Más Artículos

THINNER, LAS MALDICIONES GITANAS SEGÚN SETEPHEN KING



Publicada en el año 1984, Thinner es una novela sobre maldiciones gitanas.
Thinner es una obra escrita por Stephen King, bajo el pseudónimo de Richard Bachman, en el año 1984; a pesar de que es considerada por muchos como un trabajo meramente alimenticio, para mí, la historia tiene suficientes puntos de interés para dedicarle unas líneas en estas páginas. Stephen King, debido a su incontinencia literaria y aconsejado por sus editores que consideraban que el público y el mercado estaba completamente saturado de sus obras, decidió inventarse un pseudónimo que le sirviera para desahogar sus ansias creativas, de esta manera entre 1977 y 1984 (principalmente, ya que en el año 1996 y 2007 volvió reincidir con un par de libros), se sucedieron sin interrupción varios títulos que enumeraré por orden cronológico: Rage (Rabia, 1977), The Long Walk (La larga marcha, 1979), Roadwork (Carretera Maldita, 1981), The Running Man (El Fugitivo, 1982) y Thinner (Maleficio, 1984); todas ellas tienen, por un motivo u otro, puntos de interés para el lector pero se podría señalar como una constante en que básicamente son pequeñas ideas superficiales, con un desarrollo más ligero (todos sabemos cómo le gusta alargar sus creaciones al bueno de King) y que destilan un poso más cruel y depresivo (más que depresivo podría decirse que desesperanzado) que les dan un punto diferenciador respecto al trabajo, digamos, oficial de este escritor.
Thinner 1996
Thinner 1996

Pero vamos con Thinner que a la postre es la protagonista del artículo de hoy; el argumento es sencillo: Bill Halleck, abogado de cierto éxito que ejerce en una pequeña ciudad se ve envuelto en un accidente de tráfico que provoca la muerte de la hija de Taduz Lempke, un patriarca gitano, que cuando constata que el juicio ha sido amañado por las fuerzas vivas de la ciudad y Bill sale libre y sin cargos del mismo, decide vengarse por medio de un maleficio o "mal de ojo" sobre las tres personas implicadas en los acontecimientos: el juez, el policía que investigó el accidente y el conductor. A partir de ese momento Bill, hombre de grandes proporciones y devorador compulsivo de toda clase de comida, comienza a adelgazar de manera constante y pronto entiende que si quiere sobrevivir tendrá que enfrentarse a Taduz.

Thinner 1996
Como podéis ver el argumento parte de una idea sencilla donde la venganza es el eje de la narración, a partir de ahí se entrecruzan diferentes ideas que el autor quería destacar ( tampoco muy novedosas) pero que sí ofrecen una buena consistencia literaria al invento; de esta manera se señala el racismo, se descubren las pequeñas miserias del entorno de una ciudad básicamente pequeña en la cual todos se conocen (avaricia, celos, engaños, infidelidades...), se pone énfasis en la corrupción y protección hacia unos de sus miembros y se tiñe todo de una atmósfera sobrenatural y ancestral centrada en la caravana de gitanos, su viejo líder, sus maneras de vivir y sus particulares rituales mágicos. Todos estos elementos nos ofrecen una buena novela de terror que no resalta por nada pero que tampoco decepciona en su acabado, regalando además dos ideas bastante acertadas: el hombre blanco no luchará con magia sino con violencia física, encarnada en un viejo cliente del abogado que es por supuesto un mafioso de la vieja escuela; por otro lado también resalta la crueldad del desenlace donde la solución al maleficio se convierte en el final del camino para todos los implicados.        

Thinner 1996
Como casi todas las obras publicadas de este autor, Thinner, tuvo su adaptación cinematográfica; producida por la Paramount en el año 1996 con un presupuesto de 14 millones de dólares, dirigida por Tom Holland (Noche de miedo, 1985 / Muñeco Diabólico, 1988), con nombres propios en los FX y el maquillaje como Roland Blancaflor, Ken Estes, Miles Teves o Greg Cannom e interpretada por Robert Joe Burke, Joe Mantegna, Michael Constantine, Lucinda Jenney, John Horton y un cameo despistado del propio Stephen King, la película no se separa en demasía de la obra original y funciona bastante bien si no se le buscan los tres pies al gato; sorprende que Holland pretenda incluir algún punto humorístico (sin conseguirlo), que abuse de primeros planos y de que no consiga encontrar el ritmo adecuado, pero aún así, gracias a unos momentos acertados dispersos durante el metraje, un buen trabajo de FX / maquillaje, una indudable solidez visual y al hecho de que se respete (más o menos) el final original, el film consigue su propósito: entretener y puede considerarse una pequeña muestra de cine B de género.

Buenos amigos/as de El Terror Tiene Forma, cuidado con las dietas inducidas por maleficios y sed buenos, que paséis un buen domingo. Saludos!

2 comentarios:

luis baltazar Almeida dijo...

MAGNIFICO.MAGNIFICO.LAS CRITICAS ACLARAN LO QUE VIMOS LA PELICULA.

Jesus Marti dijo...

Gracias por la visita y el comentario. Saludos!!

EL TERROR TIENE FORMA Designed by Templateism.com Copyright © 2014

TEXTOS POR J.MARTÍ. Imágenes del tema: hdoddema. Con la tecnología de Blogger.