ÚLTIMOS ARTÍCULOS

31/8/11

Se acabaron las vacaciones


Bueno amigos, los días de asueto, relajación y buen yantar han llegado a su final, por lo que El Terror Tiene Forma vuelve a estar vivo y activo. Con un montón de noticias atrasadas, gran cantidad de películas visionadas más unos cuantos libros y cómics saboreados y listos para comentar, es, sin embargo, una noticia publicada hace un tiempo la encargada de dar el pistoletazo inicial al periodo post vacacional; con esa intención transcribo literalmente una nota enviada por Diego López en la cual se nos informa de la próxima proyección de La invasión de los zombies atómicos (1980). Os dejo con sus palabras.

EL BUQUE MALDITO presenta:

SÁBADO 17 DE SEPTIEMBRE 2011- 18 h.

Proyección de la película “La invasión de los zombies atómicos” con su realizador Umberto Lenzi.

El mítico director italiano, con una extensa filmografía donde destacan títulos como Orgasmo (Orgasmo,1969), Siete orquídeas manchadas de rojo (Sette orchide macchiate di rosso,1972), El ojo en la oscuridad (Gatti rossi in un labirinto di vetro ,1975), Roma a mano armada (Roma a mano armata,1976), Comidos vivos (Mangiati vivi!, 1980) o Caníbal Feroz (Caníbal Ferox, 1981), entre otras, estará con nosotros para hablarnos de La invasión de los zombies atómicos, rodada en gran parte en nuestro país y protagonizada por Hugo Stiglitz, Laura Trotter, Mel Ferrer y Francisco Rabal, y repasar su extenso trabajo en el mundo del cine, donde han tenido cabida todos los géneros cinematográficos, desde principios de la década de los sesenta.
También, Umberto Lenzi, nos introducirá en su nueva faceta como escritor y nos presentará las novelas Terrore ad Harlem, Delitti a Cinecittá, Morte al Cinevillaggio y Scalera di Sangue, todas ellas relacionadas con el mundo del cine.
Entrada Gratuita.

Centro Garcilaso
C/ Garcilaso Nº 103
Barcelona
<M> Sagrera L1-L5

Bueno espero veros a todos en el evento, vamos a disfrutar con Umberto y sus zombies atómicos, tarde psicotrónica asegurada.
Un saludo.

10/8/11

Vacaciones


Bueno amigos/as de El Terror Tiene Forma, por fin han llegado esos días que todos esperamos con ansias devoradoras. Durante tres semanas me voy de vacaciones y por lo tanto el blog no será actualizado. Nos volvemos a encontrar en Septiembre. Buenas vacaciones a todos!!!, tened cuidado con las casas, mansiones, castillos y demás habitaculos presumiblemente abandonados.
Un saludo  

8/8/11

Una vela para el diablo (1973)

