Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

16 abril 2012

Jesus Marti

Seriales, el cine en episodios (una breve aproximación)

Mucha gente está actualmente enganchada a las series de televisión, es normal, la calidad de muchas de esas propuestas es excelente y la variedad temática que proponen alcanza a todo tipo de aficionado, su continuidad en el tiempo es lo suficientemente holgada como para crear culto, los realizadores y actores involucrados en ellas son de primera fila y sus presupuestos son cada vez más generosos (dentro de los parámetros televisivos); es indudable que el estilo y manera de realizar los capítulos ha variado sustancialmente con el tiempo (sobre todo en el ritmo), pero no es menos cierto que todos ellos deben su estructura narrativa y señales de identidad al serial o “cine en episodios” que se produjo (principalmente en los Estados Unidos), teniendo su gran expansión y aceptación mediática en los años treinta y cuarenta.
El principio del cine sonoro supuso un cambio notable en la producción y sobre todo en la demanda del público, con lo cual la desaparición de multitud de pequeñas productoras en beneficio de empresas como Universal Pictures, Columbia Pictures o Mascot Pictures (después conocida como Republic Pictures) fue la progresión lógica que marcaba el mercado. La actividad era frenética, llegando cada compañía a producir entre tres y cinco seriales anuales con una media de 13 episodios por saga y una duración de entre 20 y 30 minutos. La estructura era simple: inicio del episodio con un resumen del anterior / desenlace de la secuencia interrumpida en el capítulo anterior / nudo del episodio en concreto / cierre del capítulo dejando al protagonista en una situación peligrosa hasta la siguiente entrega. ¿Os suena de algo esta técnica?, pues sí actualmente se sigue utilizando con normalidad en multitud de series, lo cual demuestra la viabilidad de ese formato y la poca inventiva (salvo honrosas excepciones) del medio actual.
Otro punto a destacar eran las temáticas utilizadas, con un fuerte aroma Pulp, no en vano esas baratas publicaciones eran extremadamente populares en esos años y su influencia notable, los productores adquirían los derechos de determinados personajes en función de su popularidad. Por lo tanto los relatos surgidos de medios como las revistas Pulp, las radionovelas y posteriormente los cómics se convirtieron en una fuente inagotable de acción, aventuras y drama para el mercado cinematográfico (seguro que esto también os suena), dando paso a que personajes como Flash Gordon, Buck Rogers, Dick Tracy, The Phantom, Mandrake el Mago, Fu Manchú, La Sombra, Batman o el mismísimo Superman, entre otros muchos, coparan las pantallas cinematográficas en esos años logrando un éxito abrumador. De esta manera Los Tambores de Fu-Manchú (1940), El Misterioso Dr. Satán (1940), Undersea Kingdom (1936), Adventures of Captain Marvel (1941) o The Crimson Ghost (1946), llenaron la cabeza de muchos jóvenes, de aventuras, acción, ciencia ficción y, sobre todo, de villanos y héroes memorables, que años después todavía tienen algo que decir y enseñar, siendo muchos de ellos imágenes iconográficas del género.  
La calidad de estos seriales era bastante cuestionable, para abaratar costes no se dudaba ni un segundo en reutilizar partes de decorados, secuencias de efectos o partes musicales; la única prioridad era mantener al espectador atento a la siguiente entrega. Sin embargo vistos hoy en día, dejando de lado su ingenuidad y trucos de producción, son una grata y entrañable representación de la imaginación, convirtiéndose para el aficionado en toda una alucinante experiencia cinematográfica.
El final de La Segunda Guerra Mundial cambió sustancialmente los parámetros de la industria cinematográfica, poco a poco todas las productoras fueron abandonando este formato, apostando por producir largometrajes. La defunción más o menos oficial del serial se produjo en los años cincuenta, cuando las televisiones adquirieron todo el material programándolo en sus emisiones como teleseries al uso. El fin de una era había llegado y lo que vendría a continuación ya es otra historia.
Actualmente mucho de este producto, gracias a formatos domésticos como el DVD, está siendo recopilado y distribuido, principalmente en los USA, con lo cual todos los aficionados pueden satisfacer la curiosidad.    
Este ha sido el primer acercamiento a los seriales cinematográficos, en posteriores artículos me detendré en producciones concretas, repasando de esta manera una serie de sagas que creo importantes para cualquier aficionado con un mínimo de curiosidad hacia la fantasía y la ciencia ficción. Por lo tanto ya adelanto que el próximo post estará dedicado a The Crimson Ghost, que tiene en su haber a uno de los villanos más carismáticos y originales de la época.
Bueno amigos/as de El Terror Tiene Forma, saludos y hasta mañana.

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »