Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

06 julio 2013

Jesus Marti

The Pact (2012)


The Pack 2012
The pact (Nicholas McArthy, 2012) es la enésima incursión en el sub género de fantasmas y apariciones que tanto abundan estos días. Un tipo de películas que gozan de gran popularidad al abarcar en su concepto a un amplio espectro del público debido a la ausencia de elementos gore (en muchos casos) y tratar un tema (la vida después de la muerte) que por lo general interesa a gran parte de la audiencia a la que van destinadas.

En esta ocasión, aun conteniendo alguna idea aislada interesante, el resultado final se salda con una nueva caída en los lugares comunes transitados mil veces durante las últimas décadas, cayendo en muchos momentos en el cuasi plagio, en este caso de la brillante novela escrita por el difunto Richard MathesonA stir of echoes, 1958; adaptada con notables resultados por David Koepp en 1999 en "El último escalón" (Stir of echoes). A pesar de que el planteamiento parece sugerir algo diferente, cuando la historia se desarrolla acaba recordando demasiado al original de Matheson.  
The Pact 2012
La principal virtud de la película aparece de vez en cuando a lo largo del metraje. Se trata básicamente de los momentos que rodean al asesino y su manera de moverse por la casa donde transcurre gran parte de la acción (tampoco del todo original ya que fue usada por Pupi Avati en la muy reivindicable Il nascondiglio, 2007). McArthy, a través de una, a ratos, estilizada y pausada dirección y un efectivo uso del espacio, nos sitúa en una casa donde la inseguridad es constante y la intimidad violada. Por desgracia es prácticamente lo único de interés que podemos encontrar en el largometraje. Una vez la historia arranca, el director parece creer que los absurdos giros de guión serán mas que suficientes para mantener el interés del espectador y estos se convertirán en una constante hasta el final, abandonado la senda que había emprendido al inicio.
The Pact 2012
En este guión, tramposo y gratuito, reside el gran problema de la película. A partir de cierto momento las preguntas empiezan a acumularse y las respuestas se dan con demasiada rapidez y sin ningún tipo de lógica. La subtrama del pasado del psicópata carece de sentido; ya que, resumiendo rápidamente la historia, la madre de la protagonista no duda en ningún momento en arriesgar la vida de su familia debido a cierto compromiso familiar. El episodio de la médium está resuelto de manera tópica y absurda, y no es eso lo peor, ya que tras su primer contacto con el fantasma este personaje desaparece durante un buen rato por el simple hecho de intentar estirar el suspense un poco mas, siendo su regreso anticlimático y perjudicial para la historia. Solo desplazando su escena unos minutos antes en el montaje se hubiese salvado este escollo.

Por último y quizás lo más incoherente, el fantasma utiliza sus poderes para torturar a la protagonista con el fin de que esta le ayude en su particular venganza. ¿Por qué no los usa directamente contra su asesino?

Todas estas decisiones no son seguramente aleatorias y se han tomado para impactar al espectador lo mas posible durante el metraje; pero sin guardarle ningún tipo de respeto y ni siquiera tratando de adornar estas trampas e incongruencias de una manera elegante.

El apartado interpretativo no destaca especialmente, solo la agradecida presencia de Casper Van Dien tratando de de levantar como puede su simpático y amable, a la vez que inepto, policía, destaca en este aspecto; en el fondo no es más que otro personaje de relleno para alargar una historia que no debió haber trascendido su condición de corto para el que fue concebida (The pact, Nicholas McArthy, 2011).

Alex Turol

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »