Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

17 abril 2012

Jesus Marti

Mr. Sardonicus / El Barón Sardonicus (1961)

Vuelvo a traer a estas páginas al creador del marketing interactivo y del truco publicitario en el cine, supongo que nada más leer esta frase habréis adivinado de quién estoy hablando, pues sí de William Castle y en este caso la película que nos ocupa es Mr. Sardonicus o como se la conoce por estos lares El Barón Sardonicus. Con guión de Ray Rusell (también responsable de la autoría de la novela en la que se basa), esta producción del año 1961 es un “cuerpo extraño” en la filmografía de Castle, y digo extraño por las características de la obra en sí misma, ya que se intenta dotar al estilo, ya consolidado, del director de una base literaria más consistente y dramática, realzando las aristas que produce la lucha entre la pureza y la depravación dentro de una historia de macabra moraleja costumbrista. Esta mezcla dispar de elementos no acaba de cuajar, pero es indudable que la película tiene una naturaleza peculiar y al igual que muchas de las producciones de Castle consigue entretener, logrando que el aficionado se integre dentro de la trama y olvide los defectos de forma que atesora el film.
Pero antes de nada una sinopsis para entrar en materia: Siglo XIX, Sir Robert Cargrave (Ronald Lewis), un prestigioso médico, ha estado experimentando con éxito un nuevo tratamiento para la parálisis muscular. Un buen día recibe una carta de la Baronesa Maude Sardonicus (Audrey Dalton), un amor de su juventud que está casada con el Barón Sardonicus (Guy Rolfe), en dicha misiva la Baronesa le pide ayuda y le ruega que se desplace hasta el castillo propiedad desu marido sito en la Europa Oriental. Ni corto ni perezoso nuestro buen doctor atraviesa media Europa para llegar a los dominios del Barón. Una vez en el lugar descubre que Sardonicus se encuentra afectado por una grave parálisis facial, que le ha dejado una permanente y horrible sonrisa en el rostro que cubre con una máscara, pero no solo su físico está afectado sino también su mente. Bajo la amenaza de que su antigua amante será torturada hasta la muerte, el médico accede a intentar curar la deformidad del Barón.
Digamos primeramente que no es un guión demasiado original, los nutrientes del mismo son bastante obvios, por un lado tenemos la influencia de la novela “El Hombre que Ríe” de Víctor Hugo convenientemente distorsionada, por otro lado tenemos la inclusión del esquema argumental típico del folletín victoriano y, por último multitud de influencias en la ambientación, localización, atmósfera y golpes de efecto del gótico más hollywoodiense. Bueno, la acumulación de tópicos no es siempre mala y en el caso de Castle le va como anillo al dedo; moviéndose entre los golpes de efecto, la atmósfera gótico / malsana y los tópicos más reconocibles de este tipo de producciones, el director consigue con buen ritmo y sin grandes alardes técnicos, conducir la película con mano firme, aunque no logre eludir que determinados momentos o secuencias queden un pelín forzados y gratuitos.
Mr. Sardonicus está rodada en un brillante blanco y negro, gran trabajo de Burnett Guffey, con lo cual el acabado final del producto está bien asegurado para ofrecer el ambiente adecuado a la historia. En el aspecto interpretativo todos cumplen bastante bien, pero yo personalmente me quedo con el personaje de Oskar Homolka, su interpretación de Krull (el sirviente del Barón) es pletórica, recayendo en él las partes más sádicas, visualmente hablando, del film, como ejemplo la escena de las sanguijuelas con la criada atada al techo o el plano final de la película, atestiguan mis palabras; dos secuencias verdaderamente imborrables para cualquier aficionado.
Poco más puedo decir, el film a pesar de sus imperfecciones, es quizás la obra más redonda de su creador, estas palabras no quieren decir mucho ya que los amantes del cine de William Castle (entre los que me incluyo) disfrutamos de todas sus producciones por fallidas que sean, pues, no nos olvidemos, la verdadera premisa de este director era entretener / asustar y eso siempre lo conseguía, de una manera o otra.
Hasta mañana amigos/as de El Terror Tiene Forma. Saludos!!!!!

Ficha Técnica
Año: 1961 / Director: William Castle / Productor: William Castle, Dona Holloway / Guión: Ray Rusell / Fotografía: Burnett Guffey / Música: Von Dexter / Dirección Artística: Cary Odell / Maquillaje: Ben Lane / País: USA / Duración: 89m. / Formato: 35mm  / Proporción: 1.85: 1 / B/N
Ficha Artística
Ronald Lewis, Audrey Dalton, Oskar Homolka, Guy Rolfe, Vladimir Sokoloff, Erika Peters, Lorna Hanson. Sin acreditar: Edith Atwater, Ilse Burkert, William Castle, Constance Cavendish, Albert D’Arno, James Forrest, David Janti, Annalena Lund, Mavis Neal Palmer, Charles H. Radilak, Franz Roehn, Tina Woodward.  
Edición en DVD
Audio: Castellano, Inglés (Dolby Digital) / Subtítulos: Castellano / Pantalla: Fullscreen, 1:33.1, 4:3 / Calificación: NRM 12 / Extras: No / Distribuidora: Impulso, Sony / Precio: 6,95 € / Valoración de la edición: 4



Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

4 comentarios

Write comentarios
20 de abril de 2012, 1:41 delete

Su obra más redonda? Pues habrá que verla, sin duda. Un creativo que, como bien dices, era mejor relaciones públicas que realizador. Hasta ahora The Tingler era la que más me había gustado. Veremos este Mr. Sardonicus, gracias.

Reply
avatar
J. Martí
AUTHOR
20 de abril de 2012, 9:30 delete

Hola Quimérico, pues sí, para mí esta es una de las pelis más redondas de William Castle, eso no quiere decir que sea perfecta ni nada de eso, pero si que tiene una combinación de estilos que, aunque conserva buena parte de los golpes de efectos habituales en este director, intenta dotar a la obra de algo más de densidad y dramatismo.
Yo creo que te puede gustar mucho.
Gracias por la visita y un abrazo!!!

Reply
avatar
J. Martí
AUTHOR
19 de mayo de 2012, 18:58 delete

Muchas gracias por tu comentario y la visita.
Saludos!!!!

Reply
avatar