Últimos Artículos

16 junio 2018

Jesus Marti

LOS MUERTOS ANDAN / THE WALKING DEAD (1936)

Los Muertos Andan película dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por Boris Karloff
FICHA TÉCNICA
Título: LOS MUERTOS ANDAN (1936 / USA / 63′ / Blanco y Negro)
Director: Michael Curtiz
Productor: Louis F. Edelman
Guión: Ewart Adamson / Joseph Fields
Música: Bernhard Kaun
Fotografía: Hal Mohr
Edición: Thomas Pratt
Dirección Artística: Hugh Reticker
Maquillaje: Perc Westmore

FICHA ARTÍSTICA
Boris Karloff, Edmund Gwenn, Ricardo Cortez, Warren Hull, Joe King, Marguerite Churchill, Barton MacLane, Eddie Acuff , Miki Morita, George Beranger, Adrian Rosley, Wade Boteler.

'The Walking Dead' una pequeña joya a descubrir que mezcla con efectividad el cine de terror con trazos de cine negro.


Hoy nos remontamos al año 1936 con la película Los Muertos Andan / The Walking Dead. Dirigida por Michael Curtiz, recién salido de la producción El Capitán Blood / Captain Blood (1935) y que ya había deleitado a los incondicionales del género fantástico con Doctor X (1932) y Los Crímenes del Museo (1933), se embarca junto a Boris Karloff, en una curiosa mezcla de “cine negro” y de terror. 

The Walking Dead nos cuenta la historia de John Ellman (Boris Karloff), un hombre que se ve envuelto en una trama conspiratoria y se convierte en el chivo expiatorio ideal para unos mafiosos que pretenden librarse de una condena por asesinato. Ellman es atrapado, juzgado y ejecutado en la silla eléctrica. El Dr. Evan Beaumont (Edmun Gwen), que es consciente de que Ellman es inocente y ha intentado liberarlo hasta el último momento, se hace con el cuerpo del difunto y logra devolverlo a la vida con un extraño experimento. A partir de ese momento, Ellman, en un estado semi catatónico, comienza a recordar los sucesos que le han llevado hasta tan triste situación, el ansia de venganza no tardará en hacer acto de presencia.
Los Muertos Andan película dirigida por Michael Curtiz y protagonizada por Boris Karloff
El film se divide claramente en dos partes, por un lado la parte policíaca que es la más previsible y, digamos, más formal; por otro la de terror o fantástica siendo esta parte mucho más interesante, Curtiz se esmera y busca en cada plano la complicidad de Karloff, jugando con la iluminación y los primeros planos, consigue crear grandes secuencias de una atmósfera realmente inquietante. Hay que resaltar el trabajo de Karloff, en pleno cenit interpretativo, su sola presencia es majestuosa logrando impregnar a su inquietante personaje de una calidez y sensibilidad comparables a su recreación del monstruo de Frankenstein. Karloff maneja con maestría los contrastes entre la amabilidad del personaje inicial y el ansia de venganza del ser revivido (impresionante la imagen del muerto viviente tocando el piano), consiguiendo una poderosa empatía con el espectador.
También es justo hacer hincapié en el buen trabajo de los actores secundarios, todos ellos excelentes, una manera y práctica interpretativa que en el cine habitual no es nada corriente y yo por lo menos, la noto a faltar.
No es menos cierto que la película es muy irregular, sus cortos 63 minutos de duración, su escaso presupuesto y la resolución fallida de ciertas escenas y personajes lastran lo que podía haber sido una película redonda, pero esta aseveración no quita en ningún momento que el film no pueda ser degustado con sumo placer, disfrutando de la manera en que en esa época se entendía y fabricaba el cine.
Boris Karloff foto promocional de Los Muertos Andan
Los Muertos Andan bebe de muchas fuentes, pero quizás la influencia más notoria es el Frankenstein de James Whale, no en vano el Dr. Evan cuando revive en su laboratorio a Ellman grita con contundencia en el momento de la resurrección ¡Está vivo!!!, la misma frase que Colin Clive hiciera famosa en Frankenstein.
Como momento a destacar se puede transcribir la frase pronunciada por Karloff al final del film: “…Deje a los muertos con su creador, Dios nuestro señor es un Dios celoso….”
En resumen, una pequeña joya a descubrir que mezcla con efectividad el cine de terror con trazos de cine negro, elementos que la convierten en una película clásica y disfrutable para cualquier momento. 
Un saludo amigos/as de El Terror Tiene Forma

Anterior>
« Prev Post
Siguiente Artículo
Next Post »