Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

01 mayo 2017

Jesus Marti

LOS OJOS MISTERIOSOS DE LONDRES / THE HUMAN MONSTER (1939)

Los ojos misteriosos de Londres / Poster
The Human Monster, conocida en nuestro país como Los Ojos Misteriosos de Londres (título bastante más acertado, atractivo y sugerente que el original), es una de esas películas cuasi olvidadas por el aficionado, que, sin embargo, ocultan buenos hallazgos visuales y argumentales, dentro de la ingenuidad y poco presupuesto asociado a estos productos, por supuesto.
The Human Monster es una película del año 1939 producida por Associated British-Pathé en colaboración con John Argyle Productions y distribuida por Monogram; basada en la novela de Edgar Wallace (1875-1932), prolífico escritor considerado el padre del moderno thriller, autor de una gran cantidad de obras de misterio, muchas de ellas llevadas a la pantalla grande y creador de la idea original (no acreditada) para el King Kong de 1933; la línea argumental es la siguiente: En el río Támesis aparecen varios cuerpos de hombres asesinados. El inspector Larry Holt (Hugh Williams) de Scotland Yard, con la ayuda del teniente Patrick O’Reilly (Edmon Ryan) de la policía de Chicago, está a cargo del caso; la investigación y las sucesivas pistas que van surgiendo, lo dirigen hasta el Dr. Feodor Orloff (Bela Lugosi), un corredor de seguros y prestamista, que esconde detrás de un cara afable y caritativa, un oscuro y terrible secreto. Un asilo para invidentes parece ser el centro de los extraños acontecimientos, con la ayuda de Diana Stuart (Greta Gynt), hija de uno de los hombres asesinados, los dos policías esperan poder solucionar el problema.
La dirección corrió a cargo de Walter Summers, también productor y guionista, que entregó un film básicamente funcional, que mezclaba drama, folletín detectivesco, algo de humor chusco y pequeñas gotas de horror y sadismo realmente visceral, todos estos elementos desarrollan una historia que, si bien no tiene una atmósfera gótica demasiado conseguida, sí que ostenta una puesta en escena adecuadamente húmeda y neblinosa (no podía ser de otra manera siendo la ciudad de Londres la protagonista), que refuerza las andanzas del sádico doctor, consiguiendo que un film con una dirección normalita, se convierta en una pequeña joya plenamente disfrutable.
Bela Lugosi se lo pasa muy bien
Olvidando ciertos momentos de humor ingenuo, recurso muy usado en esos años, y obviando el desarrollo de la investigación en la parte inicial del film, muy primaria y falta de ritmo, donde la acumulación de pistas habrían deslumbrado hasta a un ciego, tenemos un producto final que sustenta buena parte de su atractivo en la puesta en escena y, sobretodo, en su protagonista principal, que no es otro que el gran Bela Lugosi. Es obvio decir que todo el argumento está puesto al servicio, y depende casi exclusivamente, del actor, permitiéndole lucir sus dotes interpretativas y sus múltiples registros de malvado redomado. Bajo la alargada sombra de la capa de Drácula, Lugosi había alcanzado el estatus de estrella del cine de terror, sin embargo el actor, desde siempre, había intentado desmarcarse de ese personaje, sus múltiples colaboraciones en gran cantidad de producciones así lo demuestran, a este hecho hay que sumarle que su carrera ya daba pruebas de decadencia, no artística pero sí comercial, por lo que revitalizarla y/o mantenerla se convirtió en una prioridad absoluta. Su inclusión en el film se debe principalmente a estas necesidades, siendo en aquí un acierto total, ya que el éxito en el momento del estreno fue absoluto y su reputación se vio confirmada, suponiendo un breve respiro para el actor, pero no pudiendo evitar que, lentamente, su figura fuera solo requerida para producciones cada vez más modestas, en las que la auto parodia, el humor zafio y bizarradas extravagantes realmente alucinantes junto a sus diferentes adicciones y problemas personales, anticiparon la caída libre y sin paracaídas en la que se vio inmerso.
Secuencia de la película Los ojos misteriosos de Londres
Volviendo al tema que hoy nos ocupa, Los ojos misteriosos de Londres es un film que representa muy bien las virtudes y los defectos del llamado cine de terror clásico en su última época; las atmósferas lúgubres y las pinceladas de horror, casi siempre de un sadismo brutal, se mezclaban con argumentos ingenuos y previsibles, que con dificultad, ofrecían un hilo conductor para el desarrollo global; para compensar estas carencias de profundidad en el guión, se desarrollaban historias paralelas que recurrían a situaciones chistosas para llenar algo de metraje. En el caso que nos ocupa la relación entre los dos policías se lleva el “mérito” de este relleno, pues se intenta sacar jugo entre la caótica impetuosidad del teniente americano y la habitual flema de la policía inglesa, produciendo algunas escenas de gran sonrojo, sobre todo vistas hoy en día; en contraposición el papel del Lugosi, que juega perfectamente con la ambigüedad, da el tono necesario para que la función no decaiga y, a pesar, de su previsibilidad nos ofrezca múltiples aristas donde el aficionado puede agarrarse, disfrutando como un enano con los desmanes del loco Doctor Orloff.
Con un presupuesto ridículo, una duración que a duras penas sobrepasa los setenta minutos y una dirección cuanto menos irregular (no exenta de agilidad), la película se revela como un entretenimiento eficaz que sabe sacar todo el rendimiento posible a las carencias antes descritas, logrando incluso dejar para la posteridad una imagen icónica dentro del género, me estoy refiriendo al ser deforme que responde al nombre de Jack, simplemente entrañable e inolvidable. Es por lo tanto una película muy recomendable, que merece un visionado, saboreando sin cortapisas el espectáculo que nos ofrece. Como último apunte decir que la película obtuvo la clasificación H (Horrific), gracias a la labor y meticulosidad de los censores británicos de la época, otro punto a su favor.
Secuencia de la película Los ojos misteriosos de Londres
Podéis ver el trailer en nuestro canal de Youtube:
Hasta mañana amigos/as de El Terror Tiene Forma.
Saludos!!!     

FICHA TÉCNICA
Título: THE DARK EYES OF LONDON (1939 / Uk / 76′ / Blanco y Negro)
Otros Títulos: LOS OJOS MISTERIOSOS DE LONDRES (España), THE HUMAN MONSTER (Usa), EL MONSTRUO HUMANO (México)
Director: Walter Summers
Segunda Unidad: Jack Martin
Productor: John Argyle
Guión: Patrick Kirwan / Walter Summers / John Argyle (Guión) / Edgar Wallace (Novela)
Edición: Ted Richrads
Fotografía: Bryan Langley
Dirección Artística: Duncan Sutherland
Música: Guy Jones

FICHA ARTÍSTICA
Bela Lugosi, Hugh Williams, Greta Gynt, Edmon Ryan, Wilfred Walter, Alexander Field, O.B. Clarence, May Hallatt, Bryan Herbert, Arthur E. Owen, Charles Penrose, Gerald Pring, George Street, Julie Suedo.

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »