrea visualmente con planos abiertos y travellings tranquilos sobre todos los asistentes al funeral, los planos cercanos o primeros planos son utilizados para remarcar el discurso del cura o para enseñar el primer enfrentamiento de los dos hermanos, donde se nos muestra la profunda distancia que hay entre ellos.
A partir del ataque y posterior huída de los protagonistas, el director decide cerrar más los planos incidiendo en la claustrofobia (buena parte de la huída es por el laberíntico sótano de la iglesia), y añadir bastante más ritmo y velocidad a las secuencias. Es en estos momentos cuando el director opta por planos que muestran, sin contemplaciones, detalles de los rostros ensangrentados / aterrorizados y las secuencias Gore hacen acto de presencia física en la película. El elemento Gore es muy efectivo y contundente, pero no por la cantidad o calidad (que la tiene) de sus efectos, sino por la potencia que se destila de la situación dramática de los personajes; no es una mera sucesión de truculencias explícitas; digamos, más bien, que éstas son el resultado de los acontecimientos, no un parche puesto en medio para impactar o epatar, por lo que su agresividad visual es paralela a la agresividad psicológica de los personajes. Dos o tres escenas destacan en este sentido, no voy a desvelarlas, pero sí que tengo que incidir en la lograda y opresiva sensación de angustia que provocan. Este aspecto se convierte en la segunda batalla ganada por el film, pues donde otras películas caen en el simple espectáculo sanguinolento, aquí se ha logrado acompañarlas de una carga dramática inusualmente poderosa.
Es, por lo tanto, una película de zombies que sobresale de la media, aterradora y efectiva a partes iguales; el film salta con facilidad por encima de sus carencias, errores y alguna que otra incoherencia, propios del género y del exiguo presupuesto, para dar, a partir de unos elementos conocidos por todos los aficionados, un buen soplo de aire que limpia los efluvios podridos que habitualmente salen de los zombies manufacturados en cadena. 
Un mediometraje absolutamente recomendable, un director a seguir en el futuro y una leve esperanza de regeneración en el género, poco más se puede pedir, bueno sí, sería estupendo que alguna distribuidora en nuestro país se hiciera con los derechos y la editara en condiciones, pues la verdad es que para poder visionarla hay que hacer verdaderas piruetas. En Dinamarca ha sido editada por Another World Entertainemnt, la edición es bastante completa, contando con una buena colección de extras.
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma, mañana más. 
Ficha Técnica
Año: 2010 / Director: Casper Haugegaard / Productor: Casper Haugegaard, Thor Boding / Guión: Casper Haugegaard / Fotografía: Michael Panduro / Música: Lasse Elkjaer / Maquillaje: Katja Gydesen, Natalia Jørgensen, Merit Reimer / FX: Janus Vinther / Efectos Visuales: Jens Runkjaer Christensen, Anders Jon Petersen / País: Dinamarca / Duración: 50m. / Proporción: 1.78: 1 / Presupuesto: 50.000 € / Color (HDV)
Ficha Artística
Marie Frohmé Vanglund, Mads Althoff, Jonas Bjørn-Andersen, Asta Stidsen, Roxanne Tirkov, Peter Althoff, Hans Maaløe, Andreas Faaborg Nielsen, Solveig Hansen, Ib Schoppe, Roberta Blasone, Peter Gabriel Rosenkvist, Uwe Panduro, Janus Vinther, Svend Haugegaard, Lasse Øhlers Glumsson, Christa Sommer, Line Jensen, Emilie Line Magnussen, David Armstrong.   

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!!