Poster de Una vela para el diablo
…se ha matado a sí misma, ha sido un castigo de Dios, fue su mano justiciera…
Marta (Aurora Bautista) y Verónica (Esperanza Roy) regentan la  posada “Las dos hermanas” enclavada en un pueblecito rural de montaña en la España profunda de los años sesenta. La tranquilidad de este rinconcito “idílico”, con sus paredes encaladas y sus normas de conducta no escritas pero sí aplicadas; es sacudido por el boom turístico y sus calles se ven invadidas por cientos de jóvenes de diferentes países. La muerte accidental de una de esas turistas, después de una fuerte discusión, motivada por tomar el sol en top less, con las dos propietarias de la posada, obsesiona de tal manera a Marta que a partir de ese momento, y considerando la muerte de la chica como una señal divina, inicia una cruzada contra la indecencia y el pecado. Envueltas en un fanatismo religioso extremo, las dos hermanas, cada vez más desequilibradas y obsesionadas, acumulan víctimas sin parar. La llegada de Laura Barkley (Judy Geeson),  hermana de la primera víctima, desencadenará el principio del fin.
Aurora Bautista y Esperanza Roy en una secuencia de Una Vela para el Diablo
Secuencia de Un Vela para el Diablo
Justamente después de haber rodado la magnífica Pánico en el transiberiano (1972), Eugenio Martín, ejerciendo de director, guionista y coproductor, se embarcó en esta producción de carácter muy personal; alejándose conscientemente de las coordenadas estilísticas de su anterior obra, Eugenio articuló un film que pretendía, y consigue, denunciar la hipocresía puritana y la doble moral que campaba a sus anchas en esa España en plena explosión turística, un país que necesitaba una expansión económica, pero que se negaba a alejarse de ciertas normas de conducta caducas, fruto de años y años de represión y consciente ninguneo de progresión social. De esta manera la película retrata con ferocidad la falsa moralidad imperante en esos años, donde la iglesia hacía y deshacía a su antojo, forjando un catolicismo rancio y fanático, que poco o nada ha aportado al crecimiento normal de una población, una población sumida en un letargo inconsciente, abrazando como dogma de fe aquello de “mirar hacía otro lado”. El film muestra claramente las dos caras de la misma moneda, por un lado la obsesión encarnada en Marta, convencida de su justa caza inquisitorial, por otro, Verónica, la parte más débil de la pareja, dejándose arrastrar por los delirios de su hermana, adoptando el sometimiento hacia una personalidad más fuerte y por consecuencia convirtiéndose en cómplice de los asesinatos.
Secuencia de Un Vela para el Diablo
Secuencia de Un Vela para el Diablo
Alrededor de estos dos personajes la historia se desarrolla de manera muy sólida, conjugando de manera casi perfecta diferentes elementos, para ofrecernos una película que oscila entre la crítica social (género muy utilizado en nuestro cine) más descarnada y el cine de terror más efectivo, que no duda de utilizar la violencia, un turbio erotismo y una enrarecida atmósfera para impactar y conseguir la tensión necesaria durante todo el metraje. Eugenio Martín realiza un trabajo magistral, su manera de conducir las escenas y el excelente manejo de los resortes y el tempo narrativo (dilatándolo o contrayéndolo a voluntad), es digno de los grandes artesanos cinematográficos, un trabajo que incide en una puesta en escena propia, que no busca referentes sino que prefiere inventarlos y colocarlos en un contexto reconocible para todos, y que por lo tanto dota a este film de consistencia y lo convierte en un referente ineludible dentro del cine de género realizado en este país.
Secuencia de Un Vela para el Diablo
Secuencia de Un Vela para el Diablo
 Una vela para el diablo está plagada de escena icónicas para cualquier aficionado, en un crescendo cada vez más intenso, podemos recordar a Marta con el camisón ensangrentado subiendo la escalera, cuchillo en mano, para cometer otro asesinato; o la delirante secuencia, con la misma protagonista, corriendo en medio de unos zarzales, inflingiéndose un auto castigo masoquista, motivado por la excitación uterina que le ha provocado la visión de unos chicos bañándose desnudos en el río o, por poner punto y final a este apartado, la escena de la cena en la posada en la cual una señora encuentra un extraño “tropezón” en su plato. Todas estas escenas, y algunas más, dan fe de la potencia visual y argumental del film, un magnifico primer plato sabiamente condimentado con cinismo y mala leche.
A parte de la perfecta actuación de la pareja protagonista, desfilan a su alrededor una serie de actores y actrices que, unos más acertados que otros, cumplen con su cometido dignamente; Judy Geeson esta suficientemente creíble, Lone Fleming pone picante a la salsa y Blanca Estrada, bueno, podemos decir que es su primera película y hace lo que puede.
Debido a su temática y su acida critica social la película fue severamente censurada, censura que sin embargo no pudo evitar una gran taquilla en nuestro país, lo que si se consiguió es que el film no tuviera una carrera internacional demasiado sólida, por lo que aun hoy en día, es bastante difícil ver una copia en buen estado.
En fin, no voy a extenderme más, Una vela para el diablo es una de las obras cumbres del cine de terror en nuestro país, un referente inamovible y una película que hace justicia a la labor, siempre digna, profesional y muchas veces brillante, de Eugenio Martín, director nunca suficientemente valorado. Totalmente recomendada, sin dudas.
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma.




Ficha Técnica
Año: 1973 / Director: Eugenio Martín / Productor: Eugenio Martín, José Lopéz Moreno / Guión: Eugenio Martín, Antonio Fos / Fotografía: José F. Aguayo / Música: Antonio Pérez Olea / Maquillaje: Cristóbal Criado / FX: Pablo Pérez / País: España / Duración: 90m. / Formato: 35mm  / Color / Títulos alternativos: A candle for the Devil, It happened at nightmare inn, Nightmare Hotel.
Ficha Artística
Judy Geeson, Aurora Bautista, Esperanza Roy, Lone Fleming, Víctor Alcázar, Blanca Estrada, Loreta Tovar, Montserrat Julió, Fernando Villena, Fernando Hilbeck, Charley Pineiro.



6/8/11

Dementia aka Daughter of horror (1955)

Hay films que pulverizan la definición de “película de culto” y sin duda Dementia esta por derecho propio entre las escogidas. Arriesgada, surrealista y abstracta esta  desconocida producción reúne en su corta duración toda clase de componentes y elementos, que conforman un “rara avis” dentro de la producción cinematográfica, coronándola como una joya oscura y remota a la cual muchos aficionados no habíamos tenido acceso. Sorpresivamente la película ha sido editada en nuestro país en DVD, de vez en cuando se producen milagros, y a pesar de que la edición es un pelin más corta que la versión estrenada (56m. contra los 61m. originales), no deja de ser una alegría y una sorpresa para todos los sufridos aficionados patrios.
Dementia nos presenta una historia, simple y llana (en apariencia), en la cual se narra, sin ningún tipo de dialogo (una voz en off aparece de vez en cuando), la historia de una mujer (Adrienne Barrett) con graves trastornos y traumas psicológicos derivados de su pasado, que la convierten en una asesina en serie que, navaja en mano, va cercenando las vidas de los hombres que se cruzan en su camino. Esta débil trama, desde luego, no es el punto más importante del film, mucho más importante es la mirada arriesgada y elaborada que deviene en un análisis de las miserias del alma humana, de la locura y del sadismo implícito en el ser humano, en ese aspecto la película es un amplio catálogo de perversiones y vicios; el maltrato, el alcohol, la prepotencia o la violencia son mostrados en toda su crudeza, convirtiéndose en un vehiculo ideal para mostrar la atormentada y traumatizada psique de la protagonista, y su distorsionada visión de la realidad que la envuelve. Rodada en un sobrio blanco y negro, que regala un importante tono expresionista a la par que un aire muy irreal, la película transcurre como un ejercicio de cine negro, destrozando, de paso, algunos de sus tópicos y líneas maestras habituales, con incursiones en el cine de terror más enfermizo. La influencia de Edgar G. Ulmer y su Detour (1945) es patente, pero también la influencia de Buñuel o de Georg Wilhelm Pabst, se notan durante el desarrollo del film; tal cúmulo de influencias lejos de lastrar el resultado, ofrecen un espectacular crisol en el cual su realizador se mueve libremente, en busca de los resortes necesarios para atrapar y angustiar al espectador, una telaraña de imágenes y sensaciones que anticipan los mecanismos utilizados por Herk Harvey en su majestuosa El carnaval de las almas (Carnival of souls, 1962). Es curioso ver como dos géneros tan, en teoría, alejados estilísticamente se mezclan y se conjuntan de manera tan soberbia, difuminando las líneas que los separan y anticipando lo que con el tiempo se convertiría en los thrillers que hoy conocemos. 
 Como ya he comentado la película es un esforzado estudio sobre la locura y la esquizofrenia, por lo tanto el terror siempre esta presente en la acción, ya sea sugerido o directamente mostrado (espectacular la escena donde se explica el pasado de la chica), el terror se erige como el protagonista absoluto, logrando que siempre se tenga una sensación de opresión, angustia y claustrofobia que, por momentos, es realmente contundente (especial atención a la parte final de la película).   
Fue dirigida y escrita por John Parker, en su primera y única incursión en el mundo del cine, ayudado en la producción por el gran Bruno VeSota que también ejerce de actor, por William C. Thompson (habitual colaborador de Ed Wood) en las labores fotográficas y por una serie de actores habituales en la serie B más oscura del cine de género americano; entre los que destaca, a parte de Bruno VeSota, Angelo Rossitto, conocido por todos los fans por su participación en películas tan emblemáticas como La parada de los monstruos (Freaks, 1932) o La nave de Satán (Dante’s Inferno, 1935)
Por último un par de comentarios, no os asustéis por la singularidad de la propuesta; que la película no tenga diálogos, que se base en los gestos de los actores para remarcar las secuencias, en los efectos y sombras que surgen de la utilización del blanco y negro y que presuma de un concepto visual y artístico no demasiado explorado, no son impedimentos para visionarla. Es un film que anticipa muchos de los conceptos que años después muchos directores utilizarían, y que sufrió en sus propias carnes esa misma anticipación, siempre quedara la duda de los que podría haber realizado este director, pero visto lo visto estoy seguro de que no habría defraudado.
Totalmente recomendada, creo que esta película tiene que tener un sitio de honor en cualquier colección que se precie.
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma.             



