Últimos Artículos

Tu Web del Cine de Terror

Tu Web del Cine de Terror

22 noviembre 2017

Jesus Marti

Elissa en Llamas / La Dama de Negro

Elissa en Llamas un cuento corto de terror escrito por La Dama de Negro.
Buen día amigos/as de El Terror Tiene Forma, el post de hoy está protagonizado por un cuento corto de terror escrito por La Dama de Negro en la que es su segunda colaboración con esta web; es obvio comentar que estamos encantados de apoyar este tipo de iniciativas y nos gustaría recibir muchas más, así que ya sabéis aquí estamos para lo que necesitéis. Os dejo con un gran relato titulado ‘Elissa en Llamas’, espero que lo disfrutéis como nosotros.
Saludos!!
 
Elissa en Llamas
Una tarde de abril, Elissa una estudiante de la facultad de letras de Caracas, baño su cuerpo con gasolina y se prendió fuego, lo hizo frente a su casa, frente a los vecinos y su madre, ellos no pudieron hacer nada, se quemó y solo las cenizas de la joven quedaron a la vista, su madre la observo morir envuelta en llamas, el escenario fue espantoso, los bomberos, la policía y los vecinos estaban impactados y la madre en shock, nadie sabía que había llevado a una joven estudiante y aparentemente normal a un suicidio tan espantoso.

Cuando Elissa tuvo 6 años de edad una toalla de cocina que su madre dejó cerca de la estufa se quemó y las llamas se hicieron notar, la mujer hablaba por teléfono y dejo a la niña jugando en la cocina, la toalla se quemó y aunque en ese entonces no paso a mayores, Elissa quedo impresionada con tal evento, por lo que se generó un miedo crónico al fuego, ya con 22 años no cocinaba porque tenía miedo de encender la cocina, su madre siempre quiso ayudarle a vencer tal temor y nunca pasaría por su mente que elissa moriría de esa manera y mucho menos por su propia causa. Pero la historia de esta chica va más allá, la razón del porque lo hizo fue lo más impactante que el terrible caso de suicidio de Elissa Hill.


Todo comenzó cuando esta joven pirofobica y su madre se mudaron a una nueva casa mucho más cercana a la universidad, era una casa sencilla y cómoda, tenía 2 habitaciones y una de ellas era en el piso de arriba, elissa rogo a su madre que la dejara quedarse en esa alcoba. Ella no era extrovertida, no tenía muchos amigos y era una joven un tanto inusual, porque ni siquiera le gustaba ir de fiestas, se entretenía yendo al cine y leyendo, llevaba una vida bastante común y corriente, la primera noche de estancia en la casa, elissa estuvo despierta hasta la madrugada, arreglando sus cosas y mientras ella arreglaba su ropa en el closet, se dio cuenta de que había una especie de puerta dibujada en la pared, pero no era un dibujo mal hecho, todo lo contario parecía ser una puerta dibujada por un profesional, la puerta era marrón simulaba madera vieja y tenía una inscripción que decía “sacrificium” palabra que inmediatamente busco y significaba sacrificio en latín, esto la asusto un poco e hizo que se preguntara quien habría vivido allí antes y porque habría dibujado algo así, sin embargo no le dio mucha importancia y termino por acostarse.
Al día siguiente después de su rutina diaria, elissa volvió a abrir su closet para detallar la puerta, esta vez se dio cuenta que en uno de los rincones del closet había una pequeña caja de madera antiquísima la cual decía “clavis” en latín significa llave, Elissa abrió la caja y no había nada más que un papel viejísimo con una llave dibujada, así que pensó que solo era algo olvidado por el antiguo dueño de la casa, por lo que se acostó a leer, mientras lo hacía de pronto escucho como si una puerta muy vieja se estuviese abriendo, el ruido venia del closet, elissa tuvo miedo pero también curiosidad y decidió abrir la puerta del closet, temerosa la fue abriendo y para su enorme y aterradora sorpresa, la puerta dibujada no estaba ,en su lugar había una especie de pasadizo oscuro y bastante tenebroso, elissa quiso gritar, quiso llamar a su madre pero el miedo la congelo sin embargo había algo que la incitaba a entrar, quería saber que había detrás de eso, así que poco a poco fue acercándose y finalmente pudo asomar su rostro a ese vacío extraño y tenebroso en su closet , entro y sintió mucho calor, sintió miedo e incertidumbre , el espacio era oscuro y silencioso no veía bien , de pronto sintió la presencia de alguien pero no podía verlo, estaba dando vueltas por el lugar, sin rumbo alguno, era como otra dimensión , era un lugar que daba miedo y a la vez atraía, quiso calmarse y volver a entrar a su habitación que ya veía como un pequeño umbral al final de ese espacio enorme y oscuro, sintió un susurro en su oído y luego de forma más nítida escucho una voz muy grave y tenebrosa, decía Immolantis repetida y pausadamente como queriendo que ella recordara esa frase, elissa entro en pánico, pudo gritar ayuda y corrió hacia la mínima luz que veía, suponiendo que era la entrada a su habitación, ella corría y corría y la distancia hacia la luz se hacía más lejana, gritaba desgarrando su garganta, de pronto sintió como tomaron su mano y ataron algo a ella, como pudo siguió corriendo y luego sintió un olor , como si algo se quemara, ella se asustó más porque pensó que algo peor vendría, elissa perdió el conocimiento y cuando despertó estaba en su cama, al percatarse que estaba allí se levantó violentamente, reviso su muñeca porque ella había sentido que le ataron algo, no tenía nada, estaba temblando y no podía emitir ni una palabra, pensó, fue una pesadilla, se armó de valor y abrió el closet, la puerta dibujada estaba allí como al principio, no había ningún pasadizo ya, ella pensó nuevamente, si fue una horrible y muy real pesadilla y sintió cierta tranquilidad de que haya sido así, de pronto su madre irrumpió en su habitación y le dijo: “Hija ven a desayunar, anoche ni siquiera cenaste, te toque la puerta y estaba cerrada y hoy me sorprendió que estaba abierta y aun dormías, me imagino que te levantaste de madrugada a comer y la dejaste abierta, por cierto la hoja enrollada que tenías atada a la muñeca la guarde en tu carpeta de trabajos, supongo que es una tarea de la universidad, muy raro que te la ates a la mano por cierto, la intente leer pero era otro idioma, te espero abajo.” Y salió. Elissa corrió rápidamente hacia la carpeta que su madre le había dicho y en efecto allí se encontraba una hoja amarillenta, con un escrito nuevamente en latín, busco la traducción y decía:


“La llave hacia este mundo no es para cualquiera, tú no has debido entrar y por tu importuna conducta has de pagar, el infierno en este lugar Vivirás por tu insolencia, sólo puedes deshacerte de tu castigo con un sacrificio, inmolación hoy, de lo contrario será tu eternidad una desgracia”. 

Mientras sostenía este papel sus manos temblaban, ella sintió terror porque se dio cuenta que no fue una pesadilla lo que vivió, la única manera de no vivir en ese infierno era sacrificándose pensó, pero igual tendría que morir, ella decidió ignorar esa sentencia y contarle a su madre para salir de esa casa cuanto antes, se levantó decidida a hablar con su mamá pero la puerta de su habitación estaba cerrada, comenzó a golpear la puerta y a gritar ayuda pero parecía que su madre no escuchaba, ella cayó al suelo llorando y asustada, de pronto la puerta del closet se abrió lentamente y ella como pudo se levantó asomándose cuidadosamente para ver lo que allí le esperaba, de nuevo esa otra dimensión está abierta para ella y como un imán gigante la atrajo de nuevo hacia adentro, allí sintió más calor aun, sintió desesperación ante tal oscuridad, sintió más susurros y al fin logro ver algo que la impacto aún más, sacrificios humanos, niños, hombres y mujeres muertos ante una entidad desconocida, era una especie de demonio y a la vez un dios en ese lugar, no podía ver con claridad pues la oscuridad se hacía presente en todo ese espacio, escucho gritos de desesperación, escucho como otros seres clamaban piedad, observo criaturas horribles devorando la piel de los sacrificados, luego sintió de nuevo que le hablaban al oído Immolantis Immolantis Immolantis, eso significaba inmolación , corrió de nuevo en busca de una salida y la encontró, allí al final de esa penumbra donde el calor se hacía presente como nunca, Elissa vio su habitación, sentía desesperación y sintió que aun fuera de ese lugar no parecía haber salida, escucho una voz nuevamente que le gritaba Immolantis, luego, de ese lugar salió un ser maligno vestido de negro ,con el rostro cubierto y garras en lugar de manos, le entrego una hoja se acercó y le dijo al oído claramente: Immolantis, ella leyó la hoja la tradujo nuevamente y decía: Tu peor miedo no ha de ser ni la mitad que aquí vivirás, te debes inmolar y solo así no vivirás una eternidad de dolor, pena, miedo y desolación. Elissa sentía como su vida se iba de sus manos, dijo a la criatura: lo haré pero déjenme en paz; como hipnotizada y sin decir palabra pudo salir de su habitación, busco fósforos y en el garaje gasolina, los vecinos la observaron caminando sin mirar nada a su alrededor, como deambulando, llevaba la gasolina en un recipiente y sin mucho pensar se colocó en medio de la calle se bañó con la gasolina y prendió el fosforo rápidamente, las personas que allí estaban, intentaron buscar algo para apagar las llamas pero nada pudieron evitar, los gritos desgarradores de dolor y sufrimiento de esa joven llenaron de asombro y horror a sus vecinos y a su madre que al fin pudo escuchar los gritos de su hija.


Nadie supo porque Elissa se quemó, nadie sabe la tortura que padeció, la policía investigando posibles motivos reviso sus cosas y su habitación, no encontraron nada, ni siquiera la puerta dibujada, solo un papel que decía Immolantis, se sabe que la inmolación es un sacrificio de una víctima como ofrenda a una divinidad o a una causa pero se cuestionaron a quien o a que seguía con tal demencia elissa como para prenderse en llamas, nadie supo más y nadie supo porque.


Elissa Hill murió incinerada por ella misma a los 22 años y del dueño anterior de esa casa no se sabía nada, estaba desaparecido, solo se sabe que la última vez que fue visto por su esposa fue en la habitación que también ocupaba Elissa, tal vez el no quiso sacrificarse y su condena fue vagar en esa dimensión desconocida o en ese infierno eterno en el que esa joven no quiso estar, ella prefirió vivir en carne propia el horror de su fobia antes que volver a ese lugar, ella decidió aceptar el sacrificio que ese ser le pidió realizar.
 
 Fin.
La dama de negro.

Subscribe to this Blog via Email :
Siguiente>
« Prev Post
Previous
Next Post »

GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!!