Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

24 agosto 2013

Jesus Marti

Aftershock (2012), las catástrofes 'naturales' según Eli Roth

Una película de Nicolás López
Aftershock (Nicolás López, 2012) es una película que se ha vendido de manera errónea y cuya publicidad y nombres que la avalan puede jugar en contra de su visionado. Si se superan estos escollos, nos encontramos con un divertimento digno que sin ser nada del otro mundo consigue entretener gracias a algunos aciertos de guión.
La película nace de la fructífera relación entre los directores Nicolás López y Eli Roth (productor de esta y guionista junto a López), habiendo colaborado el estadounidense con el chileno en su siguiente película y viceversa. Parece ser que Roth ha encontrado en López un sustituto de correrías tras sus pasadas colaboraciones con Quentin Tarantino. Y aquí se encuentra uno de los problemas de la película, al estar Roth en la gestación del proyecto se han querido insertar diversas subtramas pertenecientes al género de terror para que Aftershock no defraude a los seguidores del director de Hostel (Eli Roth, 2005). El problema de estas subtramas es que si bien en un principio son interesantes, el hecho de que nunca se acaben de desarrollar lastra la narración en muchos momentos. Ya que Afertshock, como su título indica no deja de ser una versión gore de la clásica historia de catástrofes que tan de moda estuvo en los 70, siempre bajo el auspicio de Irwin Allen; esta película, en concreto, no deja de ser una reinterpretación en clave gore de "Terremoto" (Earthquake, Mark Robson, 1974). Y quizás a esto se deberían haber ceñido o si no haber desarrollado en profundidad las diversas tramas de terror. Tenemos desde las típicas profecías apocalípticas, hasta un violento grupo de criminales, pasando por un psicópata o una inquietante historia de asesinos de niños. Demasiadas cosas, que quizás un director con más talento que López hubiese sabido integrar y explotar pero que aquí quedan muy difuminadas y poco desarrolladas. La dirección del chileno es de lo peor de la película, su estilo feísta y su poca elegancia y concreción hacen que el Roth director parezca Tarantino en comparación. Así mismo, las interpretaciones no ayudan demasiado, ningún actor destaca especialmente, salvo Roth, quien está particularmente mal debido a su torpeza a la hora de transmitir las emociones de su personaje, hay que resaltar que alguien que sin duda sabe lo que es una buena interpretación y sepa que registros requiere cada escena, sea incapaz de ponerlos en escena, demostrando que no cualquiera puede ser actor. En cambio, si bien el guión es muy disperso y poco desarrollado, contiene ideas bastante buenas, en especial en una parte de la estructura y el desarrollo de los personajes. Aplicando una fórmula que ya uso previamente en Hostel, ampliada y pulida en Aftershock ; los guionistas nos presentan una serie de personajes tópicos y no especialmente simpáticos aunque sí bastante reales. La chica seria, la calentorra, la inalcanzable, el chico enamoradizo, el torpe pero buenazo y el ligón chulo. Durante la primera parte de la película no sentimos ningún apego por ellos, pero tras el terremoto y conforme las desgracias y muertes se suceden, de manera ingeniosa, sufriremos por estos personajes. Está claro que no será gracias a la sutileza, ya que las desgracias serán duras y apelan a sentimientos humanos básicos pero no por ello dejan de ser efectivas. También deudora de Hostel es otra idea de guión bien utilizada que no revelaré ya que forma parte del argumento. Por último, el giro final, previsible y visto muchas veces, es de agradecer ya que es coherente con el resto de la película y puede arrancar una sonrisa en los espectadores más cínicos. El tono políticamente incorrecto de la película, con bastante mala leche, juega a favor de la historia y hace que destaque en el cine comercial actual, convirtiendo la película en la versión gamberra de Lo imposible (J. A. Bayona, 2012). En cuanto al gore, es generoso pero no llega al nivel de otras producciones de Roth, existiendo el rumor de que fueron cortadas algunas escenas debido a su escabrosidad.
Así pues nos encontramos ante una película del todo irregular, con meritos cinematográficos aislados, pero que consigue entretener y no aburrir, siendo estas las intenciones de sus creadores, pueden darse por contentos.
Alex Turol

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »