Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

10 mayo 2012

Jesus Marti

James Herbert, los Dominios del Horror (1)


James Herbert, los dominios del horror
James Herbert siempre ha sido considerado más un creador de best sellers al uso que un auténtico escritor de literatura fantástica y terrorífica, también se le ha comparado continuamente con Stephen King, más como un menosprecio antes que como un halago, yo en este caso no puedo ser demasiado objetivo, para mí Herbert es un consumado maestro en las lides del terror escrito que, con algunos altibajos en su carrera, siempre ha cumplido con creces en la misión de entretener y dimensionar la fantasía y el terror en las páginas de un buen libro. El post de hoy va dedicado a este escritor y no pretende ser una biografía (en la web ya hay bastante información al alcance de la mano) sino más bien un repaso a sus obras más representativas e importantes.
James Herbert y sus animalitos de compañíaLa carrera de Herbert se inició en la década de los setenta después de abandonar su actividad como director artístico en una empresa de publicidad en aras de convertirse en un escritor a tiempo completo. Su primera novela fue publicada en el año 1975 y se titulaba La Invasión de las Ratas (The Rats); esta novela es un espeluznante relato en el cual se describía, con un amplio arco de influencias que iban desde la ciencia ficción hasta el horror más brutal, cómo
una extraña mutación altera el comportamiento de los roedores, cambiando su apariencia física (han crecido bastante) y sus hábitos alimenticios (ahora la carne humana es su principal debilidad), los suburbios de la ciudad de Londres no tardan en ser invadidos y sus ciudadanos caen víctimas del pánico, ya que los ataques de las ratas cada vez son más atrevidos y virulentos. En esta primera novela Herbert ya demuestra un dominio brutal sobre las descripciones y el desarrollo de los personajes, paralelamente las escenas de horror son bastante gráficas y horripilantes, con lo cual no es de extrañar que La Invasión de las Ratas se convirtiera en un éxito absoluto de ventas, propiciando dos novelas más y una novela gráfica que daba por ¿concluida? la saga. Estas continuaciones fueron El Cubil (Lair, 1979), que partía de la base de que la invasión de las ratas mutantes había sido erradicada de Londres cuatro años antes, sin embargo un hombre especializado en la lucha contra plagas de esta índole, detecta lo que parece ser un nuevo brote, todavía más peligroso, de la mutación. La novela sigue las coordenadas de su predecesora, es decir: acción trepidante, muchas escenas de sangre y violencia y una pequeña historia de amor entre medio. 
Tercera parte de la saga apocaliptica de este gran escritor
La culminación de la serie llegaría en el año 1984, con el enigmático título de Dominios (Domain), el escritor ofrece a sus lectores una de sus mejores novelas; paranoica, deprimente y violenta, Dominios se erige como piedra angular en la carrera del escritor y como tótem para la gran mayoría de sus seguidores. La novela presenta un mundo devastado por un conflicto nuclear, donde la destrucción ha sido total, dejando las ciudades en ruinas con millones de muertos y mutilados por sus calles. La acción se centra en un grupo de supervivientes que encuentran cobijo en el subsuelo urbano, pero las temibles ratas negras mutantes de las dos primeras novelas se han convertido en el depredador dominante del nuevo mundo, acosando sin cesar a los supervivientes. Detrás de los ataques de roedores parece que se esconde una inteligencia más horrorosa y terrible que la situación en sí misma. Dominios es para mí una de las novelas más poderosas sobre una hecatombe nuclear jamás escrita, con una pulsión voraz, casi majestuosa, Herbert se adentra sin contemplaciones en los horrores de semejante situación, no desdeña las situaciones gráficamente excesivas y realiza un tratamiento descriptivo de los personajes a un nivel tan, pero tan notable que logra crear vínculos con el lector que llevan en volandas a la novela. La Ciudad (The City, 1993) es una novela gráfica que cuenta con la participación del dibujante Ian Miller y guión del propio Herbert, la acción se sitúa en un futuro post-nuclear, poco más puedo deciros pues no he tenido el placer de leerla, lo que parece bastante claro es que cierra, por lo menos momentáneamente, la saga de las Ratas. Como curiosidades quiero comentar que el primer libro tuvo una adaptación en el incipiente (en esos años) mundo del videojuego, el juego en cuestión fue diseñado en el año 1985 para Commodore 64 y Spectrum Sinclair, también tuvo una adaptación cinematográfica titulada Fieras Radiactivas (Deadly Eyes, 1982) dirigida por Robert Clouse. 
En medio de esta saga el autor no estuvo de manos cruzadas, en el año 1975 publicaba La Niebla (The Fog), una especie de Thriller de terror en el cual una extraña niebla va cubriendo Wiltshire, un apacible pueblecito, convirtiendo a sus habitantes en una especie de locos infectados salvajes y violentos; esta novela es la más gore de su autor y tiene el privilegio de tener uno de los capítulos más brutales y violentos, capítulo que dio origen al splatter en la literatura de género. En palabras del autor la novela es su particular homenaje a Wells, Wyndham y Kneale, o lo que es lo mismo: La Guerra de los Mundos, El Día de los Trífidos y la serie Quatermass. En el año 1976 veía la luz El Superviviente (The Survivor), la novela también puede enclavarse dentro los géneros de la ciencia ficción y el terror, la historia nos cuenta como David Keller (copiloto de un Jumbo 747) es el único superviviente de un aparatoso accidente de aviación, saliendo completamente ileso si exceptuamos una amnesia total que le impide recordar qué ocurrió en el suceso. Pronto, en torno a su figura, comienzan a ocurrir muertes aparentemente sin sentido; al protagonista solo le queda intentar reconstruir los sucesos para encontrar la clave del enigma. Con la siguiente novela Herbert da un giro radical a su producción; Chamba (Fluke, 1977) es una especie de fantasía infantil donde un hombre muere para despertarse al día siguiente en el cuerpo de un perro; es un libro ameno, divertido y brillante pero en las antípodas de lo que hasta ese momento había escrito. La novela tuvo una gran aceptación e incluso tuvo una adaptación para el cine en el año 1995 dirigida por Carlo Carlei.
Bueno amigos/as, hasta aquí la primera parte del artículo dedicado a este autor. La próxima entrega nos presentara a un autor más maduro, que comienza a alternar novelas directamente enclavadas en el terror, con otras obras donde el regusto pulp y los acontecimientos sobrenaturales se dan la mano, pero eso queda para el próximo artículo. Saludos y hasta mañana:

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

2 comentarios

Write comentarios
Anónimo
AUTHOR
11 de mayo de 2012, 10:21 delete

Magnífico artículo de uno de los escritores más infravalorados del terror.

Reply
avatar
J. Martí
AUTHOR
11 de mayo de 2012, 17:54 delete

Gracias por tu comentario y visita. La verdad es que el pobre Herbert, en nuestro país, siempre ha sido muy infravalorado y es una pena, porque verdaderamente es un gran escritor y creador de grandes novelas de terror.
Saludos y reitero los agradecimientos.

Reply
avatar

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!!