Ficha Técnica
Año: 1955 / Director: John Parker / Productor: John Parker, Bruno VeSota, Ben Roseman / Guión: John Parker / Fotografía: William C. Thompson / Música: George Antheil / Diseño de producción: Ben Roseman / Efectos visuales: Albert Simpson / País: USA / Duración: 61m. (dvd 56m.) / Formato: 35mm  / Proporción: 1.37: 1 / B/N, Muda (voz en off)
Ficha Artística
Adrienne Barrett, Bruno VeSota, Ben Roseman, Richard Barron, Ed Hinkle, Lucille Rowland, Jebbie VeSota, Faith Parker, Gayne Sullivan, Shorty Rogers, Ed McMahon (narrador). Sin Acreditar: Shelley Berman, Jonathan Haze, Angelo Rossitto.
Edición en DVD
Audio: Castellano, Inglés (Dolby Digital 2.0 Stereo) / Subtítulos: Castellano / Pantalla: Fullscreen, 1:33.1, 4:3 / Calificación: NRM 18 / Extras: No / Distribuidora: Llamentol / Precio: 12,95 € / Valoración de la edición: 5   






2/8/11

Sitges 2011 te invita al estreno de SUPER 8

SITGES, Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, y PARAMOUNT PICTURES preestrenan SUPER 8 el próximo miércoles 10 de agosto a las 20:30h en el cine Comedia (Paseo de Gràcia 13, Barcelona).
Para conseguir una entrada doble de las 220 disponible entra en http://www.facebook.com/sitgesfilmfestival
SUPER 8 está dirigida por el aclamado J.J. Abrams (creador de series como Alias, Lost y Fringe) y producida por Steven Spielberg, el mismo Abrams y Bryan Burk. La película más esperada del verano cuenta con las interpretaciones de Elle Fanning, Kyle Chandler, Ron Eldard, Noah Emmerich, Basson Gabriel, Courtney Joel, Lee Ryan, Zach Mills y Amanda Michalka.
Sinopsis: En el verano de 1979, un grupo de jóvenes de un pequeño pueblo de Ohio son testigos de un choque catastrófico de trenes mientras rodaban una película en súper 8. Cuando comienzan una serie de desapariciones irregulares y eventos inexplicables en el pueblo, los chicos sospechan que no fue un accidente y el jefe de policía intentará descubrir la verdad.
SUPER 8 se estrenará en salas de cine y IMAX de todo el país el 19 de agosto y será distribuida por PARAMOUNT PICTURES.
Más información en:
super8-lapelicula.com
sitgesfilmfestival.com