Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

02 octubre 2017

Jesus Marti

Zombies de Mora Tau / Zombies of Mora Tau (1957)

Zombies of Mora Tau (1957), una curiosa película dirigida por Edward L. Cahn
La película que hoy traigo a El Terror Tiene Forma es un buen ejemplo y una buena manera de entender los cambios artísticos, visuales y de concepto que la industria cinematográfica ha traído consigo en las últimas décadas. Zombies de Mora Tau, que así se llama el invento, es, ante todo, una película de aventuras exóticas, que contiene en su corto metraje (unos 70 minutos), todos los tics habituales en este tipo de producciones, es decir: entorno remoto y alejado de la civilización (en este caso África), una pandilla de aventureros que buscan un tesoro que ha sido esquivo durante sesenta años, un par de chicas guapas con personalidades muy dispares, una anciana que no deja de avisar sobre los peligros de semejante iniciativa y, por último, la amenaza sobrenatural (en este caso unos zombies) que custodian el tesoro perdido. Semejante lío argumental, muy propio de los años cincuenta, fue dirigido por un experto en estas lides, el señor Edward L. Cahn, director que durante su larga carrera estuvo involucrado en muchos géneros diferentes, pero que es especialmente recordado por sus aportaciones al terror y la ciencia ficción, siendo responsable, entre otras, de joyitas como Cadáveres atómicos (Creature with the atom brain, 1955), La invasión de los hombres del espacio (Invasion of the saucer men, 1957) o El terror del más allá (It, the terror from beyond space, 1958)
Zombies of Mora Tau (1957), secuencia de la película
Como ya he dicho antes el género donde mejor se puede clasificar esta película es el de aventuras, pero el componente sobrenatural es indudablemente el eje y el motor de toda la historia; el vudú y los muertos vivientes son integrados en la narración, como elemento perturbador y principal obstáculo para los aventureros. Estos zombies, de carácter muy clásico, son seres que caminan lentamente, prácticamente invulnerables (lo único que les afecta es el fuego) y su única “motivación” es proteger un tesoro, que forma parte de un buque hundido muchos años antes, a toda costa; dicho lo dicho hay que comentar una cualidad de estos seres que, a mí personalmente, me hace mucha gracia, son zombies anfibios, por lo que sus ataques se producen tanto en tierra firme como debajo del agua, esta cualidad anticipa al famoso zombie de Fulci en unos cuantos años, y es una idea simpática, bastante impactante y original, ya que fueron los primeros zombies acuáticos de la historia del cine. Conviene avisar, para no crear falsas expectativas, que estos zombies no muerden (sus ataques son bastantes inocuos de los que te puedes librar fácilmente) y que en ningún momento de la película, se explica el porqué y el como de esa maldición y de ese estado. Son seres torpes, casi ridículos, que más que miedo dan pena, y que están a años luz del zombie que actualmente tenemos asimilado, digerido y a punto de provocar una indigestión masiva; es, sin embargo, esta imagen clásica parte intrínseca del encanto que desprende la película, por lo tanto, conveniente es pasar de puntillas y dejarse llevar, si queremos disfrutar de la película pues, no obstante, su presencia es notoria durante todo el metraje, y la amenaza constante que representan logra mantener vivo el interés del espectador, evitando que la película decaiga en exceso.
Zombies of Mora Tau (1957), secuencia de la película
La película esta cómodamente instalada en el bajo presupuesto, la inexistencia de efectos especiales así lo hace patente, pero aun con ese inconveniente Cahn, como buen artesano y hacedor de fantasías, consigue un producto muy digno. El director propone una historia eficiente que hace hincapié en las miserias del ser humano frente a la amenaza sobrenatural, todos los protagonistas se mueven por sus propios y egoístas intereses. La traición, la avaricia, la desconfianza y los celos son una constante y parte importante del desarrollo argumental, siendo este elemento, según mi parecer, un acierto total en el planteamiento del film.
Zombies de Mora Tau es una película que podría ser considerada como un puente entre el zombie más clásico y el ideado años después por Romero, tiene muchos elementos de interés, demuestra bastante originalidad en su planteamiento, desprende el encanto del bajo presupuesto, tiene un reparto de actores esplendido y es una buena muestra de talento y profesionalidad. 
Todos estos elementos justifican por si solos el visionado de esta pequeña joya del cine de zombies, por lo que no dudo en recomendarla encarecidamente.
Bueno amigos/as hasta la próxima. Saludos.

Ficha Técnica
Año: 1957 / Director: Edward L. Cahn / Productor: Sam Katzman / Guión: George H. Plympton / Fotografía: Benjamin H. Kline / Música: Mischa Bakaleinikoff / Dirección Artística: Paul Palmentola / Decorados: Sidney Clifford / País: USA / Duración: 70m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.85: 1 / B/N
Ficha Artística
Gregg Palmer, Allison Hayes, Autumn Rusell, Joel Ashley, Morris Ankrum, Marjorie Eaton, Gene Roth, Leonard P. Geer, Karl “Killer” Davis, William Baskin, Ray Corrigan, Mel Curtis, Frank Hagney.



Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!!