Últimos Artículos

05 noviembre 2012

Jesus Marti

Berberian Sound Studio (2012)

Berberian Sound Studio una magnifica película de Peter Stickland
“Berberian sound studio” (Peter Strickland, 2012) se une a esa corriente de películas como “Amer” o “Tulpa” que miran hacia el giallo clásico para encontrar y transmitir nuevas sensaciones a través de viejas formulas. La película que nos ocupa, ya desde sus primeras imágenes, se coloca a la cabeza de estas propuestas. Y no deja de ser curioso que se estrene el mismo año que la arriesgada “The lords of Salem” con la que guarda más puntos de contacto que con sus parientes europeas mencionadas anteriormente. Así pues, nos encontramos ante una experiencia más que una película, y una experiencia irrepetible e inolvidable, imposible de digerir en un solo visionado y al mismo tiempo parcialmente carente de sentido en visionados domésticos. En resumen, estamos ante una muestra de CINE puro. Maldita desde su origen pero dispuesta a arrebatar a los espectadores que caigan en su compleja y laberíntica telaraña.
La segunda película de Peter Strickland, autor de la magnífica “Katalyn Varga, 2009”, es más giallo que ningún giallo. Es italiana hasta la medula siendo al mismo tiempo 100 % inglesa. A diferencia de lo que haría cualquier otro director, Strykland no usa ni la forma ni el contenido clásico del terror italiano, salvo para sus propios intereses, pero al mismo tiempo crea un giallo definitivo. La historia es mínima, no pasan grandes cosas, se puede resumir en unas líneas, y no será tan importante como lo que pasa alrededor de la propia historia. Si, la película es un gran juego de espejos pero no con el género, si no con el espectador, el cual se verá atrapado en sus redes si se molesta inútilmente en desentrañar el misterio. Siendo una película de ritmo lentísimo, Strickland no tarda en revelar una primera escalera de color al romper la cuarta pared en los ya míticos títulos de crédito, apasionante y bellísima idea la de revelarse el propio director como un simple títere dentro de la no historia que cuenta la película. A partir de ahí, el descenso a la locura desde la realidad no será tanto un descenso sino un alzamiento a la super cordura del cine, donde todo y nada tiene sentido. El personaje del técnico de sonido que oía demasiado, no será un trasunto del espectador sino más bien un cebo para que el incauto espectador le siga en ese viaje a las entrañas del cine italiano. Un mundo lleno de brujería, mujeres bellas, melodías de cuartetos electrónicos, misterios imposibles, sonidos sugerentes y mucho terror, un mundo sin escapatoria posible pero mucho más divertido que la realidad cotidiana. 
Berberian Sound Studio una magnifica película de Peter Stickland
Por desgracia sus matemáticos 100 minutos se acaban y mientras el personaje encarnado con brillantez absoluta por el gran Toby Jones permanecerá para siempre atrapado en Giallolandia. El espectador habrá conseguido su infame billete de regreso, maldiciendo para siempre el momento en que salió de ese estudio de sonido y maldiciendo también al personaje que calza guantes negros en la película y le introdujo en ese mundo, ese asesino de la REALIDAD que deviene en la que quizás sea la idea más GENIAL en una película repleta de ideas geniales. Porque si, pese al tono mayormente moderado, la película adquiere un tono épico, cuando días después empiezas a ordenar el puzle en tu cabeza.
Toby Jones en Berberian Sound Studio una magnifica película de Peter Stickland
Salvo el guiño obvio a “Suspiria” (Dario Argento, 1977), la película no juega con referentes y ni el paródico Francesco es Fabrizio D’Angelis ni el inquietante Santini es Dario Argento (la construcción casi musical que se usa para este personaje es magnífica). Hablando de la música, como ya ocurría en su primera película la bandas sonora es espectacular y tanto la música como los efectos sonoros se mezclan de una manera en que ya no sabes que es música y que sonido. No debe ser ajeno a este fenómeno que Strickland interprete y componga algunos de los temas. En el apartado actoral, Jones destaca por encima de todos, el resto del reparto es esplendido y eso que luchan con unas interpretaciones que tienen que ser buenas y malas al mismo tiempo. La fotografía también es genial, un uso extraordinario de las posibilidades de la cámara Alexa, combinando de manera onírica el look digital con el fotoquímico; y aquí es donde el director se delata deudor no solo del cine de terror italiano sino del cine italiano en general, ya que los colores saturados nos remontan a través del tiempo a la cinematografía que más ha hecho de la narrativa visual su raison d’etre. Por último, el montaje está a la altura de todo lo demás, y como ya he dicho antes tiene una cadencia puramente musical. En dos palabras: OBRA MAESTRA.
Alex Turol
Ps.: Se recomienda no ver el tráiler hasta después de ver la película

FICHA TÉCNICA
BERBERIAN SOUND STUDIO (2012/ UK / 92′ / Color)
Director: Peter Strickland
Productor: Mary Burke, Keith Griffiths, Katherine Butler, Hans Geissendoerfer, Robin Gutch, Hugo Heppell
Guión: Peter Strickland
Fotografía: Nicholas D. Knowland
Dirección Artística: Sarah Finlay
Diseño de Producción: Jennifer Kernke
Maquillaje: Karen Teitge, Victoria Wallen
FX: Andy Lowe
Efectos Visuales: Simone Coco, Peter Collins, Cheryl Goodbody, Timothy P. Jones, Jet Omoshebi, John Palmer, Rob Pizzez, Gordon Pratt, Tim Sidell
País: UK
FICHA ARTÍSTICA
Toby Jones, Tonia Sotiropoulou, Susanna Cappellaro, Cosimo Fusco, Layla Amir, Eugenia Caruso, Hilda Péter, Chiara D’Anna, Katalin Ladik, Lara Parmiani, Kata Bartsch, Guido Adorni, Suzy Kendall, Antonio Mancino, Fatma Mohamed, Salvatore LI Causi, Claudia Duffy, Jonathan Bohman, Stephanie Kirby, Jean-Michael van Schouwburg, Salvatore Greco, Sarah Redpath, Diana Rogerson, Pal Toth, Patsy Pretson, Claire Crosby, Zsuzsanna Buksi, Luba Sefsikova, Elisa Librelotto, Tracy Bolgar, Rachel McGrother, Natalia Mattielighova, Justin Turner, Jozef Cseres, Ted Tomlin, Miklos Kemecsi, Adam Bohman.


Anterior>
« Prev Post
Siguiente Artículo
Next Post »